Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Lunes 28 de marzo de 2011

¡LA INFLACIÓN SE COME LOS SALARIOS……mientras CIENTOS de trabajadores y trabajadoras son criminalizados por luchar, y DECENAS de dirigentes obreros son asesinados por sicariato patronal!

¡AUMENTO GENERAL DE SALARIOS IGUAL AL COSTO DE LA CANASTA FAMILIAR! ¡BASTA DE REPRESIÓN A LOS QUE LUCHAN!

LTS


En los últimos años la inflación viene siendo una de las calamidades que más golpea a las familias trabajadoras. Los alimentos, medicinas y demás bienes de primera necesidad aumentan a grandes pasos, mientras nuestros salarios e ingresos se encuentran estancados o aumentan muy poco. Los empresarios privados aumentan y especulan con los precios de los bienes de primera necesidad, mientras el gobierno viene autorizando los aumentos de los alimentos y ha eliminado el control de precios en varios productos. En los últimos cuatro años, según cifras oficiales, la inflación ha aumentado en promedio 27% cada año –acumulando 108,7% entre 2007 y 2010–, reduciendo brutalmente el poder adquisitivo del salario… mientras los empresarios, banqueros y transnacionales imperialistas engordan sus ganancias y sus cuentas.

Esta situación está en el fondo de la gran cantidad de luchas reivindicativas que vienen desarrollándose en el país por mejoras salariales, discusión o cumplimiento de los contratos colectivos, pago de deudas, y pase a planta de los/as contratados/as, en diversos sectores del sector público y estatal de la economía, así como en las empresas privadas.

La crisis la estamos pagando los trabajadores y el pueblo pobre

Pero mientras esta es la realidad de las familias trabajadores y pobres, los explotadores y ricos, tanto del país como transnacionales, siguen llevándose la mejor parte de la torta.

Con el argumento de la crisis económica, el gobierno ha venido sosteniendo una política de contención salarial, haciendo las mil y una maniobras, tanto legales, como políticas y represivas, para que los salarios sigan en el nivel que están o aumenten muy poco. No hay plata para los salarios de los trabajadores, pero sí para destinar millones de dólares para la banca imperialista por pago de la deuda externa, sí hay para subsidiar a empresarios nacionales, trasnacionales del petróleo y el gas mediante la exoneración de impuestos (para “estimularlos a producir”), sí hay para créditos baratos a empresarios “nacionalistas” y amigos del gobierno, sí hay para pagar a los parásitos de la banca privada nacional, sí hay para pagar generosas indemnizaciones al capital transnacional por la compra de empresas (estatizaciones).

Por su parte los capitalistas privados, acostumbrados a mantener sus niveles de ganancia a costa de bajos salarios, vieron en esta política de contención salarial del gobierno la legitimación para continuar con las condiciones de súper explotación que imperan en la mayor parte del sector privado.

La respuesta a las luchas: criminalización, represión y asesinato de dirigentes obreros

Las luchas no se han hecho esperar, y tampoco la dura respuesta del poder político y económico: persecución a los trabajadores y trabajadoras que luchan, acoso laboral y despidos, enjuiciamientos, y hasta la cárcel y el asesinato de dirigentes obreros.

Actualmente hay más de 200 trabajadores y trabajadoras con algún tipo de proceso judicial por luchar: juicios pendientes, prohibiciones de participar en manifestaciones, restricciones a la libertad de movimiento, prohibición de acercarse a las empresas, o directamente encarcelamiento, como fue el caso emblemático de Rubén González, de Ferroninera del Orinoco. Así mismo, ya van decenas de dirigentes sindicales asesinados por sicarios pagados por los empresarios. ¡El capital, para mantener sus condiciones de explotación y ganancias, ya no sólo se sirve de su poder de coacción económica, de las instituciones legales y represivas del Estado burgués (inspectorías, tribunales, policías, etc.), sino que paga directamente para que asesinen a los dirigentes obreros que luchan! Sin dejar de mencionar que la cuenta de compañeros asesinados no solo incluye los del sicariato patronal sino también los de la propia represión estatal, como fue el caso de los compañeros asesinados en enero de 2009 en la Mitsubishi por la policía a cargo de Tarek William.

Esta realidad no forma parte del show político en la Asamblea Nacional

Pero esta dura realidad que nos toca vivir a los trabajadores, y estas verdades sobre cómo los capitalistas privados y el Estado usan métodos represivos para acallar las luchas, no forman parte del show mediático que montan el gobierno y la oposición en la Asamblea Nacional. Cada uno tiene su vista puesta en las elecciones presidenciales del 2012, y en función de eso arman sus discursos demagógicos, cada cual restregándole al otro en la cara verdades a media, pero ocultando las miserias propias.

Discuten si la inflación del puntofijismo era más o menos alta que la del chavismo, ¡pero no discuten por qué los capitalistas y burócratas del Estado tienen que quedarse con las riquezas producidas por la clase trabajadora y luego someterla a los distintos niveles de inflación! Discuten si en el puntofijismo o en el chavismo se endeudó más el país, ¡pero no discuten por qué carajo el país tiene que destinar millones de dólares a pagar la “deuda” a la banca imperialista o nacional, enriqueciendo a estos parásitos, mientras los trabajadores y el pueblo pobre padecen bajos salarios y necesidades!

Ninguno dice que entre el capital privado y el Estado se da esta “perfecta alianza” contra las luchas obreras más decididas. Entre los criminalizados hay trabajadores y trabajadoras tanto de empresas privadas como del Estado. Más aún, el capital privado está representado tanto en la MUD como en el propio PSUV. En los casos de asesinatos, hay total impunidad, sin un solo empresario detenido ni enjuiciado. ¡Ninguno de los oradores estrella del chavismo o de la MUD dice que los empresarios privados vienen utilizando métodos de guerra de baja intensidad contra dirigentes sindicales y que el propio gobierno les viene garantizando total impunidad al respecto! ¡Ninguno denuncia que hay una verdadera alianza entre el capital privado, el Estado y el gobierno para “mantener a raya” las luchas de los explotados y “escarmentar” a quienes no se calen las condiciones miserables de trabajo y salariales que nos quieren imponer.

Tampoco ninguno de los diputados de la MUD o el PSUV denuncia que el gobierno pactó con la oposición para liberar a políticos burgueses y funcionarios incursos en casos de corrupción, violación de derechos humanos o golpismo, mientras mantiene a centenares de trabajadores, campesinos e indígenas procesados por luchar, incluso al mismo tiempo que se condenaba al dirigente obrero Rubén González a 7 años y medio de cárcel por hacer huelga, y que solo salió por la creciente movilización y presión obrera.

Ni con el falso “gobierno revolucionario” y “obrerista” ni con la demagogia “democrática” de la MUD

Debe quedar claro que los trabajadores y trabajadoras no podemos llevar adelante nuestras luchas creyendo que nuestra situación de explotación y carencias se resolverá de la mano de los proyectos políticos del gobierno o de la MUD. La oposición burguesa representa los intereses directos de la mayoría de los capitalistas y terratenientes nacionales, así como del imperialismo yanqui, es decir, de la crema y nata de las clases explotadoras. El gobierno por su parte, habla hasta por los codos de “revolución” y de “socialismo”, pero no representa más que otra manera –con rasgos nacionalistas– de sobrellevar la explotación de los trabajadores y la subordinación del país a los capitales imperialistas, con su respectiva cuota de empresarios, ganaderos y terratenientes “nacionalistas” y chavistas, así como también cuenta con capitales imperialistas “amigos”. Por eso en nuestro país el capitalismo está vivito y coleando, el Estado y el gobierno siguen siendo los instrumentos de la explotación, no solo porque garantizan la propiedad privada sobre los bancos, empresas, tierras y riquezas que producimos los trabajadores, sino además porque actúan directamente para someter a los trabajadores que luchan: inspectorías del trabajo, tribunales, policías, Guardia Nacional Bolivariana, CICPC, SEBIN (ex Disip), etc., forman parte del aparato represivo que se lanza sobre los trabajadores.

Con nuestros propios métodos, con democracia obrera, contra las divisiones que imponen las burocracias sindicales

Los trabajadores y trabajadoras debemos desarrollar nuestras luchas sin subordinarnos a ninguno de estos bandos, que es precisamente lo que hacen las burocracias sindicales: cada cual quiere llevar las luchas de acuerdo a los intereses políticos del gobierno o de la oposición. Así fue en las recientes marchas en Guayana el 25 y 26 de marzo pasados. En la convocada por los sindicatos chavistas (FBT y UNT), llamando al apoyo del gobierno y su proyecto nacionalista burgués, poniendo a los trabajadores a marchar junto a personeros del gobierno como los diputados José Ramón Rivero (ex ministro del Trabajo), Aristóbulo Istúriz (primer vice-presidente de la AN), Cilia Flores (ex presidenta de la AN), Ángel Marcano, el ministro de Exteriores, Nicolás Maduro y el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, es decir, junto a los responsables de políticas económicas patronales y de la criminalización de la protesta obrera. En la llamada por FADESS, la burocracia sindical pone al frente de la movilización de los trabajadores a diputados del bloque opositor de la MUD como María Corina Machado, Miguel Ángel Rodríguez, Hiram Gaviria, Eduardo Gómez Sigala, Andrés Velásquez, Américo De Grazia, Leopoldo López, es decir, junto a quienes representan los más rancios intereses de los capitalistas privados, terratenientes y el imperialismo yanqui.

¿No queda claro que es una gran farsa cuando las burocracias nos hablan de que defienden la “autonomía sindical”? No puede haber tal “autonomía” de la mano de estas direcciones sindicales que responden a proyectos y partidos patronales, bien que estén en el gobierno o en la oposición. Por eso, no solo son responsables de la dispersión de las fuerzas de nuestra clase al convalidar la separación entre fijos y contratados, entre trabajadores de planta y tercerizados, entre empleados y desempleados, sino que también ahora ¡dividen los sindicatos, las marchas y hasta las asambleas de fábrica, entre chavistas y no chavistas!

La verdadera independencia nuestra como clase social trabajadora y explotada vendrá de la mano de luchar unidos con nuestros propios métodos, con total independencia política frente al Estado, el gobierno, los empresarios y los partidos políticos patronales como el PSUV y los de la MUD. Nuestro camino debe ser hacer ver la verdadera y principal polarización de esta sociedad: entre explotadores y explotados, entre patrones y trabajadores, entre los que enriquecen o se aprovechan del trabajo ajeno y los que solo vivimos de alquilar nuestra fuerza de trabajo. ¡Debemos hacer aparecer un tercer actor en la lucha política nacional, y ese debe ser la clase trabajadora luchando firmemente contra todas las injusticias de esta sociedad!

Ese camino solo vendrá de la mano de confiar solo en nuestras propias y métodos de lucha. Los trabajadores debemos liberarnos de las imposiciones de la burocracia mediante la democracia obrera: las asambleas para discutir todos y ponernos de acuerdo con los planes de luchas, los comités de conflicto, los delegados y delegadas de base combativos, los paros y huelgas, las movilizaciones, ¡esas son nuestras armas y nuestra manera de luchar por lo que nos pertenece! Contra la división burocrática de nuestras filas, la democracia obrera garantiza la unidad en la acción, permitiendo que se expresen la pluralidad de opiniones y tendencias que defiendan a la clase trabajadora, pero permitiendo también que por mayoría se decidan las acciones comunes de lucha para golpear juntos.

¡Coordinar desde las bases en lucha! ¡Encuentro Nacional para unificar las fuerzas!

Para no dejar en manos de estas direcciones burocráticas nuestro destino, debemos coordinar desde las bases en lucha. Los más interesados en el triunfo hasta el final de las luchas somos los propios trabajadores y trabajadoras, y son los activistas y luchadores de base quienes deben pasar a primera fila de la organización y dirección de las luchas. Para esto son imprescindibles las asambleas que permitan la libre discusión de las ideas y la votación por la base de las exigencias, de las medidas de lucha y de sus delegados o delegadas ante los patrones. No hay tiempo que perder, luchemos por concretar encuentros regionales y nacionales de trabajadores en lucha, con delegados y delegadas elegidos por la base y con mandato de las bases, como punto de partida para juntar nuestras fuerzas en planes de lucha y movilización unificados.

¡LIBERTAD PLENA PARA RUBÉN GONZÁLEZ!

¡ANULACIÓN DE TODOS LOS JUICIOS CONTRA TRABAJADORES POR LUCHAR!

¡JUICIO Y CASTIGO A LOS AUTORES MATERIALES, EMPRESARIOS Y POLÍTICOS RESPONSABLES DE LA MUERTE DE DIRIGENTES OBREROS!

¡ENCUENTRO NACIONAL PARA UNIFICAR LAS EXIGENCIAS Y LOS PLANES DE LUCHA!

¡escala móvil de salarios: aumentos al ritmo que aumente la inflación!

¡las huelgas, paros y movilizaciones son nuestro derecho!

¡abajo la división que imponen las burocracias! ¡unidad desde las bases en lucha!

LTS

Liga de Trabajadores por el Socialismo





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil