Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / Realidades Nacionales

Miércoles 16 de junio de 2010

REALIDADES DE LA ECONOMÍA

Bajo este gobierno, como en cualquier otro gobierno burgués, la economía está al servicio de los empresarios y los ricos

Equipo de Redacción


Contra toda la propaganda oficial que pretende vender que estamos en una revolución y “rumbo al socialismo”, la realidad nos muestra un país y una política económica capitalistas, como veremos con algunos datos oficiales que, por supuesto, no verá usted resaltados en ninguno de los medios oficiales (en “La política económica del gobierno es típicamente anticapitalista y antiobrera”, En Clave Obrera Nº 23 mostramos más datos y análisis al respecto).

La explotación del trabajo asalariado

Así se reparten las riquezas en el país (el Producto Interno Bruto –PIB– muestra el conjunto de los valores producidos en el país): lo que percibimos todos los trabajadores y trabajadoras por nuestro trabajo fue apenas 28% del total del PIB (“Remuneración de los asalariados”), mientras que casi el 60% se lo quedó la parte patronal y los propietarios privados como ganancias y rentas (“Excedente de explotación” y “Alquileres y otras rentas”). ¡Véase bien lo que esto significa: que millones de asalariados y asalariadas, aproximadamente el 60% de la Población Económicamente Activa (PEA), que producen la inmensa mayoría de las riquezas nacionales, reciben apenas un poquito más que una cuarta parte del PIB nacional! ¿Acaso no es esta la esencia del capitalismo, la explotación del trabajo asalariado? ¡Que Chávez, sus asesores, sus diputados y ministros, sus partidos políticos y sus burócratas sindicales nos expliquen cómo a que esto ellos llaman “socialismo”!

Y si alguien duda de que estos datos sean solo expresión de la coyuntura de 2008, puede consultar los años anteriores (datos disponibles en la página web del Banco Central: www.bcv.org) y verá cómo en realidad la tendencia ha sido a una distribución regresiva entre lo que se queda la patronal y lo que quedan los trabajadores, pues en 2002 las ganancias abarcaban el 51% del PIB, mientras la remuneración a los asalariados significaba solo el 33%, y en 2005 la primera cifra subió a 57% y la segunda bajó a un 29%.

Los ricos siguen ricos, los pobres siguen pobres…

Una de las banderas del gobierno es la “redistribución de las riquezas”, sin embargo, la realidad demuestra que en una década de gobierno de Chávez ha sido muy poco lo que se ha movido esta “distribución” de las riquezas propia del capitalismo: en el 1er Semestre de 1998 el 20% más rico del país se quedaba con el 53,4% del ingreso nacional y al 20% más pobre le tocaba apenas un 4%; en el 1er semestre de 2009, el 20% más rico se llevaba el 45,6% del ingreso y el 20% más pobre el 6%. ¡Un 2% más le tocó a la quinta parte más pobre del país! ¡El destino del 20% que le sigue, fue pasar de 8,5% a 9,9%! ¡Y esta miseria es lo que nos venden como “inclusión social”!

Es una muestra palpable de que la “lucha contra las desigualdades” es una verdadera demagogia en los marcos del capitalismo, y que los trabajadores y sectores pobres debemos luchar por la revolución social para arrancar de manos de los capitalistas y patrones lo que por derecho nos pertenece, y poder comenzar así realmente a resolver nuestros más angustiantes problemas.

Los empresarios y ricos siguen pagando menos que los pobres

Aquí vemos que este año el presupuesto público se alimenta más de lo que pagamos los consumidores finales (IVA) que de lo que aportan los empresarios y propietarios (ISLR). Por si fuera poco, el gobierno tiene la política de exoneración del pago de los impuestos a determinados sectores empresariales, tanto nacionales como extranjeros, para “estimularlos” a invertir, es decir, les otorga un subsidio indirecto. De esta manera, el Estado nos saca del bolsillo a los trabajadores lo que no le saca a los capitalistas y propietarios, y no olvidemos que son estos sectores los que se quedan, de lejos, con la mayor parte de la torta. Exigir la eliminación del IVA, que es un impuesto al bolsillo del trabajador (que continúa la explotación capitalista que implica el salario recortado que percibimos a cambio de nuestro trabajo), y la implantación de fuertes impuestos progresivos a la ganancia capitalista, son exigencia claves que la clase obrera contra la política impositiva burguesa del gobierno.

El capital imperialista se sigue imponiendo sobre las necesidades obreras y populares

Veamos cómo buena parte del fruto de nuestro trabajo y de las riquezas nacionales va a parar a manos del capital imperialista, aún existiendo en el país grandes necesidades obreras y populares. Lo que era la deuda pública total a finales de 2009, es decir, lo que todos los venezolanos y venezolanas “debemos” a los banqueros extranjeros y nacionales, es una cantidad que sobrepasa lo que es el presupuesto público para todo este año. Así mismo, el dinero que hasta entonces debía pagar el gobierno a los capitales privados por las estatizaciones era un monto equivalente al que se pudiera emplear para la construcción de 800 mil viviendas. Otro dato relevante es que lo presupuestado este año para destinarse al pago de la deuda externa es mayor a la suma de lo presupuestado para salud y vivienda. ¡La exigencia del no pago de la deuda externa y la expropiación sin pago a los capitalistas, para usar ese dinero en salud, educación y viviendas para el pueblo, tiene plena vigencia bajo este gobierno “antiimperialista”!





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil