Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / ELECCIONES PRESIDENCIALES 2012

Miércoles 9 de diciembre de 2015

ELECCIONES

Capriles Radonski y la MUD: un programa para un “capitalismo sin restricciones” y mayor subordinación al imperialismo yanqui



Capriles Radonski representa a la fracción burguesa que está en la oposición desde 1999, después de dirigir el Estado durante cuarenta años. Es una candidatura que intenta atraer para sí el descontento que hay entre los trabajadores y el pueblo con las situaciones de pobreza, sufrimientos, injusticias, políticas antiobreras, etc., que sostiene el gobierno de Chávez, que prometió una “revolución” hace más de una década pero ha mantenido todo lo esencial del capitalismo.

La supuesta “solución” que proponen es dar más libertad de acción a los capitales y más subordinación a los intereses del imperialismo yanqui. La MUD cuestiona el “estatismo” del gobierno actual y propone un Estado que intervenga menos y deje hacer ¡más aún! a los empresarios. Si el tibio nacionalismo de Chávez y sus inofensivas regulaciones al movimiento del capital no han logrado sino paliar parcialmente las situaciones de mayor pobreza y miseria, manteniendo lo fundamental de los problemas obreros y populares, menos habrá “solución” con un programa de mayores libertades para la explotación y acumulación capitalista. Lo de Capriles Radonski y la MUD es la vieja cantaleta neoliberal que busca maximizar las ganancias patronales a costa de optimizar la explotación, y dice que por ese camino luego vendrán las soluciones para los de abajo. ¡Pura basura ideológica bajo el rótulo de un supuesto “progreso” individual! Un “progreso” donde, como diría Alí Primera, el pueblo trabajador se queda flaco y ellos aumentan de peso.

Otro punto que intenta explotar la oposición burguesa es el de las libertades democráticas, denunciando el recorte de muchas de ellas y la gran concentración de poderes y su discrecionalidad en manos de Chávez. Todo eso es cierto, pero es un gran cinismo y descaro que lo denuncie esta oposición heredera de las represiones del puntofijismo y del golpe de Estado del 11 de abril de 2002. En primer lugar, si la clase obrera y el pueblo han de pelear contra las restricciones a sus derechos democráticos no ha de ser de la mano de un programa burgués y proimperialista como el de la MUD, sino al contrario, con un programa, estrategia y métodos clasistas, de independencia política como clase explotada, contra cualquier variante patronal. Y en segundo lugar, la oposición no encabeza hoy las políticas represivas sencillamente porque no está en la cabeza del Estado, pero su pasado lejano y reciente la delata, así como sus acciones en los ejecutivos regionales y locales donde tiene el poder.

Los trabajadores y trabajadoras, y el conjunto del pueblo pobre, no tenemos nada, absolutamente nada que buscar con el “camino” que propone la oposición. El descontento de franjas del pueblo trabajador con la realidad que vivimos tras más de una década de supuesta “revolución” no puede tener ninguna canalización progresiva a través del proyecto que representa Capriles Radonski, sino más bien virando hacia una alternativa política de clase, propia de los trabajadores.


Tapa de Periódico


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Elecciones
Las elecciones presidenciales: un mecanismo de la democracia burguesa
¿Por qué no votamos por Chávez?
¿Por qué es importante apoyar una candidatura obrera independiente?
Voto crítico en el candidato obrero Orlando Chirino
Elecciones Presidenciales 7 de Octubre




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil