Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / MOVIMIENTO OBRERO

Viernes 21 de marzo de 2014

LA CLASE TRABAJADORA PUEDE Y DEBE PONERSE EN PIE

¿Cómo ponernos en pie para intervenir con fuerza en la escena nacional?

LTS


¿Cómo ponernos en pie para intervenir con fuerza en la escena nacional?

Coordinación de las luchas y solidaridad de clase. ¡Basta de luchas derrotadas por quedar aisladas! ¡Basta de compañeros despedidos o enjuiciados sin que se active la solidaridad de clase! ¡Debemos golpear juntos para que no nos sigan golpeando a todos por separado! ¡Si tocan a uno, tocan a todos! No puede pasar más que haya compañeros enjuiciados o incluso encarcelados sin que las organizaciones obreras no desarrollen amplias campañas nacionales de denuncia y de lucha para exigir la anulación de los juicios y la liberación de los presos.

Unificar los reclamos y las movilizaciones. Así como ha habido casos en que un día nos coordinamos para movilizamos trabajadores de distintas fábricas a una inspectoría por problemas comunes, debemos potenciar esa unidad, con pliegos de lucha que integren las demandas de los distintos trabajadores y movilizaciones comunes, por sector, estado y nacionalmente.

Un programa para una salida obrera y popular a la crisis. Nos toca discutir en encuentros y asambleas un programa que parta de nuestras demandas específicas, pero que se eleve a un plano superior, que exprese las necesidades y reclamos que unifican a los trabajadores de todo el país, y que plantee respuestas para los problemas del conjunto de los sectores populares. ¡Los trabajadores debemos mostrar que tenemos una salida que ofrecer a la crisis, acorde con los intereses del país y de sus mayorías trabajadoras!

¡Unidad de los trabajadores y democracia obrera! Contra las divisiones impuestas por los patrones y avaladas por las burocracias sindicales, impulsemos la unidad desde las bases en lucha. Asambleas, comités de conflicto y espacios comunes entre fijos y contratados, de nómina y tercerizados, sindicalizados y no sindicalizados. Si las directivas sindicales se niegan a la solidaridad y a la unidad de las filas obreras, las bases organizadas y en lucha deben imponerla, apoyadas en las decisiones de las asambleas de base. Así mismo, podemos impulsar espacios de discusión y lucha comunes de los trabajadores que las burocracias mantienen separadas en varios sindicatos o federaciones. La base es la más amplia democracia obrera, la libertad de los trabajadores y tendencias obreras de discutir y plantear sus posiciones, y las decisiones soberanas de las bases en lucha.

¡Desplazar a las direcciones burocráticas! ¡Convertir los sindicatos y federaciones en organizaciones de lucha clasistas! Necesitamos organizaciones que no funcionen como camarillas por encima de los trabajadores, a espaldas de la base, sino que se manejen democráticamente, con el método de las asambleas de bases, dirigentes que ejecuten lo que las bases decidan y con mandatos revocables.

Necesitamos organizaciones que no sean correa de transmisión de proyectos nacionales patronales. Es decir, necesitamos sindicatos con total independencia de clase ante cualquier proyecto político que se proponga sostener la explotación (sea la MUD o el gobierno), es una condición para que sean verdaderas organizaciones de lucha clasista, que nos permitan además dirigirnos al conjunto del pueblo explotado y pobre para tejer una poderosa alianza obrera y popular contra las políticas capitalistas. ¡Por eso debemos sacarnos de encima a las respectivas burocracias y poner al frente direcciones obreras clasistas, democráticas y combativas!

¡Por un verdadero encuentro nacional de trabajadores en lucha! Necesitamos encuentros de trabajadores en los que se puedan debatir ampliamente todos los problemas y definir planes de lucha y movilización unificados. ¡Pero no encuentros solo de algunos cuantos dirigentes sindicales o de sus corrientes político-sindicales! Encuentros que expresen a la bases organizadas y en lucha. Encuentros organizados en días y horas en que los trabajadores puedan ir, no en horarios en que solo pueden ir los directivos sindicales liberados de trabajo. Encuentros con delegados votados previamente en asambleas de bases en sus respectivos lugares de trabajo y con un mandato de estas: los trabajadores y trabajadores deben saber qué se va a discutir en esos encuentros, cuáles son sus objetivos y las propuestas en discusión, y definir en asambleas sus delegados/as y las posiciones que van a llevar. Encuentros que no se queden en discursos sino que emanen resoluciones concretas para avanzar en la lucha. Mientras no sea posible un verdadero encuentro nacional, podemos ir dando pasos en encuentros regionales o por sector, con el objetivo puesto en un encuentro nacional que se dote de un programa y plan de lucha para responder a las necesidades de la clase trabajadora y del conjunto del pueblo pobre, marcando pasos en la lucha de los trabajadores por disputarle a los distintos proyectos burgueses la hegemonía social y política del pueblo trabajador.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Movimiento Obrero
Para la clase obrera no hay "paz"
¡IMPULSEMOS UNA CAMPAÑA POR LA ABSOLUCIÓN DE LOS TRABAJADORES DE CIVETCHI!
Un programa para la movilización y unidad de lucha obrera y popular
¿Por qué no entra en escena la fuerza de los trabajadores con sus propias demandas?




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil