Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Jueves 27 de marzo de 2014

NACIONAL

Continúa la crisis: Del impasse político a la actuación de Unasur

Por Milton D’León


El impasse político que se vive en Venezuela no avizora zanjarse, mientras los hechos políticos continúan sucediéndose, como la detención de tres Generales de la Aviación por supuesta conspiración, la suspensión como diputada de María Corina Machado por aceptar ser representante alterna de Panamá en la OEA, los aumentos de precios en toda una serie de productos de primera necesidad como parte de los acuerdos del gobierno con los sectores empresariales, una nueva devaluación implícita a través del Sicad II, y la presencia de la delegación de Cancilleres de UNASUR que ya inició un ciclo de reuniones tanto con el gobierno como con el personal de la derecha de la MUD.

Cuando se pecha al pueblo trabajador y se impone otra devaluación

Mientras toda la atención nacional e internacional está concentrada en los ritmos de la tensión permanente entre el gobierno y la oposición derechista, poca atención genera que mientras todo esto transcurre es el pueblo trabajador el que ya está pagando la crisis económica. Es que, con el acuerdo del gobierno con todas las cámaras empresariales y grupos económicos, se viene aplicando un generalizado aumento de precios de los llamados productos “regulados”, que a esta altura cada vez son menos. Hasta los medios destacan que estos aumentos pasan “agachaditos”, es decir, sin ruido y sin ser anunciados cuando muchos oscilan un 300%. El gobierno de Maduro ha decidido beneficiar a los empresarios mientras el salario se mantiene estancado y viene en caída libre su valor real.

Pero lo sorpresivo de la semana, aunque era crónica de un zarpazo anunciado, fue el estreno del nuevo Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad II), que inició a un cambio promedio de 51.8 Bs. por dólar (una devaluación de 723% respecto al de Cadivi, y de 380% con relación al Sicad I), una megadevaluación que en los hechos termina legalizando el dólar paralelo. Los empresarios piden y el gobierno cede en toda la línea. Pero en este nuevo sistema, donde tanto el Estado como el sector privado serían oferentes en un “libre” juego de “oferta y demanda”, la realidad es que quien está soltando los dólares es el propio gobierno, bajo un mecanismo que lo termina beneficiando para cubrir los déficits fiscal y de cuenta corriente. Hasta Wall Street recibió con entusiasmo la puesta en marcha del sistema: “hay euforia en los primeros signos de pragmatismo del Gobierno de Maduro para enfrentar los desequilibrios macroeconómicos”, afirmaron los tecnócratas del alto mundo financiero de la liberación económica.

De las movidas de la derecha y las reacciones del gobierno nacional

Pero mientras estos acuerdos antiobreros avanzan, la situación política se continúa tensando pues, si bien se avanza con el grueso de los grupos capitalistas, con el sector político de la MUD (oposición de derecha), sobre todo su ala “dura”, la situación sigue atascada desde febrero. Como hemos explicado, si bien en las últimas dos semanas los hechos callejeros no se han caracterizado por la masividad y sí por el impacto de las acciones –la excepción podría ser la situación en el estado de Táchira–, los muertos producto de los enfrentamientos ya suman alrededor de 28 personas, y la fuerte pulseada entre la derecha y el gobierno continúa en toda su magnitud. El sector “duro” de la derecha –que viene empujando la situación- volvió a tener relevancia con la reciente destitución de la derechista Corina Machado como diputada con el argumento, por parte de Diosdado Cabello (Presidente de la Asamblea Nacional), de haber aceptado el cargo de representante alterna de Panamá sin la autorización de la misma según rezaría la constitución nacional.

El gobierno por su parte, anuncia la detención de tres generales de la Aviación presuntamente por ser partícipes de una conspiración golpista en curso. El Estado Mayor Conjunto de las FFAA salió a manifestar “cohesión” y respaldo al gobierno. Pero lo sintomático es que, de ser cierto lo que sostiene el Presidente, la tan llamada “cohesión” comienza a tener grietas en las alturas, que de aumentar y generar mayores divisiones, la situación podría tomar un curso más convulsivo aún. Es que es claro que, en el marco de la debilidad del gobierno nacional y el envalentonamiento de la derecha, con toda la crisis generada, el papel de las FF.AA. se transforma en clave en el ya débil equilibrio nacional.

El papel de UNASUR y la OEA

Si las iniciativas de Washington y la derecha continental a través de la OEA han fracasado por las iniciativas del gobierno de Maduro, la mediación de la UNASUR es la apuesta a la que se juega el chavismo para obtener una salida favorable con respaldo internacional. Esto aún está por verse, tomando en cuenta que el sector “duro” ya ha denunciado tal papel de dicho organismo. Mientras tanto, el diputado derechista Julio Borges, coordinador nacional de Primero Justicia –partido de Capriles-, ha manifestado que fue “muy satisfactoria” la reunión que sostuvo la oposición con los cancilleres de UNASUR, “nos dimos cuenta de que no vinieron a hacerle el mandado a Maduro... vinieron a ayudar”, lo que sugiere una disposición del sector del ahora llamado “moderado” a buscar esta vía alterna. El día de hoy (26/3) la ronda de encuentros de los representantes de UNASUR continuó con representantes de sectores de estudiantes tanto de la oposición como del gobierno, y aún es temprano para avizorar el papel final del organismo suramericano en el impasse de la situación nacional.

Como hemos venido planteando, desde la LTS consideramos que hoy más que nunca hay que poner todas las energías en hacer emerger la fuerza de la clase trabajadora con una política independiente frente a la política de la derecha en todas sus alas como también de la política del gobierno nacional. En ese sentido hay que pelear por una salida independiente de los trabajadores impulsando el desarrollo de encuentros de trabajadores a escala regional y nacional con sus propias demandas y un programa de salida obrera a la crisis.


Secundario Columna Derecha


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil