Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Jueves 25 de agosto de 2011

REUNIÓN DE COORDINACIÓN DE LA FRACCIÓN TROTSKISTA - CUARTA INTERNACIONAL

El desarrollo de la crisis capitalista y las nuevas posibilidades de intervención en la lucha de clases

FT-CI


Entre el 18 y el 22 de agosto se realizó en Buenos Aires la reunión de coordinación de los grupos que componemos la Fracción Trotskista – Cuarta Internacional con delegaciones de Argentina (PTS), de Brasil (LER-QI), de Bolivia (LOR-CI), de Chile (PTR-Clase contra Clase), de México (LTS-Contracorriente), de Venezuela (LTS), del Estado Español (Clase contra Clase), de Francia (CCR - Plataforma 4 del NPA), de Alemania y República Checa (RIO) y simpatizantes de la FT en Uruguay.
Los compañeros de Costa Rica (LRS), que no pudieron estar presentes, enviaron sus saludos y contribuciones
.

Hacia un escenario mundial de mayores convulsiones

En sus primeras jornadas, en base a los documentos presentados sobre la evolución de la crisis mundial, sobre su expresión en América Latina, y sobre las tendencias políticas de la situación internacional, la reunión de la FT abordó la discusión sobre las perspectivas que se abren para los revolucionarios en el marco de un escenario mundial cada vez más convulsivo.

Ya no es posible considerar la crisis sólo en términos económicos porque en su desarrollo adquirió dimensiones políticas con consecuencias profundas en la lucha de clases, como vimos desde comienzo de año con la primavera árabe y luego en Europa. Nuestro método de análisis busca establecer una relación dialéctica y no mecánica entre crisis económica y radicalización política.

En términos generales estamos entrando en una etapa donde emerge desigualmente la lucha de clases como producto de la crisis económica y política. Desde el punto de vista del escenario geopolítico, como elemento más importante se remarcó la sostenida decadencia hegemónica de EE.UU., sin que haya otra potencia que pueda hoy disputarle el dominio mundial.

En el plano económico, reafirmamos nuestra definición de la crisis actual, extendida luego de la caída de Lehman Brothers en 2008, como una crisis histórica del capitalismo, comparable en su magnitud, aunque no en sus manifestaciones ni en su desarrollo, a la Gran Depresión de los años ’30. Sintéticamente, retomamos nuestro análisis de que las políticas de salvataje de los grandes bancos y las grandes corporaciones que emprendieron los estados para evitar una depresión económica, aunque permitieron una recuperación débil en los países centrales durante 2010, han llevado a una nueva etapa de la crisis que se expresa como combinación de deuda privada y deuda estatal y que afecta, sobre todo a economías de la eurozona -como Grecia, Portugal, Italia, Irlanda y España pero también a Francia y más indirectamente a Alemania cuyos bancos son los principales acreedores- y a Estados Unidos.

La incertidumbre sobre la viabilidad y la efectividad de las medidas de austeridad que se están tomando tanto en la UE como en Estados Unidos y el temor a una nueva recesión mundial, similar a la de 2008-2009 están tras las oscilaciones bursátiles que en las últimas semanas tuvieron caídas similares a los inicios de la crisis. En este marco, discutimos que los escenarios que se abren van desde la posibilidad de que la burguesía pierda el control de la gestión de la crisis, lo que llevaría a una situación de crisis aguda, similar a la que abrió la caída de Lehman Brothers, planteando la posibilidad de un escenario de depresión; hasta la posibilidad de que se prolongue una situación recesiva en los países centrales en el marco de una creciente inestabilidad económica. En un contexto en el cual la posible implementación de medidas de intervención estatal similares a las aplicadas desde fines de 2008, tengan cada vez menos probabilidad de éxito. En ambos escenarios, el crecimiento de China se verá afectado, ya que incluso si desarrollara una política para incrementar su mercado interno (complicada entre muchos otros motivos por las presiones inflacionarias), este no podría reemplazar a los países avanzados, principalmente Estados Unidos, Alemania y otros países de la UE que son los principales destinos de sus exportaciones. Aunque América Latina -o más precisamente América del Sur- aún no ha sentido las consecuencias de la crisis internacional, y sigue beneficiándose de los altos precios de las materias primas, un escenario recesivo indudablemente tendrá efectos sobre los países de la región.

En cuanto el futuro de la Unión Europea, la crisis está produciendo una reconfiguración en la que Alemania, la economía más fuerte de la eurozona, intentará jugar un rol mayor como potencia imperialista hegemónica, lo que implicará, como ya se empieza a ver en las condiciones leoninas impuestas a cambio de los rescates financieros, un avance en la semicolonización de países imperialistas de segundo orden como Grecia. Tomando en cuenta la historia de Europa y los fenómenos políticos actuales, se están gestando las condiciones para el resurgimiento de nacionalismos -a los que pretendió conjurar la UE-, y nuevos escenarios de la lucha de clases.

Entre las conclusiones más importantes, destacamos que de profundizarse la crisis los estados capitalistas estarán obligados a tomar medidas más drásticas y que en estas condiciones aumentarán las disputas entre las diversas potencias, en un marco general de decadencia del poderío norteamericano. Que una situación tal, casi con seguridad va a llevar a una reconfiguración de las políticas de los principales centros capitalistas y que en ese contexto no pueden descartarse intervenciones mucho más contundentes y agresivas de los estados sobre sus economías cuyas formas particulares estarán asociadas en gran parte a los ritmos que adopte la lucha de clases.

La lucha de clases como fuente de experiencia estratégica

En su crítica al programa del VI Congreso de la Internacional Comunista, Trotsky alertaba contra quienes “consideran los grandes combates del proletariado, sólo como acontecimientos objetivos, como expresión de la ‘crisis general del capitalismo’ y no como experiencia estratégica del proletariado.”

Aunque aún no estamos ante estos grandes combates sobre los que hacía referencia Trotsky, abordamos con este mismo método el balance y los objetivos de la intervención en la lucha de clases y construcción de las distintas organizaciones de la FT, y en especial, la participación de los compañeros de PTR-CcC en el proceso de movilización que atraviesa hoy Chile, y de los compañeros de Clase contra Clase del Estado Español en el movimiento de los “indignados”.

En Chile, el movimiento estudiantil con un amplio apoyo social, viene protagonizando una lucha histórica por la educación gratuita y de calidad, que ataca uno de los pilares de la herencia pinochetista. Mientras los trabajadores también vienen enfrentando al derechista de Piñera con huelgas en las principales mineras y otros sectores estratégicos.

Una oportunidad, así como un desafío que se le presenta a los compañeros del PTR-CcC de la FT, que vienen teniendo una participación destacada en este movimiento y cuentan con referentes en sectores de vanguardia del movimiento estudiantil, como la facultad de Filosofía de la Universidad de Chile y han extendido su trabajo político a cinco ciudades y un trabajo inicial de inserción en el movimiento obrero. Que vienen batallando por la autoorganización democrática del movimiento estudiantil para llevar la lucha hasta el final enfrentando la política del Partido Comunista, que se propone encorsetar al movimiento en los marcos del régimen.

En este marco se discutieron las perspectivas que se abren con el paro general de la CUT del 24 y 25 de agosto y se conformó una delegación de diferentes países que viajó a Chile.

Otro punto importante de la discusión fue la actuación de nuestra organización hermana, Clase contra Clase, que jugó un rol destacado en Barcelona y Zaragoza como ala izquierda y pro-obrera de los “indignados” del 15 M.

A su vez, la reunión adoptó entre sus resoluciones la incorporación como sección simpatizante de los camaradas del grupo Revolutionären Internationalistischen Organisation (RIO) de Alemania y la República Checa, como resultado de las intensas discusiones programáticas, estratégicas y teóricas y de una práctica militante común (ver reportaje en este mismo número).

La FT reafirmó su compromiso revolucionario e internacionalista de ayudar a desarrollar al máximo las nuevas experiencias políticas y de la lucha de clases y construir fuertes organizaciones revolucionarias arraigadas en sectores avanzados de la clase obrera y la juventud.

Por último, en una sesión conjunta con el Comité Central del PTS se abordó el balance de las elecciones en Argentina. Por un lado, el significado de la importante campaña política desarrollada por el FIT, con el triunfo conseguido superando la proscripción en las primarias y en particular el fenómeno de militancia en común con centenas de trabajadores que en las fábricas desarrollaron la campaña, así como el apoyo de un sector de intelectuales. Por otro lado, la relación entre la intervención “táctica” en las elecciones y las tareas de preparación estratégica, en especial el desarrollo de una corriente militante en el movimiento obrero y en la juventud; donde el centro de la intervención de los revolucionarios –contra las presiones de los escenarios del régimen- está ligado al desarrollo de la lucha de clases, y sus procesos más agudos. En este sentido se abordó especialmente la intervención de los compañeros del PTS de Jujuy.

También la FT discutió reforzar la práctica internacionalista de nuestra corriente y en particular del PTS en momentos donde las presiones a adoptar una práctica puramente nacional atraviesan a todos los grupos trotskistas que cuentan con cierto peso, y en este sentido actuar como una comunidad de revolucionarios internacionalistas que se tensionan y se comprometen con la lucha de clases más allá de las fronteras de sus propios países, ahí donde se presenten desafíos para cualquiera de los grupos, como parte de nuestro objetivo estratégico de reconstrucción de la IV Internacional.

El grupo RIO se suma como sección simpatizante a la FT-CI

Entrevista a Wladek Flakin y Stefan Schneider sobre este avance en la relación con la FT.

¿Cómo surge RIO?

Wladek: RIO (Organización Internacionalista Revolucionaria) fue fundada en enero de 2010 por la organización juvenil independiente REVOLUTION con presencia en Alemania y la República Checa, que durante 3 años había intentado construir una organización juvenil trotskista independiente haciendo trabajo principalmente con secundarios, parcialmente en la universidad y un trabajo pionero en el movimiento obrero. Sin embargo esta experiencia y acumulación teórico-política fue insuficiente para avanzar en construirnos a nivel nacional e internacional dado nuestro limitado programa, la poca elaboración teórica sobre los principales problemas internacionales y la práctica poco clara de nuestro internacionalismo. Darnos cuenta de esto no fue fácil, fue necesario hacer varias experiencias, algunas de ellas muy negativas, hasta plantearnos construir una organización seria, de cuadros con un programa científico y una estructura profesional.

Stefan: Como un primer paso en esta dirección, decidimos discutir de forma intensiva con algunas de las tendencias trotskistas para definir nuestro programa. Mientras las discusiones con otras corrientes llegaron a diferencias programáticas importantes, las discusiones con la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional (FT-CI) mostraron acuerdos más amplios que nos dieron una base para discusiones más profundas.

¿Cómo empezó la relación con la FT-CI y cómo se dio el proceso de discusión?

Wladek: La relación con la FT se expresó fundamentalmente en la colaboración con los camaradas de la FT en Alemania organizados alrededor de la revista “Internationaler Klassenkampf” (IK). En el marco que venimos entendiendo cada vez más la posibilidad de la apertura de una nueva época con el fin de la restauración burguesa expresado en la crisis económica internacional que estamos viviendo hace 4 años, nos dimos cuenta de la necesidad (no abstracta, sino muy concreta) de la reconstrucción de una internacional obrera revolucionaria. Partiendo de eso, empezamos las discusiones con los camaradas de IK sobre la restauración burguesa y la reconstrucción de la IV Internacional, entre otras.

Stefan: Además, en la medida que avanzábamos en los acuerdos programáticos, venimos intentando intervenir de manera conjunta en luchas estudiantiles y obreras (las pocas que se dieron en Alemania, como la huelga estudiantil de 2009 en Berlín cuando organizamos la solidaridad de estudiantes con una lucha de los trabajadores de la universidad y realizamos la única asamblea obrero-estudiantil a nivel nacional) y sacar lecciones de las luchas que se dieron en el marco internacional como fueron las protestas del “Otoño Francés”, de la primavera árabe y del movimiento de los indignados en el Estado español. De esa manera, pudimos avanzar también en la crítica de las principales corrientes reformistas y centristas a nivel internacional y quienes son nuestros competidores principales en Alemania y la República Checa.

Wladek: El mayor avance en ese sentido fue la realización de una escuela de verano con compañeros de RIO y la FT de Alemania, República Checa, Francia, el Estado español y el Reino Unido, con intensas discusiones sobre la situación internacional y en los países donde estamos presentes. Así pudimos avanzar en la caracterización política y económica de Europa en el marco de la crisis internacional como base para las perspectivas concretas de construcción de nuestros grupos.

¿Qué significa para ustedes avanzar como sección simpatizante de la FT-CI?

Stefan: Primero cabe decir que tenemos mucho trabajo por delante, por ejemplo en la caracterización tanto del régimen en uno de los países imperialistas más importantes del planeta como de un ex-estado obrero deformado, o en la recuperación de la tradición trotskista en estos países. De avanzar en eso, creemos que también para la FT en conjunto eso significaría un paso cualitativo. A eso se suma la necesidad de plasmar los acuerdos estratégico-programáticos que tenemos con la FT en una orientación concreta, tanto para Alemania como para la República Checa. Eso se debe expresar en la conquista de un bastión en la universidad para poder formar un movimiento estudiantil con cuadros capaces de intervenir en la lucha política de las corrientes y con una orientación hacia la clase obrera para empezar a recuperar la tradición de la unidad obrero-estudiantil.

Wladek: Nosotros vemos hoy en distintos países –tanto centrales como semicoloniales– y con muchas desigualdades, la erupción de una nueva juventud de lucha, que –contemplando todo el atraso subjetivo que significó la restauración burguesa– de una manera u otra está desafiando cada vez más a sus gobiernos. La expresión quizá más profunda hasta ahora es el caso de Chile, donde grandes sectores de la juventud quieren pelear junto al movimiento obrero para derrocar al régimen privatista pos-pinochetista. Entendemos que la juventud a lo largo de la historia muchas veces actuó como precursor de situaciones más agudas de lucha de clases e incluso pudo jugar un rol importante en el surgimiento de movimientos obreros más radicalizados. Por eso vemos la necesidad de construirnos en el movimiento estudiantil para empezar a forjar un polo revolucionario desde el cual poder intervenir en el movimiento obrero, dado que nosotros todavía no tenemos una inserción en la clase obrera.

Stefan: Estamos hablando de los primeros pasos en una serie de tareas preparatorias para un futuro estallido de lucha de clases. Pensamos que la mayor experiencia de la FT en la lucha política tanto en el movimiento estudiantil como en el movimiento obrero, nos puede servir para avanzar en ese sentido en Alemania y la República Checa, y de esa manera contribuir a la reconstrucción de la IV Internacional como partido mundial de la revolución socialista.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Internacional
Argentina / El Frente de Izquierda a una semana de la historia
Francisco en Cuba sella su alianza restauradora con el gobierno
Cinismo imperialista: EE.UU. retira a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo
Finalizó la Cumbre de Panamá: se abrió un nuevo “diálogo americano”
Una agresión del imperialismo británico
Grecia / La Troika impuso sus condiciones a Syriza
Con los trabajadores y el pueblo griego: Por la anulación de la deuda y contra los planes de austeridad
México: El Gobierno y los empresarios mexicanos cierran filas contra Ayotzinapa
Grecia/ Ante las elecciones del 25 de enero: con los trabajadores y el pueblo griego, contra los capitalistas y la Troika
Después de las masivas movilizaciones en París y toda Francia: UN FUERTE BALÓN DE OXÍGENO PARA HOLLANDE
 
Partido
Masacre en París, Hollande decreta el estado de excepción
Solidaridad internacional contra la xenofobia en Europa
La juventud revolucionaria anticapitalista le rinde homenaje a León Trotsky en el 75 aniversario de su asesinato
Argentina/ Nicolás del Caño: “En octubre queremos ser una alternativa para millones”
Con los trabajadores y el pueblo griego contra el chantaje imperialista
Entrevista a Emilio Albamonte / Conferencia internacionalista en Buenos Aires / Parte 1
Conferencia internacionalista de la FT-CI en Buenos Aires
IX Conferencia de la Fracción Trotskista–Cuarta Internacional (FT-CI)
Ante el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU.
ARGENTINA / Con el estadio repleto, el PTS cerró un año con más fuerza militante




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil