Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Jueves 20 de diciembre de 2012

Elecciones regionales con la ausencia de Chávez

Elecciones regionales: Un triunfo del chavismo bajo la incertidumbre política

Por Milton D’León


En el marco de la incertidumbre generada por el estado crítico de salud de Chávez se realizaron las elecciones regionales en todo el país donde se elegían los nuevos gobernadores y los consejos legislativos de cada estado, que estuvieron marcadas por una alta abstención. Como ya es de conocimiento público, el chavismo logró imponerse en 23 de las 20 gobernaciones del país, además de obtener la mayoría en los consejos legislativos de todos los estados. Estos resultados significan la recuperación para el chavismo de cinco de los ocho estados que estaban en manos de la oposición que por derecha se opone a Chávez, quienes sólo pudieron conservar los estados Amazonas, Lara y Miranda.

Si tomamos en cuenta que tanto Amazonas como Lara estaban en manos de gobernadores que vienen del chavismo y se dieron vuelta, el sector duro de la oposición se termina concentrando entonces en el estado Miranda, que reelige a Capriles Radonski. La oposición pierde estados clave como Zulia, Carabobo, Táchira, Nueva Esparta (Margarita), que eran considerados sus bastiones políticos y plataforma para su expansión política, de igual manera que el chavismo recoloca en su redil también al estado Cojedes donde su gobernador hasta hace poco se había alejado del chavismo.

Si bien estas elecciones se caracterizaron por la alta abstención (46,16%) comparada con la masiva participación en las presidenciales (80%), es de aclarar que esta abstención está dentro de parámetros históricos del país para elecciones regionales, es decir, cuando la candidatura del Presidente no está en juego. Si se compara con los procesos regionales desde 1989, la abstención de este año es una de las más bajas, siendo que el mejor índice de participación en unos comicios de estas características se registró hace cuatro años cuando acudieron a las urnas 65% de los electores, tenemos entonces que la abstención es la constante en los eventos de corte regional en el país. Además es de destacar los cerca de 309 mil votos nulos.

La importancia de estas elecciones regionales

El carácter de estas elecciones regionales cambió drásticamente al estar cruzadas por la crucial etapa política en que ha entrado el país ante un desenlace fatal de Chávez, o su imposibilidad de asumir la presidencia el próximo 10 de enero, y por tanto cómo se posicionaban las distintas fuerzas tanto las partidarias del gobierno como de la oposición. En este marco todos estos sectores se jugaron a un reposicionamiento político en la nueva situación que ineludiblemente se abre llena de incertidumbre política sin Chávez. Para el chavismo se trata de un importante triunfo, cuando no se sabe si Chávez asumirá el gobierno en enero, siendo que la situación puede estar atravesada por un panorama traumático. Por eso el estado de salud de Chávez estuvo presente en estas elecciones. Los partidarios del gobierno llamaban enfáticamente a votar por la salud del Presidente, lo que sin lugar a dudas influyó grandemente en el resultado favorable que reposiciona al chavismo ante la nueva etapa que se abre en el país, sobre todo frente a un post-chavismo (entendido como el tránsito a una nueva forma de dominio político), y coloca en mejores condiciones en una elección anticipada al actual vicepresidente Nicolás Maduro, designado por Chávez como su sucesor.

Lo que salvó a la derecha que su derrota no fuera más adversa, es que consigue retener el estado Miranda y salva al propio Capriles de quedar fuera de la escena política como potable candidato presidencial, lo que hubiese llevado a una crisis mayor a la oposición a no tener ningún postulante con chances de poder enfrentar a Maduro en elecciones anticipadas. De esta manera la oposición mantiene a un candidato que ya enfrentó a Chávez con un caudal de votos considerable. No fue casualidad la insistencia de Capriles en su discurso de la noche del 17/10, a pesar de sentir el sabor amargo de la derrota por lo que se perdía de conjunto, que “ese cambio está cerquita, se siente en el aire, se respira”. Pero el candidato de la derecha indiscutiblemente entra mal en la carrera electoral frente a Nicolás Maduro, más aún si es apoyado por Chávez con vida en caso de que no asuma pero se mantenga en condiciones más estables de su enfermedad terminal que le permitan participar relativamente en la campaña, para garantizarle el triunfo a su favorecido.

El chavismo ganó, pero el panorama es incierto

Pero más allá de todo este escenario de triunfo del chavismo, y su mejor ubicación, lejos se está de garantizar una estabilidad en el país. Si ya Chávez no tenía las mismas posibilidades con respecto a su período de mayor apogeo político por su fase de declive general, en un horizonte de su ausencia política hace la situación más impredecible, siendo que Chávez podía conjurar situaciones que Nicolás Maduro no podría, aún más siendo que una variable que podría modificar cualquier esquema planificado de post-chavismo sería la entrada en una crisis económica aumentando el grado de inestabilidad política. Se vive entonces en el país una situación más fluida, aún sin lucha de clases ni crisis económica porque el papel de contención de Chávez es muy grande aún, y su ausencia abriría una crisis al no haber nadie que pueda jugar este papel, complicando el camino hacia nuevas formas de dominio político en una etapa post-chavista.

En este marco, los trabajadores y las trabajadoras junto a todos los explotados y explotas del país, deberán prepararse para luchar por una salida de clase, luchando por la independencia política, que permita abrir el camino por un partido propio de los trabajadores basado en sus organizaciones de clase, y siente las bases para la construcción de un partido de trabajadores revolucionario e internacionalista en la lucha por un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil