Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Jueves 8 de enero de 2015

LOS VIAJES A CHINA Y A PAÍSES DE LA OPEP

En medio de la crisis económica, Maduro busca ayuda externa

Por Milton D’León


La caída repentina y continuada de los precios del petróleo ha venido como un duro golpe para Venezuela, que ya sufre fuertes distorsiones económicas. Por fin, cuando terminaba el 2014, el Gobierno nacional publicó los indicadores económicos que desde finales del 2013 no se daban a conocer, mostrando lo que todo el mundo ya sabía: que el país se encuentra técnicamente en recesión. Para el tercer trimestre de 2014 el Producto Interno Bruto registró una caída de -2,3%, siendo que ya para el primer y segundo trimestre este indicador fue también negativo con una caída de -1,4 y -1,6 puntos porcentuales. La inflación para noviembre fue de 4,7%, ascendiendo la anualizada para dicho mes a 63,6%, con una variación acumulada que estaría rondando el 60,1%. Pero es de destacar que la economía del país ya había entrado en recesión antes de que los precios del petróleo, que aporta el 96% de los ingresos en dólares del país, empezaran a caer.

Devaluación a la vista y nuevas medidas

Cuando estaba por terminar el año, el Presidente Maduro reconoció en una alocución pública que prepara medidas fiscales, monetarias y cambiarias para enfrentar la reducción en los ingresos petroleros, que muestra pocas señales de frenarse con el inicio del nuevo año. Muchos observadores esperan que Venezuela devalúe la moneda en respuesta a la situación imperante, en cuanto otros consideran que, al menos, hará una cierta convergencia de los tipos de cambio con la devaluación implícita.

Es que en el país rige un sistema de control de compraventa de divisas controlado por el Estado, que entrega dólares a tres tasas oficiales, una fija de 6,3 bolívares para aquellos sectores que se consideran “prioritarios” como lo son las medicinas y los alimentos, y otra de que ronda los 11 bolívares que se establece mediante subastas semanales a sectores productivos específicos, y la tercera oscila en 50 bolívares que fluctúa diariamente de acuerdo con la oferta y la demanda, en un esquema que permite la transacción de divisas, a través de los bancos y casas de bolsa. Existe además una cuarta tasa paralela no oficial en la que el dólar se cotiza por encima de los 180 bolívares la unidad, siendo que para septiembre estaba en 90 bolívares por dólar. Esta semana, el Banco Central anunció que a la petrolera estatal PDVSA se le permitiría vender dólares que recibe de las exportaciones en la más ventajosa de tres tipos de cambio oficiales existentes –ninguno de los cuales está cerca de la tasa del mercado paralelo.

La presión por una devaluación y la unificación cambiaria no proviene solamente de los sectores empresariales, también entre las filas del chavismo hay sectores que pujan en este sentido. El vicepresidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, el diputado Jesús Farías, quien reconoce que le país se encuentra en "una situación crítica", sostiene que “lo que diría es que se tiene que adoptar una medida que apunte a la simplificación cambiaria (que implica también devaluación)”, afirmando que “aquí hay tres tipos de cambio, es imposible que una economía funcione así”.

Según relató el vicepresidente del área Económica y ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres, el nuevo sistema cambiario será anunciado cuando el presidente Maduro y su equipo de ministros regresen de la gira que llevan a cabo por China y los países miembros de la OPEP. Por tal razón el país está en vilo sobre las medidas reales que tomará el gobierno, que muchos analistas manifiestan que dependerá de los resultados de los acuerdos con China, como relataremos más adelante.

Es importante tomar en cuenta que en este 2015 el gobierno tiene que pagar alrededor de 9 mil millones de dólares por concepto de deudas. El ministro Marco Torres aseguró que Venezuela cumplirá cabalmente con los pagos de capital e intereses por más de 2 mil millones de dólares que se vencen en el próximo mes de marzo, lo que será, según expertos un mensaje por parte del Gobierno de demostración de la solvencia financiera del país a pesar de la caída del ingreso fiscal por concepto de venta de petróleo. Pero nada es claro sobre el resto de los vencimientos, pues si la merma de los ingresos continúa en picada el fantasma del default comenzará a rondar nuevamente.

Y los precios del crudo siguen hundiéndose

Es que Venezuela, poseedora de las mayores reservas de petróleo del mundo, se encuentra en una situación desesperada, que si sobrevive al 2015 dependerá casi exclusivamente del precio del petróleo. Y estos precios del crudo siguen hundiéndose, bajando a la mitad desde junio del 2014, a cerca de mínimos en 6 años.

El informe semanal de los precios de la propia PDVSA muestra que el valor promedio alcanzado durante 2013, fue de $98,08 por barril, mientras que la cifra preliminar de 2014 concluye con $88,42, lo que arroja un desplome de la cotización cercana a los $10 por barril. El acostumbrado informe semanal de las cotizaciones del petróleo que publica el despacho de Petróleo y Minería, reflejan una contracción del hidrocarburo desde junio pasado de $45,08 hasta el cierre de diciembre, cuya última semana se valoró en $47,05 por barril. El precio del petróleo del país, debido a su pesadez, comercia de $ 5 a $ 7 más barato que el West Texas Intermediate (WTI), para cuando cerramos este artículo el WTI se cotizaba en 48,81 acercándose por tanto el crudo venezolano a los 42,32 dólares. Según declaraciones del ex presidente de PPVSA y ex ministro de Petróleo y Minería Rafael Ramírez, por cada dólar que se contrae la cesta venezolana, dejan de ingresar $700 millones, por tanto un simple cálculo salta a la vista el impacto de la fuerte caída de los ingresos.

Un ejemplo más concreto, los ingresos de Venezuela por concepto de venta de crudo a Estados Unidos han caído $1.484 millones hasta noviembre de 2014, en comparación con el mismo lapso del año anterior, de acuerdo con datos registrados por el Departamento de Comercio de ese país, difundidos el miércoles 7/01. Si la dinámica continúa, nada augura cambios favorables y tempranos.

Las esperanzas en China

Una de las grandes esperanzas de Venezuela está en los acuerdos que se alcancen con China, si tomamos en cuenta que producto de la caída del riesgo país y de los bonos venezolanos, el financiamiento externo se le tiende a cerrar el país por los fuertes intereses que le exigen. Es por esto que esta semana Nicolás Maduro, inició un periplo similar al efectuado por Rafael Ramírez, el pasado mes de noviembre: Rusia, China y naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Pero todas las expectativas están puestas en el resultado de las negociaciones con el país asiático.

Es que este país es el principal financiador que actualmente tiene Venezuela, siendo que desde 2007, China ha financiado a Venezuela con más de 50.000 millones de dólares. Venezuela paga a China con la exportación de 450.000 barriles diarios de crudo y derivados, volumen que espera elevar a un millón de barriles por día para 2016. Según un analista del diario El País de España, “lo quiera o no, China está en la nada envidiable posición de ser la principal fuente de financiación externa de Venezuela, y le interesa lograr que no se produzca una descomposición caótica irreversible”. Y desde este punto de vista es que están centradas en que el gobierno chino responda positivamente a Venezuela.

Según anunció el miércoles el presidente Nicolás Maduro durante su estadía en el país asiático, que China invertirá unos 20.000 millones de dólares en proyectos sociales y económicos en Venezuela. Además, dijo Maduro, que están trabajando con el Banco de Desarrollo de China y el Banco de China para "fortalecer" en el primer semestre los mecanismos de financiamiento como el Fondo Conjunto Chino-Venezolano y el Fondo de Gran Volumen, que en el 2010 prestó 20.000 millones de dólares al país.

Sin embargo, como informó el Financial Times, en este anuncio de que se había tomado más de $ 20 mil millones en inversiones de China de varios tipos de proyectos dejó a muchos preguntándose si Maduro realmente había conseguido lo que quería. Para analistas de Eurasia Group, según este diario londinense, "los fondos no representan necesariamente efectivo de libre disposición que el gobierno puede utilizar para las importaciones o para hacer pagos de la deuda". Incluso, según el FT "el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, se negó a especificar si Pekín renovaría una línea de crédito de Venezuela $ 4 mil millones que vence el próximo mes". Lo mismo relató el Wall Street Journal, Washington Post, y muchos otros diarios, que "no hubo información inmediata sobre nuevos préstamos chinos". Es decir, no había ninguna palabra real en nuevos préstamos potenciales, como sí lo dijo claramente el Presidente de Ecuador con respecto a su país, que había obtenido préstamos constantes por alrededor de 7,5 mil millones de dólares.

Si Maduro no recibe la financiación que necesita de su visita a Pekin, según analistas, tendrá que imponer el drástico ajuste que ha estado evitando en casa, para tratar de mantener a flote una economía en completa contracción económica. De ser así, es claro quienes pagarán los platos rotos, más allá de que Maduro diga lo contrario: los sectores asalariados y el pueblo pobre que verá mermado sus ingresos y devaluados sus salarios.


Principal


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil