Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Jueves 9 de mayo de 2013

¡QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS!

Gira por Europa del diputado obrero Raúl Godoy

Por Raúl Godoy


Próximo ya a viajar quería transmitir las principales ideas que nos motivan a este viaje militante internacionalista que tiene que ver con esta concepción que tenemos nosotros de que nuestra clase obrera no tiene fronteras, con que la crisis es internacional y que hace falta una respuesta obrera.

Lo que está en discusión es quién paga los costos de una crisis que ya lleva años y hay una resolución por parte de los gobiernos y los grandes empresarios que es descargarla sobre los hombros de los trabajadores y trabajadoras y nuestras familias destruyendo miles, millones de puestos de empleo en muchos lugares del mundo. Los capitalistas cuando ya el negocio no les es rentable directamente levantan y se van, o cierran o trasladan sus empresas a otros lugares y dejan terribles desastres en las localidades, en los pueblos, comunidades y quienes sufren los efectos de la crisis son los trabajadores y sus familias y el pueblo pobre.

Por eso nos parece importante transmitir una experiencia de lucha que se dio en los acontecimientos del 2001 en Argentina, que fuimos parte de un fenómeno de resistencia a la pérdida de puestos de trabajo. Y ante la discusión de qué hacer ante los cierres y la destrucción de puestos de trabajo surgían variantes: había sectores de funcionarios sindicales que nos planteaban que había que pelear por indemnizaciones, pelear por mejores indemnizaciones; otros sectores nos decían de ver la forma de mantenernos con subsidios y pelear hacia delante algún tipo de salida diferente. Y en nuestro caso apelamos a la acción directa, dijimos no puede ser. Los lugares de trabajo son nuestros, nos pertenecen, acá está nuestra vida y entonces directamente lo ocupamos y lo pusimos a producir nosotros.

De esa manera no solo dimos una salida para el conjunto de los obreros, y nuestras familias, que estábamos ahí sino para el conjunto de la comunidad que vio con simpatía cómo los trabajadores no permitíamos hacer de nuestra fábrica galpones vacíos; no permitíamos que el capitalista simplemente levante las cosas y se vaya después de habernos explotado y haberse llevado mucha ganancia de esos lugares; y que vio a los trabajadores como una alternativa a esa crisis capitalista.

Nosotros no solamente mantuvimos los puestos de trabajo sino que los duplicamos haciendo ingresar a nuestra fábrica compañeros y compañeras desocupadas de distintos movimientos. Y eso para sectores importantes de la comunidad significó también más puestos de trabajo: gente que fabricaba las cajas, gente que trabajaba en el transporte y hasta pequeños comerciantes que veían que ellos podían seguir comprando y vendiendo lo que los trabajadores producíamos. O sea que, de alguna manera, se generaba esto de que los trabajadores dando una respuesta concreta a la crisis, no solamente la dábamos para los que estábamos al interior de la fábrica sino para el conjunto de la comunidad. Entonces, se transformó en algo profundo.

Para nosotros cuando esta situación se genera generalmente los gobiernos, la burocracia e incluso muchas organizaciones que se dicen defensoras de los trabajadores, te presentan todas las leyes que hay pero las leyes están hechas para el burgués, las leyes están hechas para el patrón; las leyes están hechas para garantizar las ganancias de los capitalistas y a los trabajadores en estos casos no nos sirven, no nos representan, no nos dan una salida. Por eso una cosa son las normas legales y otra cosa es la justicia, y otra cosa es lo justo. Y otra cosa, digamos, son las necesidades que tenemos. Entonces nosotros apelamos a la legitimidad que tenía nuestro reclamo, a la justeza de nuestro reclamo. Si tuvimos que pasar por encima de los estatutos del sindicato, lo hicimos. Si tuvimos que pasar por encima de leyes formales que le garantizaban la ganancia a los capitalistas, también lo tuvimos que hacer. Por eso la lucha de los trabajadores y trabajadoras en la defensa de los puestos de trabajo tiene que pensarse también en alianza con otros sectores que están en conflicto pertenezcan a nuestro sindicato o no; pertenezcan a nuestra rama de la industria o no; estén sindicalizados o no. Yo creo que, en este sentido, en la experiencia de Zanon fue muy importante la coordinación que hicimos con sectores en lucha, con estudiantes, con obreros de otras fábricas, con desocupados. Fuimos estrechando lazos con nuestros pueblos originarios que también peleaban contra la explotación y peleaban por su territorio. De alguna manera se hizo una alianza obrera y popular muy importante que centralizada en nuestra fábrica condensaba y reunía diferentes sectores con una bandera compartida que era la defensa de los puestos de trabajo pero una bandera grande que nos unía que era que la crisis la paguen los capitalistas. Basta de descargar la crisis sobre nosotros.

Yo quiero transmitir que esto es posible y no sólo que es posible sino que es necesario, que no hay salidas intermedias. No hay forma que una sola fábrica en medio de semejante crisis capitalista, que despide y echa trabajadores a la calle en forma permanente pueda haber una salida individual. Por ejemplo, uno puede ocupar su fábrica y ponerla a producir pero si el mercado capitalista está generando más desocupación nadie te va a comprar un cerámico, nadie va a comprar tu producción, justamente porque lo que se va generando es más miseria. La ocupación y la puesta en producción también tiene que ver con dar un horizonte mucho más profundo, que la lucha es mucho más amplia. Y necesariamente tiene que darse en unidad.

Primero, los lugares de trabajo son nuestros lugares. No podemos regalarlos, no podemos permitir que nuestros lugares de trabajo se conviertan en galpones vacíos.

En segundo lugar, para esto, la unidad con los otros sectores en lucha. Coordinación de los lugares que estamos en pelea. Y esto es trascender las fronteras del sindicato. Trascender la frontera de su propia justicia, de la justicia de los capitalistas es muy importante tenerlo presente.

Nosotros tenemos que ir por lo que nos corresponde, por lo que nos pertenece. Tenemos que ir por lo justo, lo necesario. En este sentido, no tenemos que detenernos ante las formalidades, ante los papeles o las cuestiones formales que nos quieren imponer.

Esto es lo que queremos trasmitir esencialmente y trasmitir la experiencia de una fábrica bajo control obrero desde hace 10 años como es Zanon, que resistió en este mercado capitalista comprando y vendiendo pero que sobre todo es una fábrica militante. Una fábrica que busca la alianza permanente, que busca generar una corriente política, sindical y agrupacional con distintos trabajadores y trabajadoras para transmitir la confianza en las propias fuerzas. Los trabajadores somos los que movemos el mundo. Somos los que cuando hacemos huelgas generales, lo podemos paralizar. Pero también somos quienes frente a la crisis podemos poner en marcha la fábrica bajo gestión obrera junto a la comunidad y pelear por un horizonte verdaderamente más profundo que es terminar con este sistema capitalista de explotación y de opresión.

El FIT y la banca obrera y socialista

A 11 años de nuestra lucha, desde que resistimos en la puerta de la fábrica, desde que la ocupamos, desde que la pusimos a producir, también, como parte de nuestro trabajo militante, tratamos de generar la conciencia de que los trabajadores tenemos que confiar en nuestras propias fuerzas. Desde ese punto de vista intervenimos electoralmente; hicimos plenarios en distintas fábricas también con los compañeros de la Agrupación Marrón en Zanon, donde somos los que conducimos el sindicato desde hace 10 años, discutiendo la necesidad de participar en el terreno electoral y ser parte del Frente de Izquierda y de los Trabajadores en la Argentina y en la provincia de Neuquén encabezando como diputados obreros. Desde este punto de vista conquistamos una banca obrera y socialista donde fuimos dos obreros de Zanon los que rotamos en nuestro puesto. Este año estoy yo al frente de la banca obrera y socialista por el Partido de los Trabajadores Socialistas pero también como parte de la banca obrera, porque de alguna manera fue una referencia para miles de trabajadores la experiencia de Zanon, la experiencia de la independencia de clase y la experiencia de dar la pelea también en el terreno político. Por eso hoy ponemos la banca al servicio de la lucha y también queremos poner la banca al servicio de los compañeros que luchan en todo el mundo; humildemente queremos ponerla a disposición de forma militante.

Quiero decir que ahora viajo como obrero de Zanon, viajo como diputado obrero y socialista de la banca y también viajo con el aval de la asamblea de los trabajadores y trabajadoras de Zanon que me han mandatado para trasladar un saludo a cada uno de los compañeros y compañeras en lucha, trasmitiendo este mensaje: que los trabajadores tenemos que tomar el destino en nuestras manos y que podemos hacerlo y que tenemos que hacerlo. Es el saludo de solidaridad de los obreros y obreras ceramistas que desde hace 10 años mantienen y resisten con el control obrero de la fábrica, produciendo y multiplicando los puestos de trabajo. Es un mensaje de lucha, es un mensaje de solidaridad y sobre todo un mensaje de confianza en la propias fuerzas, que los trabajadores somos la única clase que puede dar una salida progresiva a esta crisis capitalista.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Internacional
Argentina / El Frente de Izquierda a una semana de la historia
Francisco en Cuba sella su alianza restauradora con el gobierno
Cinismo imperialista: EE.UU. retira a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo
Finalizó la Cumbre de Panamá: se abrió un nuevo “diálogo americano”
Una agresión del imperialismo británico
Grecia / La Troika impuso sus condiciones a Syriza
Con los trabajadores y el pueblo griego: Por la anulación de la deuda y contra los planes de austeridad
México: El Gobierno y los empresarios mexicanos cierran filas contra Ayotzinapa
Grecia/ Ante las elecciones del 25 de enero: con los trabajadores y el pueblo griego, contra los capitalistas y la Troika
Después de las masivas movilizaciones en París y toda Francia: UN FUERTE BALÓN DE OXÍGENO PARA HOLLANDE




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil