Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Miércoles 10 de diciembre de 2014

NACIONAL

Injerencia imperialista: Cámara de Representantes de EEUU vota sanciones a Venezuela

Por Milton D’León


La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó hoy miércoles la imposición de nuevas sanciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro. La votación se realiza luego de que la Cámara del Senado lo hiciera este lunes 8, sobre un proyecto de ley que permite la suspensión de visas y la congelación de los activos estadounidenses de diversos funcionarios del Gobierno venezolano, tras meses de disenso en dicha Cámara. El texto legislativo depende ahora de la firma del presidente estadounidense, Barack Obama, para su entrada en vigor.

Las dos Cámaras estadounidenses se han apurado en hacer la votación esta semana y antes del receso navideño, pues ya en enero entraría en funciones las nuevas legislaturas tras las recientes elecciones lo que implicaría que se volviera a nuevas rondas de votaciones. Por eso es que en el mayor de los cinismos, ambas Cámaras aprueban una Ley que habla sobre derechos humanos, en la misma semana se hace público lo que ya hace tiempo se sabía y era de conocimiento público, la violenta violación de los derechos humanos por los propios Estados Unidos en la base de Guantánamo en un resumen de un informe de investigación publicado el martes 9 en el Senado.

El texto legislativo, que era impulsado en el Senado por el republicano Marco Rubio y el demócrata Robert Menéndez, fue aprobado en el Senado apenas dos días después de la segunda vuelta de los comicios legislativos en Luisiana, donde la demócrata Mary Landrieu perdiera su escaño frente al republicano Bill Cassidy. Esta senadora había presentado objeciones al temer que las sanciones impactaran en una planta de la petrolera venezolana Citgo en Luisiana, y el temor de poner en peligro su asiento. Recordemos que la Cámara de Representantes ya había aprobado en mayo del año en curso un proyecto de ley similar impulsado por los legisladores cubano-estadounidenses Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, ambos republicanos. La aprobación de este miércoles nuevamente por la Cámara de Representantes cerraba el ciclo para que el proyecto pasara directamente a las manos de Obama para que entre en vigencia o no.

Obama dispuesto a sancionar la Ley

Todo indica que Obama daría el visto bueno a la nueva Ley pues hace apenas unas semanas el candidato a subsecretario de Estado, Tony Blinken, afirmó durante su audiencia de confirmación que el Gobierno estadounidense no se opondría a aprobar sanciones adicionales en caso de que las aprobara el Congreso. Ya en julio del año en curso, Obama había decidido suspender las visas de algunos de los funcionarios venezolanos después del fin de las negociaciones entre la oposición derechista aglutinada Mesa de Unidad Democrática (MUD) y el Gobierno de Maduro tras los meses de tensión de febrero, marzo y abril cuando este bloque político, sobre todo su sector más “duro” impulsara movilizaciones con el objetivo de buscar la salida del Presidente venezolano.

El propio martes 9 el Gobierno de Obama ofrecía su apoyo tácito al proyecto de Ley, cuando el portavoz Patrick Ventrell recordara la afirmación que había hecho el consejero de Seguridad Nacional en noviembre de que el gobierno estadounidense no se opondría a nuevas sanciones contra Venezuela y que "esa sigue siendo nuestra posición" remarcaba dicho portavoz, según reportaran la mayoría de las agencias de noticias internacionales.

En los primeros días de diciembre, la agencia EFE sostenía también que una funcionaria del Departamento de Estado, quien pidiera el anonimato, en una conferencia de prensa telefónica había afirmado que "Hemos dejado claro que no nos opondremos a la legislación en el Congreso para imponer sanciones financieras (a Venezuela) en caso de que sean individuales y no sectoriales, y dependiendo del momento en que se produzcan". Y en claro tono de injerencia y prepotencia imperialista esta funcionaria yanqui había afirmado que "ni en el frente político ni en el económico hay ninguna indicación de que haya una voluntad de cambio" en Venezuela, por lo tanto se disponían a intervenir.

La aprobación de hoy miércoles llega después de que el propio Nicolás Maduro, dijera en una entrevista el pasado sábado 6 que la Embajada estadounidense en Caracas está "actuando de manera peligrosa", por lo que se estaba "evaluando la situación". También "tengo mucha información del intervencionismo" de la Embajada al punto de que "comienza a ser intolerable", sostenía Maduro en dicha entrevista. Como se ve la relación entre Estados Unidos y Venezuela ya se venía recalentando. Habrá que esperar qué respuestas dará el Gobierno de Maduro frente a la presente votación de las dos Cámaras del Parlamento estadounidense.

El cinismo estadounidense y su injerencia imperialista

El argumento dado por los representantes de las dos Cámaras del Congreso de Estados Unidos y del propio Obama es que el Gobierno de Maduro habría violado los derechos humanos en las manifestaciones de febrero, marzo y abril impulsadas por la derecha en las que fallecieron más de 40 personas. El cinismo de Estados Unidos no tiene cara, se trata del país más violador de los derechos humanos en el mundo y campeón de guerras imperialistas y de agresión a los pueblos, se arroga la potestad de decidir qué país o no viola los derechos humanos.

En una entrevista que realizáramos a Ángel Arias, dirigente de la Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela, tras conocerse la votación en la Cámara de Representantes sostenía al respecto que “es claro que no se puede avalar de manera alguna la represión gubernamental, como lo hemos sostenido y argumentado en todo momento, pues esto implica el fortalecimiento de la fuerzas de represión del Estado, la misma fuerza que es descargada, con más saña incluso, contra las luchas de la clase obrera y el pueblo pobre de nuestro país. Pero no le otorgamos ninguna validez ni potestad alguna al imperialismo estadounidense para pretender ser los ‘sancionadores’ del gobierno venezolano en pos de apoyar a una fracción burguesa que aspira a gobernar el país como es la MUD, y que seguramente hará un gobierno igual o peor de violador de los derechos democráticos”.

En este sentido el dirigente de la LTS, reafirmaba que “Por nuestra parte sencilla y claramente no le damos ningún derecho al rapaz e inmoral imperialismo yanqui a interferir en los asuntos nacionales. Las cuentas con corruptos funcionarios del gobierno nacional y sus actos de represión -que caen siempre con más saña sobre la clase trabajadora-, las habrá de ajustar solo el pueblo trabajador de nuestro país, no los gobiernos de la burguesía imperialista norteamericana”. También sostenía Ángel Arias que: “Somos categóricos, y nos oponemos abiertamente a la injerencia yanqui en el país, sea con el pretexto que fuere. Los trabajadores debemos rechazar cualquier tipo de injerencia imperialista, que busca el sometimiento de nuestro pueblo, al mismo tiempo que la injerencia imperialista afecta al país y a las mayorías populares”.

Venezuela y Estados Unidos han mantenido tensas relaciones diplomáticas desde la llegada al poder del fallecido expresidente Hugo Chávez 1999-2013 producto de las presiones imperialistas, y que llevaron al retiro de embajadores en 2010. Es indudable que el Gobierno de Obama busca ahora presionar mucho más en aras de debilitar al Gobierno de Maduro aprovechando la crisis interna que atraviesa el país, sobre todo económica cuando sufre una fuerte caída de los ingresos por los bajos precios del barril del petróleo. Si es de aprobarse por el Gobierno de Obama el proyecto de Ley, es indudable que las tensiones entre Venezuela y Estados Unidos podrían tomar otro cauce.


Principal


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil