Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / Universidad - Trabajadores

Lunes 3 de agosto de 2009

Universidad - Trabajadores

LA LUCHA EN LA UNIVERSIDAD POR EL CUMPLIMIENTO ÍNTEGRO DE LA NORMATIVA LABORAL: LAS BUROCRACIAS SINDICALES EVITAN LA UNIDAD Y MOVILIZACIÓN COMBATIVA A NIVEL NACIONAL

Por Obreros de la UCV en la LTS


Por un Encuentro Nacional de Delegados de Base que vote un Plan de Lucha Nacional

El gobierno nacional, a través del Ministerio de Educación Superior, mantiene la intransigente posición de no cumplir íntegramente con el contrato colectivo (Normativa Laboral) de los trabajadores universitarios, el mismo que fue firmado pomposamente en cadena de radio y televisión, completamente funcional a la propaganda oficial. La deuda de la homologación del 30% de aumento de nueve meses de 2008 (enero-septiembre) así como el aumento del HCM a 20 Bs.F., son las más visibles violaciones al contrato colectivo.

Para cumplir con los salarios y derechos obreros “no hay dinero”, pero sí para la banca imperialista y las transnacionales

El ministro Acuña ha dicho una y otra vez que “no hay dinero”, que como mucho, habría que esperar a ver si hacia septiembre u octubre la Asamblea Nacional aprueba un crédito adicional para hacer realidad lo del HCM, y de la deuda de 2008, mucho menos claridad hay. Así pues, el gobierno tiene el caradurismo de decirnos que no hay dinero para pagarnos los salarios que el derecho a la Hospitalización, Cirugía y Maternidad, al tiempo que dice estar aplicando una política “anticrisis” que favorece los intereses del pueblo.

La verdad es que esta situación que afrontamos está en el marco de las “medidas anticrisis” aplicadas por el gobierno desde marzo para acá: aumento del IVA en 33,3% (de 9 a 12 puntos), aumento del endeudamiento con la banca privada nacional en más de 300% (de 12 a 37millardos Bs.F.), recorte del presupuesto nacional en 6,7% –incluido el de las universidades públicas–, “priorización de proyectos” en la industria petrolera y del gas con miles de despidos de contratados por la paralización de los mismos, centenares de despidos de contratados de la administración pública, así como la negativa al aumento serio de los salarios y conquistas de los trabajadores. En esta última política se ha jugado toda una serie de “tácticas”, que van desde negarse a discutir los contratos con sindicatos que no obedezcan al gobierno (como el caso extremo de PDVSA donde hace hasta lo imposible para evitar las elecciones de la FUTPV en las que es muy seguro que pierdan sus burócratas), cuestionamiento público del presidente Chávez a las aspiraciones de mejoras salariales y contractuales de los trabajadores, amenazas de militarizar las dependencias estatales donde haya huelga, orden a los cuerpos de inteligencia de actuar contra los dirigentes que impulsen las luchas, criminalización de los luchadores y hasta el desconocimiento de contratos colectivos ya firmados, como el caso del Metro de Caracas, creando un nefasto precedente para las luchas obreras.

Mientras tanto, el gobierno paga puntualmente la deuda externa, desembolsa miles de millones de dólares para “pagar” al capital trasnacional por las empresas “nacionalizadas”, y se niega a imponer fuertes impuestos a las ganancias capitalistas. En una de las reuniones con el ministro tras la lucha de los obreros de la UCV, le planteamos este cuadro al ministro para demostrarle que ¡sí hay dinero! y que usaran esa gran cantidad de recursos para cumplir con nuestros derechos, a lo que se negó rotundamente.

La necesidad de una respuesta a la altura, completamente independiente del gobierno-patrón

Ante esta actitud intransigente del gobierno, “rodilla en tierra” para garantizar los intereses burgueses por sobre los de los trabajadores, solo cabe una actitud decidida de lucha hasta el final para hacer respetar nuestros derechos y los de nuestras familias, posición que las direcciones de los sindicatos de han mostrado incapaces de sostener. No se trata ya de la posición sumisa y rastrera de federaciones nacionales como FENASTRAUV (obreros), sino del mismo caso del SINATRA-UCV (empleados) y nuestro sindicato de obreros, el SUTRA-UCV. Ante la evidencia de que sólo una fuerte lucha nacional unificada haría torcer el brazo al gobierno, desde el Correo Obrero (LTS e independientes) propusimos un conjunto de medidas para avanzar de las movilizaciones puntuales que veíamos haciendo, a una perspectiva en este sentido, sin embargo, ni el SUTRA ni el SINATRA quieren empujar en ese sentido.

La razón para esto es la subordinación política al gobierno de quienes dirigen los sindicatos, que les impide hacer lo que hay que hacer para triunfar. Por eso incluso llegaron en un momento hasta a negar la posibilidad de que se hiciera una carta pública de los obreros explicando el conflicto, porque “se puede entender que estamos contra el gobierno”. En el caso específico de Eduardo Sánchez, presidente del SINATRA, incluso llegó a llamar “guarimbas” y “acciones desestabilizadoras” algunas de las movilizaciones que hicimos los obreros. Con esa perspectiva, a lo más que se atrevieron fue a llamar a una “asamblea” conjunta a una semana de las vacaciones, para “ir a hablar con el ministro”, reunión de la cual no salió nada nuevo que no supiéramos desde hace más de un mes, a no ser la novedad, “positiva” según la burocracia, de que en adelante todo se discutirá directamente con el Ministerio del Trabajo. Y sin embargo, las directivas sindicales se mantienen en el mismo lugar, apenas marcando el paso.

Ni en las universidades ni en los demás lugares de trabajo y fábricas los trabajadores y trabajadores podemos dejar en manos de esta clase de dirigentes nuestros intereses. En las universidades, apenas reinicien las actividades debemos retomar la lucha por las asambleas permanentes y la conformación de un Comité de Conflicto democrático y combativo, que encabece la lucha, compuesto tanto por el sindicato como por delegados de cada dependencia, así como hacer todos los esfuerzos porque se convoque a un Encuentro Nacional de Delegados de Base de todas las universidades, que de paso a una coordinación nacional de la lucha, votando plan de lucha unificado, en la perspectiva de un paro nacional indefinido hasta que se cumpla íntegramente con nuestro contrato.

Así mismo, debemos luchar contra el conformismo vergonzante que alienta la burocracia de que “en octubre pagan”, y por no asumen un curso como el que proponemos. Asumir esto sería algo estúpidos, y por demás adaptarse y aceptar que debemos ser nosotros los que siempre salgamos jodidos, porque no solo es que nada asegura que nos paguen en esa fecha, sino que de hacerlo, estaríamos hablando de un dinero que valdrá para entonces, como mínimo, un 30% menos que cuando lo trabajamos. Pero los intereses de la deuda externa se pagan al día y a los capitalistas de las “nacionalizadas” se le paga a precio actual de mercado. Por eso, en defensa de nuestro presupuesto familiar, debemos exigir el pago de la deuda indemnizada al aumento de la inflación de todos estos meses.

Luchando en esta perspectiva estaremos dando pasos ciertos para que la crisis no la paguemos los trabajadores, sino quienes la provocaron y son sus únicos responsables, los capitalistas.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil