Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Viernes 11 de abril de 2014

CON LOS "BUENOS OFICIOS" DE UNASUR, SE AVANZA EN PACTOS Y NEGOCIACIONES CON LA DERECHA

Pactos y negociaciones entre gobierno y la derecha: Preparan una salida reaccionaria a la crisis en el país

Por Milton D’León


Las conversaciones y acuerdos con los grandes sectores empresariales por parte del gobierno de Maduro marchan a paso acelerado en el país. El gobierno viene cediendo en todo lo que ellos solicitan, desde los aumentos de precios, constantes devaluaciones de la moneda, el aval generalizado para que las empresas puedan despedir libremente, hasta las ya conocidas exoneraciones de impuestos y otras ventajas para el gran capital. El gobierno se decidió, bajo un falso discurso en medio de un ajuste macroeconómico, a que los platos rotos de la crisis económica que corroe al país los pague el pueblo trabajador.

Se inician los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición de derecha

Al compás de estos acuerdos con la patronal, el gobierno comienza a avanzar también en las conversaciones con los sectores de la oposición política de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) bajo la mediación de los cancilleres de UNASUR, más precisamente los integrantes de la troika compuesta por Brasil, Colombia y Ecuador, y el representante del Vaticano. Tras la última llegada a finales de marzo de un vasto sector de representantes de países de América del Sur, en el que se entrevistaron con la mayoría del espectro político nacional tanto del gobierno como de la oposición, la tensión del país continuaba marcada por el impasse político de una situación que no avizoraba destrabarse. Pero el arribo en los últimos dos días de los cancilleres de UNASUR, y sus encuentros por separado primero, tanto con el gobierno como con los sectores de la MUD, y luego entre todos conjuntamente este martes 8/4, concluyó con el acuerdo de iniciar un proceso de diálogo que según el propio gobierno dará inicio este jueves 10/4. El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, rápidamente manifestó que existen "excelentes condiciones para el diálogo en Venezuela” en medio de declaraciones en la que todo parece apuntar no solo a salir de la tensión política del momento sino a acuerdos de más largo aliento. Al cierre de esta edición en el Palacio de Miraflores Maduro recibió a los gobernadores de Lara, Henri Falcón, y de Miranda, Henrique Capriles, junto a otros líderes de la MUD, el Nuncio Apostólico del Vaticano Aldo Giordano y los cancilleres de UNASUR, encuentro que es saludado como “un paso para la paz” pero cuyo resultado es incierto.

Por otro lado, el partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, y la también integrante del sector “duro” de la oposición María Corina Machado, han salido a manifestar que no participarán de ningún encuentro con el gobierno, planteando que se trata de “un show político utilizando a los cancilleres de la Unasur como interlocutores”. Esto no se trata de un dato menor, pues como sabemos, es justamente este sector “duro” quienes han venido marcando la agenda de la tensión política del país desde el pasado 12 de febrero, y son los más importantes impulsores del conjunto de marchas y actos políticos, con acciones callejeras violentas de por medio, en todo este tiempo. De los movimientos políticos de este sector en el plano interno, dependerá en buena parte el futuro de los acuerdos a los que puedan avanzar entre el gobierno y el grueso de la oposición de derecha.

El papel de UNASUR funcional al imperialismo norteamericano

El ex presidente de Brasil Lula Da Silva, empieza a presionar por derecha al gobierno nacional, planteando que “Maduro debería intentar disminuir el debate político para dedicarse enteramente a gobernar, establecer una política de coalición, construir un programa mínimo y disminuir la tensión. Estoy haciendo fuerza para que se encuentre una solución en la negociación porque para Brasil Venezuela es estratégica" (El Universal, 8/4), al mismo tiempo que felicitó a Capriles Radonski por no ser parte de los “extremos”. Esto más allá de que Maduro saliera a responderle que “no hemos dejado de gobernar ni un segundo” y que “no tengo nada que negociar con nadie, aquí lo que hay es un debate, un diálogo”.

El imperialismo norteamericano no se ha quedado inmóvil sino que, con la presencia de Colombia entre los mediadores y la fuerte influencia del gobierno brasileño, y viendo que su política vía Panamá y la OEA no fructificó, espera que los mediadores de UNASUR consigan hacer avanzar a las partes en acuerdos a su medida . No es casualidad, ni acto de benevolencia del Departamento de Estado, el hecho de que Kerry haya asegurado que “su país no tomará medidas sobre la situación en Venezuela mientras estén en marcha gestiones como la que realiza Unasur para que el Gobierno y la oposición mantengan un diálogo”, pues sabe que es una buena carta que los representantes de estos gobiernos hagan el trabajo funcional a sus intereses imperialistas, esto es, comenzar a recortar los márgenes de la cierta y relativa independencia política que el gobierno de Chávez había alcanzado, más allá de que nunca llegara a romper con el imperialismo, ni siquiera a afectar seriamente sus intereses.

Se trata de una verdadera conspiración contra la clase trabajadora

Si bien desde hace meses se vienen realizando las negociaciones con los sectores empresariales cuyo resultado es pechar al pueblo trabajador, éstas se han acelerado por la presión que ejercen las manifestaciones y acciones desde febrero en adelante, dirigidas por la oposición burguesa, y específicamente por su ala más “dura”, apoyados por el imperialismo yanqui. Son los mismos sectores empresariales que siempre han estado con la oposición derechista, como es el caso de Lorenzo Mendoza, del grupo Polar, y de la propia Fedecámaras, y que estuvieron al frente en el golpe de 2002. Lo nuevo de la actual situación son las negociaciones con la mayoría del sector político de la derecha aglutinado en la MUD, con la intermediación de Unasur y el Vaticano, donde seguramente comenzarán a discutir los marcos de una transición menos traumática de la que se está viviendo, y que seguramente pactaran, más allá de que Maduro lo niegue, acuerdos donde los únicos perjudicados terminarán siendo los trabajadores y el pueblo pobre. Por eso sostenemos que todos estos acuerdos y negociaciones, en verdad de lo que se trata es de una verdadera conspiración contra la clase trabajadora.

Pongamos miles de trabajadores y trabajadoras en pie de lucha con nuestras propias demandas y métodos de lucha

Desde la LTS planteamos que sólo la intervención contundente de la clase trabajadora, en alianza con los sectores populares y campesinos pobres de nuestro país, puede parar el curso antiobrero y antipopular que toma la situación nacional, para evitar que sigan descargando la crisis económica sobre nosotros, y que la crisis política la capitalicen la oposición de derecha y el imperialismo.

Hay que exigirle a los sindicatos, federaciones y centrales que hagan asambleas en los lugares de trabajo, que convoquen encuentros obreros para juntar las luchas de las distintas empresas, con miras a un encuentro nacional de trabajadores en lucha, donde votemos un programa obrero y popular y enfrentar los ajustes pactados entre el gobierno, los empresarios y la oposición de derecha que vienen en camino. Debemos movilizarnos, con nuestros propios métodos de lucha y nuestras propias demandas, con total independencia política frente al gobierno y la oposición, y dar una salida propia de los trabajadores, planteando bien alto que la crisis la paguen los capitalistas.


Secundario Columna Izquierda


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil