Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Miércoles 4 de marzo de 2009

Campaña Nacional contra la represión a las luchas de los trabajadores

TODOS A LA MARCHA NACIONAL CONTRA LA REPRESIÓN A LOS OBREROS QUE LUCHAN Jueves 5/3 - Concentración Plaza Morelos 9 a.m.



Este Jueves 5/3 - Concentración Plaza Morelos 9 a.m.

TODOS A LA MARCHA NACIONAL CONTRA LA REPRESIÓN A LOS OBREROS QUE LUCHAN

No más Muertes y Represión a las luchas de los trabajadores

La entrada en escena de los trabajadores con las luchas por sus demandas económicas, así como en avanzados ensayos de propuestas políticas contra el orden burgués, han agudizado las posiciones de cada clase social (patronos y trabajadores), pero además han develado el carácter burgués del Gobierno Nacional.

Desde el control obrero de las refinerías de Puerto La Cruz y El Palito, la producción bajo gestión de los trabajadores de Sanitarios Maracay, pasando por las tomas de las empresas Fundimeca, Vivex, Mitsubishi, Alpina, Planta de Reciclaje de Mérida; hasta las más emblemáticas luchas por demandas socio-económicas, el Gobierno Nacional y los regionales han combatido de manera sangrienta las más altas expresiones revolucionarias del pueblo trabajador. Ha quedado claro que para el Gobierno la revolución se hace sólo al toque de la diana los días de fiesta electoral, pero cuando los trabajadores han ido más allá, cuestionando la propiedad capitalista de los medios de producción, se han encontrado con una brutal represión.

Balas contra los trabajadores y negociación con la oposición burguesa

El Gobierno Nacional se ha ufanado de no reprimir las luchas y manifestaciones populares, lo cual lo diferenciaría de los gobiernos de la Cuarta República, donde se contaron por cientos los muertos y heridos en manifestaciones. Incluso, el propio presidente Chávez ha señalado que el suyo es un “gobierno obrerista”, en alusión a que las demandas de los trabajadores se atenderían y que incluso “los trabajadores gobiernan”. Pero al comparar estas declaraciones con la realidad, vemos como la mano de seda se ha tendido para las manifestaciones –incluso fascistas- de la oposición burguesa, mientras que para las protestas de trabajadores lo que ha habido es garrote, peinilla y bala.

En sólo tres meses hemos visto morir baleados a cinco trabajadores que se encontraban luchando contra patronos nacionales y trasnacionales. En Noviembre pasado, tres dirigentes obreros de Aragua fueron asesinados por sicarios, luego de haber respaldado la toma de los trabajadores de la trasnacional colombiana Lácteos Alpina, por incumplimiento sistemático del contrato colectivo. En Enero de este año, dos trabajadores que apoyaban la toma de la trasnacional automotriz japonesa Mitsubishi, fueron baleados por la policía regional del Gobernador de Anzoátegui.

¿Por qué esta represión contra los trabajadores en lucha?

El Gobierno de Chávez, con su proyecto nacionalista burgués, intenta cerrar la crisis estructural abierta en el país desde 1989, cuando a partir del Caracazo se abrió un período de intensas luchas populares. Estas luchas hicieron explotar la forma de gobernar entonces (Pacto de Punto Fijo) y a nivel del movimiento de los trabajadores, echó abajo la vieja burocracia de la CTV, iniciando un intenso proceso de reorganización sindical que aún continúa. Chávez ha dicho claramente que él es el único capaz de domar el potro cimarrón que son los trabajadores venezolanos, garantizando la estabilidad del país y las inversiones de los empresarios nacionales y extranjeros . Este proceso de “mediación” gubernamental entre los intereses empresariales y de los trabajadores ha comenzado también a hacer crisis. En un lento proceso de desafección con el Gobierno Nacional, los trabajadores, muchas veces espoleados con el verbo encendido de Chávez, han venido tomando al toro por los cachos, cuando angustiados por la falta de soluciones a sus demandas básicas, salen a luchar y a confrontar a los capitalistas con sus métodos revolucionarios, haciendo huelgas, tomas de fábricas e incluso poniendo a producir las fábricas y empresas bajo su propio control (caso Sanitarios Maracay en 2007 y Refinerías de Puerto La Cruz y el Palito en 2003). El Gobierno, ante esta salida autónoma de los trabajadores, no sólo pretende “regular la revolución” que por momentos se le sale de las manos, sino disciplinar a los trabajadores al verdadero carácter de clase de su gobierno. Es decir, a fin de cuentas, como buen garante de los negocios empresariales, cuando los trabajadores comienzan a confrontar ellos mismos a sus patronos, la lógica del gobierno es reprimir a los trabajadores con saña, para evitar “desbordamientos” revolucionarios.

Una alianza burguesa contra los trabajadores que luchan

La más diáfana expresión política de la represión a los trabajadores que luchan, la vemos en la alianza burguesa que ha funcionado tácitamente cuando se asesinan obreros.
Así, frente al asesinato de los tres trabajadores de Aragua, la respuesta del gobierno, en boca del ministro del Interior, fue que lo sucedido era un “ajuste de cuentas entre sectores sindicales”, desconociendo que se trataba de tres consecuentes luchadores obreros, que venían de apoyar la toma de los trabajadores de la planta de Alpina. Incluso, la posición del Gobernador de Aragua, Isea, del PSUV, fue expresar que no permitiría más tomas de empresas ni “bochinches” obreros. Hasta el día de hoy la investigación de este asesinato no ha considerado la alta probabilidad del sicariato pagado por los empresarios, como se han denunciado familiares y compañeros de los fallecidos.
Cuando se asesinó a los dos trabajadores frente a la Mitsubishi, en una clara complicidad entre jueces, jefes policiales, gobierno regional y empresarios trasnacionales, el presidente Chávez dejó colar posible culpabilidad de los propios trabajadores, diciendo: “..A los trabajadores hay que llamarlos al buen juicio. Aquí en Guayana tomaron una vez una empresa, y tenían armas de fuego. ¿Por qué van a tener armas de fuego unos trabajadores?.. En el fondo los trabajadores tenían razón, pero tener una escopeta, unos revólveres, les quita la razón porque ya entran a ser delincuentes, están fuera de la ley y pueden originar una tragedia. Viene la guardia y la policía, les van a disparar. No estoy diciendo que éste haya sido el caso de Anzoátegui, no. Hubo unos disparos, no se sabe todavía donde comenzaron y aparecieron dos trabajadores muertos y eso a mí me da mucho dolor, como da dolor cualquier persona muerta”. El Gobernador Tarek William, responsable político del hecho por ser el jefe de la policía, se ha negado a destituir al Secretario de Política y al Comandante de la policía, como lo exigieron los trabajadores.
Pero lo más sintomático fue cómo este hecho, ocurrido en medio de la campaña por la enmienda, no causó ninguna condena ni repulsa por parte de la oposición de derecha, ni en Anzoátegui ni en el resto del país. Por supuesto, estaba en desarrollo la “Santa Alianza” burguesa que se activa cada vez que los trabajadores entran en escena, independientemente de los conflictos y pugnas interburguesas.

Campaña Nacional contra la represión a las luchas de los trabajadores

Se está asomando una forma brutal de amedrentamiento a los trabajadores, la cual sólo puede ser detenida por el mismo movimiento obrero. Por ello llamamos a todas las corrientes de la izquierda revolucionaria y sindical, así como a las organizaciones de Derechos Humanos a levantar una Gran Campaña Nacional contra la represión a las luchas de los trabajadores, mediante comunicados y acciones unitarias. No debemos encerrar la lucha contra la represión y los asesinatos a ramas de la industria o regiones geográficas, sino comprender que el asesinato de un obrero que lucha es una agresión brutal contra todos los trabajadores.

Diferente a lo que dice Chávez, nosotros decimos que los trabajadores tienen el derecho de organizar brigadas de autodefensa obrera contra el sicariato patronal y la impunidad fomentada desde el gobierno. Este “derecho” de clase lo tiene desde el mismo momento que los patronos arman y pagan sicarios para amedrentar y asesinar. No pueden los trabajadores ceder este derecho a la justicia burguesa, pues como hemos visto ella alienta la impunidad y con ello la desmoralización de los obreros y campesinos.

¡Fuera las policías y al Guardia Nacional de los conflictos obreros!

¡Juicio y castigo a los asesinos de los obreros de Aragua!

¡Destitución y juicio a los responsables políticos y ejecutores de la masacre de Mitsubishi: Fuera jefe de la policía de Anzoátegui, Fuera el Secretario General de Gobierno Rafael Vegas!

¡Juicio a Tarek William Saab, responsable de este crimen contra la clase obrera!

¡Por la conformación de comités obreros de autodefensa!





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil