Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / Universidad

Sábado 29 de noviembre de 2008

ELECCIONES ESTUDIANTILES EN LA UCV

Triunfo en la escuela de Sociología: “¡Ciencia social pa’ los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode!”

por Ángel Arias, Representante estudiantil electo al Consejo de Escuela


Continuando con el triunfo logrado en el referéndum del 22 de octubre –al que se llegó producto de la movilización y asambleas y Consejos Ampliados–, el pasado 7 de noviembre se obtuvo otro triunfo al ganarse el Centro de Estudiantes con el 49,7% de los votos contra 34,9% y 11,3% de las dos planchas de la derecha (Vínculo e Integración, la última influenciada por Un Nuevo Tiempo), y ser la primera lista en la representación estudiantil al Consejo de Escuela, teniendo los dos candidatos más votados, con 171 y 137 votos respectivamente.

En un escenario de fuerte y enconada división entre las dos principales fracciones de la derecha de la universidad (“100%” y “+ Unidad Estudiantil”), el chavismo recuperó en la universidad parte del terreno perdido en la elección del año pasado –marcada por lo de RCTV a mitad de año y/ por la discusión en pleno de la reforma constitucional–, al ganar unas 7 escuelas, en comparación con las 2 que tenía. El triunfo en Sociología sin embargo, es el único que no puede atribuírsele al chavismo, pues no lleva su signo, aún cuando en la unidad lograda hubiese evidentemente grupos e individualidades del chavismo.

El de Sociología es un triunfo que expresa la lucha por la democratización de la escuela y la universidad que arrancó con asambleas para exigir Consejos de Escuelas Ampliados y un referéndum democrático (con participación igualitaria de todos los miembros de la comunidad) para decidir sobre el derecho al voto (1 persona = 1 voto), sobre el derecho a postularse a la dirección (no solo los docentes con escalafones altos sino también los instructores/as) y sobre los espacios de decisión (carácter vinculante de las resoluciones de los Consejos Ampliados), lo que llevó al referéndum con la participación histórica de un 60%, y con un promedio de aprobación de las preguntas de un 65%.

La plancha Alternativo es expresión de esa unidad lograda en la lucha y de un espacio de izquierda donde priva la independencia política con relación al gobierno nacional, pues, aunque buena parte de los activistas se reivindica del chavismo crítico, la impronta de compañeros como los que conformamos Contracorriente (LTS e independientes) y varios compañeros y compañeras de izquierda que reivindican también su independencia política frente al gobierno, ha permitido un unidad de lucha y programa que no se subordina a la directrices del gobierno, a diferencia de lo que fueron los programas del resto de las planchas de la izquierda chavista en el resto de la universidad, e incluso, de lo que fueron los planteamientos levantados por el chavismo en Sociología hasta el año pasado. Por eso, los intentos de grupos del chavismo como Marea Socialista, de hacer aparecer lo de Sociología como parte del “conjunto” chavista, no se sostienen por tanto en los hechos, pues como se ve, mientras estos hablaban de universidad al servicio del “desarrollo nacional”, de “formas justas y transparentes de ingreso” y de una plancha a la FCU que “representó la unidad de la izquierda” , todo en consonancia con las líneas del gobierno nacional, otro era el planteamiento de la plancha Alternativo.

Esto se expresa claramente en por lo menos los siguientes puntos: a) la lucha decidida por la democratización radical del régimen universitario, que estaba en parte en la reforma constitucional como “atractivo” para aprobar el conjunto bonapartizante de la misma, pero que luego de derrotada la misma ha sido dejada de lado por el gobierno y ni siquiera la ha llevado adelante en las universidades que controla; b) la exigencia de ingreso libre e irrestricto a la educación superior, en contraste con los gradualismos y pactos del gobierno con la derecha que dirige las principales universidades; c) la exigencia de una universidad cuya producción de conocimientos e investigaciones esté al servicio de las necesidades de las mayorías trabajadoras y explotadas del país, a diferencia del gobierno que se lo plantea para la “producción nacional”; d) la lucha por construir un movimiento estudiantil y una universidad ligadas directamente a las luchas obreras, campesinas y populares, y por lo tanto, con completa independencia política de las corporaciones, el Estado y el gobierno, a diferencia de la izquierda chavista que asume que “estamos en revolución” y por tanto estar con los intereses de los explotados y oprimidos pasa por apoyar al gobierno; e) el rechazo a apoyar oficialmente a ninguna plancha a la federación, incluyendo “Acción Estudiantil”, la del chavismo.

No por casualidad, la consigna que más sonó al ganar el referéndum el 22 de octubre fue “¡Se va a acabar, se va acabar la democracia estamental!”, y este 7 de noviembre, a diferencia del resto de las escuelas donde ganó el chavismo, no fueron las consignas típicamente chavistas las que más sonaron, sino otras como: “¡Ciencia social pa’ los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode!”, “¡Educación primero para el hijo del obrero, educación después para el hijo del burgués!”, “¡Sociología adelante, ejemplo de combate!” “¡Vea, vea, vea que cosa más bonita, la Universidad pública y gratuita!”, “¡Y ya cambió, sociología ya cambió, y viene la transformación!”. El sentido del triunfo y su contenido en las voces de los compañeros que celebrábamos, expresa cómo empieza a abrirse paso , aunque incipientemente, una nueva camada de estudiantes de izquierda que retoman genuinamente y con plena intensidad, demandas y consignas de universidad al servicio de la revolución social anticapitalista, que no están en el horizonte político del proyecto de Chávez.

Con este triunfo se abre una oportunidad para impulsar un Centro de Estudiantes y una representación estudiantil combativa, antiburocrática, verdaderamente democrática y ligada a las luchas de la clase obrera y el conjunto del pueblo pobre. Los compañeros/as de Contracorriente, que hemos participado y aportado de lleno con nuestras modestas fuerzas, contando ahora con un compañero como representante estudiantil en el Consejo de Escuela y estrechando relaciones de trabajo común con otros compañeros y compañeras, no podemos dejar de señalar el importante papel que hemos cumplido –junto a otros compañeros y compañeras– en que Alternativo tuviera este contenido, y continuaremos con más fuerzas en esta nueva etapa del movimiento estudiantil de Sociología, donde aún queda pendiente seguir batallando por hacer respetar los resultados del referéndum y lograr la elección de un director o directora supeditado a esta perspectiva, para luchar con más fuerzas por una radical transformación democrática de la Escuela de Sociología y por que esté al servicio de la transformación revolucionaria de la sociedad capitalista, al tiempo que nuestra lucha pueda ser ejemplo alentador para otros compañeros y compañeras en otras Escuelas.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Universidad
UCV: TRAS LA VICTORIA EN EL REFERÉNDUM EN SOCIOLOGÍA




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil