Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / NACIONAL

Lunes 25 de junio de 2012

DOSSIER LA NUEVA LEY ORGÁNICA DEL TRABAJO

Una ley a espalda de los trabajadores y las trabajadoras

Por José Martínez


El “parlamentarismo de calle” y “el pueblo que gobierna” de los que tanto habla el gobierno se devela permanentemente como una completa farsa, pero más aún cuando se elaboró una nueva Ley Orgánica del Trabajo a puerta cerrada por un grupo de funcionarios y burócratas que anteponen siempre los intereses del gobierno a los de los trabajadores, y promulgada por decreto. Si alguien estuvo ausente en toda su discusión fueron precisamente los millones de trabajadores y trabajadoras que ni fueron consultados en lo más mínimo y que se enteraron del texto de la misma cuando ya empezaba a regir luego de ser decretada.

Este secretismo en todo su período de elaboración, que incluso marginó a corrientes sindicales afines al propio gobierno, está acorde con las características de un gobierno que pretende alzarse como árbitro entre trabajadores y patronos regimentando y decidiendo aquí y allá, en una clásica manera bonapartista de gobernar donde, como todo bonapartismo, busca que todos se le sometan y acaten sus decisiones, donde Chávez “decide” qué le conviene o no a la clase trabajadora. Pero la verdad es que, como explicamos en el artículo central, esta ley no es más que un entramado jurídico de cómo se establecerán de hoy en más las relaciones obrero-patronales, más allá de que ahora le hayan agregado en el nombre que es “de los trabajadores y las trabajadoras”.

Es la imposición de un régimen de normas que rige un sistema jurídico laboral que afectará a millones de trabajadores y trabajadoras, ya que, más allá de la verborragia “socialista” del gobierno, la nueva ley del trabajo se encargará de dar "seguridad jurídica" a las normas de explotación del capital sobre el trabajo. El mecanismo de su elaboración en secreto por una comisión presidencial busca reforzar entre los trabajadores que su papel y condición política es de subordinados en esta sociedad dividida en clases y sometida a la “dictadura del capital”, que a cambio de algunas pocas migajas económicas se los busca mantener inactivos políticamente, y que deleguen en la cabeza del Estado burgués el derecho a darles o quitarles derechos. Es todo lo contrario a lo que necesitan los trabajadores y trabajadoras, tanto para luchar por sus condiciones de vida, como más aún para levantarse contra el sistema en su conjunto y comenzar la construcción de una nueva sociedad sin explotación capitalista: ser una clase social con estrategia y posicionamiento político propios, conquistando derechos, y peleando la hegemonía política, mediante sus propios métodos de lucha y sus organizaciones.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Nacional
Estatutos del Sindicato Ceramista de Neuquén (Argentina)
Proyecto del Decreto sobre el control obrero
Declaración de los derechos del pueblo trabajador y explotado
La falsa eliminación de la “tercerización” en la nueva Ley del Trabajo
La farsa de la reducción de la jornada
Las restricciones al derecho a huelga en la nueva Ley y otras leyes circundantes
La injerencia estatal en los sindicatos en la nueva (como en la vieja) Ley del Trabajo
¿Cómo "distribuye el capitalismo del siglo XXI?
Leyes no hacen realidades…(O de cómo los capitalistas y su Estado pisotean los “derechos” de la clase trabajadora)
La nueva LOT: una ley que deja intactas las relaciones obrero-patronales del capitalismo




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil