Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Lunes 23 de abril de 2012

CARTAGENA, COLOMBIA

VI Cumbre de las Américas

por Isabel Infanta


El fin de semana del 14 y 15 de abril se realizó en Cartagena de Indias, Colombia, la VI Cumbre de las Américas, que reunió a mandatarios, funcionarios y empresarios de 33 países de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Desde su organización la cumbre estuvo polarizada entre los intereses de Estados Unidos, donde el gobierno de Obama se encuentra en plena campaña electoral y no quería hacer concesiones que luego tuviese que pagar con votos, y las demandas de distintos paises de América Latina y el Caribe, que busca protegerse de la crisis económica mundial y sacar provecho del declinio de la hegemonía del imperialismo norteamericano.

Clima político de negociación

Los temas calientes fueron básicamente la participación de Cuba en la cumbre, impulsada sobre todo por los países alineados con el ALBA y tibiamente reivindicada por el resto de los países latinoamericanos y caribeños, inclusive Brasil; el reclamo de Argentina por una declaración de apoyo a su soberanía sobre las islas Malvinas, que contó también con el apoyo de todos los países latinoamericanos y caribeños; y el reclamo formulado por el presidente de Guatemala y apoyado por otros paises de la región para avanzar en la despenalización de las drogas ante el fracaso de la “guerra contra el narco” impulsada por EEUU (principal consumidor de las drogas producidas en América Latina).

Los gobiernos latinoamericanos decidieron priorizar la unidad de una Cumbre obsoleta y anacrónica, subordinandose al veto de todos los temas por parte de EEUU (secundado por Canadá), contentándose con haberle “impuesto” el incómodo temario al presidente norteamericano. De esta forma, el “buen vecino” Obama se fue a casa con lo que vino a buscar: ningún cambio sustantivo, sin costos políticos. Como dice “Fernando Giraldo, ‘una América Latina mucho más distante frente a Washington, más autónoma y más independiente’ que en el pasado. ‘Estados Unidos no tiene frente a los latinoamericanos la misma posición de fuerza de antes, y le toca colocarse en un plano más horizontal. Pero sobre los asuntos de fondo sigue actuando igual, con el veto a Cuba y el silencio que guarda sobre Malvinas’” (www.elliberal.com.co). En la base objetiva de esta cuestión insisten varios analistas: “la situación política de la región no permitirá demasiados consensos en temas concretos. América Latina ha crecido en los últimos años, como el resto del mundo emergente, y la influencia de EEUU se ha debilitado” dice Rosendo Fraga. Así, la cumbre terminó sin declaración alguna.

Agenda comercial

La agenda comercial estuvo esencialmente centrada en el fomento de la transferencia de recursos del sector público al sector privado, en lo que parece haber gran consenso entre mandatarios del norte y del sur. Sin embargo, uno de los temas comerciales de mayor relevancia y que afecta los intereses de las dos economías más grandes del hemisferio, quedó en el aire.

La primera mandataria brasilera Dilma Rousseff, ya le había expresado públicamente a Barack Obama en su visita de la semana pasada a Estados Unidos su preocupación por la agresiva política monetaria proteccionista de la FED (Banco Central estadounidense), que se ha transformado en un obstáculo para la recuperación de la dinámica de crecimiento de la economía brasilera por la vía de la valorización del Real (moneda brasilera) que le hace perder competitividad. Dilma pidió que le permitan a Brasil vender productos industriales en EEUU y Obama le contestó que América Latina es una buena oportunidad para que vendan las empresas pequeñas y medianas norteamericanas.

Si bien hay negociaciones, no parece que haya acuerdos fáciles. La cuestión bilateral se continuó después de la cumbre con el viaje de Clinton a Brasilia el lunes, donde pareciera haberse tratado más una apertura brasilera que la norteamericana. En compensación, aunque sin hacer ninguna promesa, Clinton se refirió a la posibilidad de que Brasil acceda a un asiento en un futuro Consejo de Seguridad de la ONU ampliado.

La reunión bilateral de Cristina con Obama

Tras el sorpresivo pedido del mandatario norteamericano, Cristina Fernández y Barack Obama tuvieron una reunión bilateral durante la cumbre. La reunión fue a temario abierto, y trató entre otras cosas de las diferencias que tiene EE.UU. con Argentina en temas comerciales, como los incumplimientos de fallos arbitrales favorables a empresas norteamericanas.

Sin embargo, la reunión ocurre a horas apenas del estremecedor anuncio de la mandataria argentina de expropriación de las acciones de Repsol-YPF, cuestión que afecta particularmente a capitales españoles en el marco de la profunda crisis económica que afecta a ese país. De hecho, parte del argumento del Estado español es que la expropiación fue “discriminatoria”, es decir, no afectó a todos los capitales sino a los suyos solamente.

Luego del anuncio de Cristina Fernández, la comunidad internacional se dividió entre aquellos que reconocen la soberanía argentina sobre su territorio sobre todo en una rama sensible como es la energética, y los que prefieren defender el derecho a la propiedad y la estabilidad jurídica de las inversiones imperialistas. Sin embargo, EE.UU. optó por las frases vacías como “Creo que va a ser una decisión ampliamente discutida. No voy a ofrecer una opinión porque no conozco los detalles (de la expropiación)... Las decisiones tomadas por los diferentes países son decisiones que ellos deben justificar y deberán vivir con ellas” de Hillary Clinton, o la algo más subida de tono de Obama, que calificó la expropiación como “un acontecimiento negativo (que puede) desalentar aún más el clima de inversión”. Esta falta de “entusiasmo” en la detracción de la medida provocó una gran decepción por parte del Estado español. Resulta difícil pensar que una decisión así haya sido omitida de la reunión bilateral de Cartagena. Es poco probable que Argentina tome una decisión de este tipo sin contar al menos con un guiño o un acuerdo de conveniencia con el país del norte. Sin embargo, más allá de cualquier especulación al respecto, la realidad es que 17% en manos de accionistas norteamericanos no fue tocado en la movida, y se abre la posibilidad de que empresas norteamericanas puedan entrar al negocio petrolero argentino.

Las cumbres de las Américas

Muchos todavía conservan en la memoria la Cumbre de las Américas del año 2005 realizada en Mar del Plata, Argentina, organizada por el entonces presidente Kirchner. Fue la cumbre en la que se pretendió haber enterrado el ALCA y parido el ALBA. La que contó con la “cumbre de los pueblos” sesionando en paralelo y el rechazo a Bush en los encendidos discursos de Chávez, que en ese momento se encontraba en la cresta de la ola de su proyecto bolivariano.

La Cumbre de las Américas del año 2009 fue todo lo contrario. Realizada en Trinidad y Tobago, ocurría a escasos 3 meses de la llegada al poder de Barack Obama, quien venía rodeado de la mayor expectativa popular, no solamente en su país sino en todo el mundo. El protagonista natural concentraba entonces las expectativas incluso de la burocracia castrista, que soñaba con que Obama revertiría o al menos revisaría el criminal bloqueo comercial.

La Cumbre de este año fue muy distinta de las anteriores. Obama, luego de un mandato con una política poco activa y poco distinta que la de su predecesor hacia América Latina, concentró mucho protagonismo "por la negativa" con su veto a todas las iniciativas de los demás países. El bloque del ALBA, tras un decenio de pocos resultados en términos de independencia del imperialismo, pasó del máximo protagonismo a la mayor impotencia política, en el marco de la decadencia del proyecto bolivariano y las crisis domésticas que muchos enfrentan en sus países, ya no con las oposiciones de derecha sino con su propia base social en el marco de sus giros a la derecha. Así, faltaron el ecuatoriano Rafael Correa, el Nicaragüense Daniel Ortega y el venezolano Hugo Chávez (que está bajo tratamiento médico), quedando el boliviano Morales en representación del bloque. No hubo una “cumbre de los pueblos”, pero en su lugar el anfitrión Santos, importante aliado de EE.UU. en la región, inauguró lo que fue el único resultado a exhibir, la “cumbre empresarial”, mostrando que si bien no hay consenso político, sí hay buenas oportunidades de negocios para las empresas.

Una vez más sobre la integración burguesa de Latinoamérica

Hay quienes pretenden generar la idea de que en cumbres como esta, un país imperialista como Estados Unidos, histórico expoliador de los pueblos de América Latina y el Caribe, se asocia con su patio trasero en innovadoras estrategias de colaboración e integración que finalmente traerán la prosperidad por tantos años negada a millones de pobres y trabajadores. Este engaño se esconde en el lema “Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad” bajo el que se desarrolló esta cumbre. Muy lejos de esta quimera, los verdaderos socios a los que se refiere el lema son los Estados, por un lado, con los recursos políticos y económicos extraídos al pueblo trabajador, y las grandes empresas imperialistas y translatinas por otro, que vienen procurando protegerse y aprovechar la crisis económica capitalista.

Las Cumbres de las Américas, cuya primera versión fue impulsada por Bill Clinton en 1994 y apoyada por los gobiernos neoliberales de la región en la época de “relaciones carnales” con el imperialismo, tenían el objetivo de firmar el ALCA en 2005. En ese sentido, como proyecto de integración económica es completamente anacrónico. Ese hecho lo expresa la falta de resultados de las últimas tres cumbres, que demuestran que los intereses del imperialismo y los de los países semicoloniales no son coincidentes.

También ha habido intentos alternativos de integración económica de los países latinoamericanos que han dejado afuera al imperialismo para buscar una asociación que les permita a América Latina regatear en bloque, logrando mayores concesiones frente al imperialismo. Así, el ya nombrado ALBA como UNASUR, MERCOSUR, CELAC y demás asociaciones interestatales se han encontrado con dificultades importantes para avanzar, ya que los intereses nacionales y estatales de las distintas naciones tampoco son coincidentes.

Para el imperialismo, integración es sinónimo de libre comercio, y su objetivo es minimizar costos impositivos y aduaneros. En boca de la burguesía, nacional o extranjera, integración y cooperación ha demostrado ser una gran utopía, ya que el capital utiliza la competencia entre los estados para aumentar la expoliación y la productividad, y las burguesías nacionales a su vez compiten entre sí por capitales y mercados. En épocas de crisis económica esta competencia se agudiza, como también podemos ver en Europa.

Esto no solo se ve expresado cotidianamente en los regateos por las exportaciones de distintos productos entre los distintos países, sino incluso en casos como la injerencia de Brasil en apoyo a Petrobrás u Odebrecht en los conflictos con Bolivia o Ecuador hace unos años. También lo demuestra la absoluta incapacidad de poner de pié el tantas veces anunciado Banco del Sur, en el que ningún país está dispuesto a poner un peso para salvar a empresas o bancos de otros países.

Estas cumbres, que se hacen cada vez más recurrentes tanto en frecuencia como en fracasos, muestran que no es la deliberación burguesa la que terminará con el expoliación imperialista ni con la pobreza o la insatisfacción de las necesidades de la población. Solo los trabajadores y el pueblo pobre en lucha por la constitución de una Federación de Repúblicas Socialistas de América Latina podrán llevar hasta el final un proyecto verdaderamente independiente en el continente.


Anexo

La Cumbre Empresarial de las Américas

La Cumbre Empresarial de las Américas, primera edición, fue el gran éxito que pudo exhibir el anfitrión colombiano. De ella participaron Dilma Rousseff, JM Santos y Barack Obama. Apoyado técnicamente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Santos logró reunir a la crema del empresariado multinacional del continente, unas 700 empresas, para discutir junto a los mandatarios las “oportunidades de alianza público-privadas”.

En simetría con los postulados neoliberales, los documentos puestos a discusión por el BID postularon la necesidad de acrecentar la intervención estatal directa para fomentar y beneficiar los intereses empresariales, y la mayor intervención privada en los asuntos públicos. Todo un palabrerío que en resumidas cuentas significa que los Estados dispongan políticas y dinero públicos en beneficio del empresariado continental, que busca protegerse y sacar provecho en un marco de crisis económica capitalista. Transferencia lisa y llana de recursos públicos al sector privado vía inversión estatal en sectores de interés privado, a través de servicios financieros, de educación, salud, servicios básicos, vivienda, capacitación laboral, obras de infraestructura, tecnología, transporte, información, etc.

El gran modelo fue anunciado por el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del BID, y la Fundación Internacional de la Juventud (IYF) en la víspera de la Cumbre: el NEO (Nuevos Empleos y Oportunidades). La flamante iniciativa, cuyos cinco primeros “aliados privados” son nada más ni nada menos que Walmart, Caterpillar, Microsoft, CEMEX y Arcos Dorados (operadora de McDonald’s), centros universales de explotación de la juventud, promete potenciar la explotación de los sectores más oprimidos de la clase obrera, la juventud y las mujeres pobres.

Bajo el verso de “mejorar el acceso al empleo para jóvenes de hogares de bajos ingresos”, el NEO es la punta de lanza de las empresas imperialistas para redoblar las cadenas de explotación de la clase obrera latinoamericana con la complicidad de los gobiernos. Como serán los beneficios que esperan obtener bajo la forma de trabajo precario que han comprometido 37 millones de dólares en efectivo y en especie para financiar programas de capacitación, pasantías y colocación.

Una nota de color en el marco de este reaccionario foro fue la presencia de la colombiana Shakira, quien hace una década compusiera una emotiva canción en homenaje a... Fernando de La Rua (su suegro en aquel entonces). En esta oportunidad, la cantante y dueña de la fundación ALAS, intervino ante presidentes y empresarios para promocionar un nuevo modelo económico, el “filantrocapitalismo” (¡!) una nueva práctica empresarial que concibió inspirada en Warren Buffet y Bill Gates, que consiste en comprometer públicamente la donación de la mitad de sus a estas alturas incalculables fortunas. Una utopía que linda con la estupidez, en el marco de un mundo que, literalmente dominado por estas empresas, solo ha visto el incremento del hambre y la pobreza, del trabajo precario y esclavo, de la muerte por enfermedades evitables y la mortalidad infantil. El cinismo de una artista millonaria en un país con 20 millones de pobres y 8 millones de indigentes.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Internacional
Argentina / El Frente de Izquierda a una semana de la historia
Francisco en Cuba sella su alianza restauradora con el gobierno
Cinismo imperialista: EE.UU. retira a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo
Finalizó la Cumbre de Panamá: se abrió un nuevo “diálogo americano”
Una agresión del imperialismo británico
Grecia / La Troika impuso sus condiciones a Syriza
Con los trabajadores y el pueblo griego: Por la anulación de la deuda y contra los planes de austeridad
México: El Gobierno y los empresarios mexicanos cierran filas contra Ayotzinapa
Grecia/ Ante las elecciones del 25 de enero: con los trabajadores y el pueblo griego, contra los capitalistas y la Troika
Después de las masivas movilizaciones en París y toda Francia: UN FUERTE BALÓN DE OXÍGENO PARA HOLLANDE




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil