Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Noticias

Martes 6 de enero de 2009

Declaración de la LTS: ¡POR LA DERROTA DE LA OFENSIVA ISRAELÍ! ¡POR LA DESTRUCCIÓN DEL ESTADO COLONIAL Y RACISTA DE ISRAEL!



DECLARACIÓN

¡POR LA DERROTA DE LA OFENSIVA ISRAELÍ! ¡POR LA DESTRUCCIÓN DEL ESTADO COLONIAL Y RACISTA DE ISRAEL!

Desde la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS), sección venezolana de la Fracción Trotskista Cuarta Internacional (FT-CI), repudiamos la nueva ofensiva del Estado de Israel contra el pueblo palestino en la Franja de Gaza y llamamos a la más amplia y efectiva solidaridad con el pueblo palestino para derrotar este genocidio en curso. En doce días continuos de un enorme despliegue militar por aire, mar y tierra, suman casi 600 muertos y miles de heridos, siendo la mayoría de ellos civiles.

Israel: un Estado colonial y racista, patrocinado por el imperialismo

El Estado de Israel se asienta sobre un territorio cuyos ocupantes ancestrales son los palestinos. En 1948 los EEUU, como potencia vecendora en la II Guerra Mundial, propició el establecimiento del Estado de Israel en estos territorios, permitiendo y protegiendo su ocupación por colonos judíos europeos, inspirados en la ideología sionista. Desde entonces, Israel ha ocupado más y más territorios, desde Egipto hasta las fronteras con Siria, desplazando por la fuerza a millones de trabajadores y campesinos palestinos, expulsando a la mayoría de Palestina y confinando a muchos otros en la Franja de Gaza y Cisjordania.

Desde hace años, Gaza sobrevive como un verdadero ghetto. Un despiadado bloqueo económico, político y cultural la aísla del mundo. Un millón y medio de habitantes son prisioneros del ejército israelí y privados de todo: de alimentos, de combustible, de electricidad, de medicamentos, de material escolar... La población bajo el yugo de la opresión colonial bárbara desde hace sesenta años, ahora sufre un feroz “castigo” colectivo por haber votado “mal” en su elección democrática por Hamas. Llevada hasta tal punto, esta opresión anuncia el momento de la destrucción total de Palestina y particularmente de Gaza. Es una muerte lenta la que sufren los palestinos en la Franja de Gaza. Alrededor del 80 % de la población vive en el umbral de pobreza y la tasa de desempleo alcanza el 65 %. El 60 % de los niños sufren de desnutrición. La libertad de circulación entre la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén y el mundo exterior está bloqueada. Alrededor de 260 personas murieron el año pasado, ya sea porque se les prohibió atenderse en el exterior, ya sea por falta de medicamentos. La única fábrica de medicamentos está parada por la escasez de materias primas. Más de 1.500 cargamentos y containers de materias primas están varados en los puertos israelíes. Los proyectos de construcción y de desarrollo de hospitales, clínicas y establecimientos educativos están suspendidos. Los cortes de electricidad son cotidianos.

Esta odiosa barbarie sólo puede ser perpetrada gracias a la impunidad total asegurada a este Estado colonial sionista, e incluso al apoyo activo del que se ha beneficiado en el seno de la Unión Europea y EEUU. Hoy vemos como Obama, el flamante nuevo presidente gringo, consecuente con sus compromisos con los banqueros y empresarios judíos, avala este genocidio, del cual es copartícipe, financista e instigador el imperialismo de yanqui. Obama, el “candidato del cambio y presidente de la continudad” –como lo hemos definido– reconoce el derecho a “defenderse” del Estado de Israel, apenas mencionando su “preocupación” por las muertes civiles “tanto en Gaza como en Israel”(!).

¡Por la destrucción del Estado de Israel!

La verdad es que no habrá paz en la región hasta que no se acabe definitivamente con la opresión a los palestinos. Pero la obtención de sus derechos más elementales, como devolver sus tierras arrebatadas por los colonos sionistas, el retorno de los más de 6 millones de desplazados y su derecho a la constitución de una nación autodeterminada, no será posible mientras continúe existiendo el Estado sionista y racista de Israel, sustentado precisamente en la más brutal opresión (territorial, militar, económica, cultural) al pueblo palestino. Por eso, la solución al drama palestino pasa por la destrucción del Estado de Israel y la expulsión del imperialismo de la región, una lucha que no llevarán a cabo jamás las timoratas burguesías y gobiernos árabes, cuyo temor a las fuerzas obreras y populares que una lucha de estas dimensiones desencadenaría es más grande que su odio al imperialismo y al sionismo; no lo hicieron en todo el siglo XX en los momentos de mayor auge del nacionalismo burgués árabe, menos lo harán ahora. Pero tampoco lo harán las direcciones islámicas y pequeñoburguesas, como Hamas por ejemplo, que quiere imponer un Estado teocrático, excluyendo a las franjas de la población secular, cristianas y musulmanas no fundamentalistas, además de que no apuesta ni confía en la acción independiente de la clase obrera y el pueblo pobre (que puede ir desde las huelgas y movilizaciones, hasta su armamento masivo para una verdadera guerra anticolonial), y al contrario apuesta a la negociación con distintas fracciones de las burguesías y gobiernos de la región, desde los que se oponen a EEUU hasta los más proimperialistas como Egipto y Arabia Saudita. Por eso, la tarea de construir un Estado palestino laico, democrático y no racista en el territorio de la antigua Palestina (que incluye tanto el que ocupa actualmente el Estado de Israel, como Gaza y Cisjornadania), donde puedan convivir en paz árabes y judíos queda en manos de los trabajadores y trabajadoras palestinos y de los países árabes, por lo que sólo será posible alcanzarlo bajo una Palestina obrera y socialista, en la perspectiva de una Federación de Repúblicas Socialistas de Medio Oriente.

¡Redoblemos la más amplia y combativa solidaridad internacionalista con el pueblo palestino!

En esta situación donde se afinca contra Palestina una alianza imperialista, sionista y de las burguesías semicoloniales de la región, solo la más amplia solidaridad internacionalista de los pueblos y trabajadores del mundo puede ayudar a frenar esta agresión. Pero la solidaridad debe tener hechos concretos. El gobierno nacional ha expulsado del país al embajador de Israel en “solidaridad irrestricta con el pueblo palestino” como reza un comunicado oficial, siendo apenas un gesto diplomático, importante pero completamente insuficiente. El horror que padece el pueblo palestino no se detiene con gestos diplomáticos parciales: si se reconoce el Estado de Israel, se legitima la invasión que este significa y de poco valen gestos y denuncias altisonantes. La agresión de hoy, por otra parte, es posible gracias a la solvencia económica, energética y militar israelí, y eso lo que debe ser atacado. Por eso exigimos del gobierno la plena ruptura de todo tipo de relaciones con el Estado asesino de Israel, y la concreción de medidas económicas y políticas dirigidas a parar la maquinaria de guerra israelí. Por eso demandamos que ninguna gota de petróleo sea dirigida al estado sionista por parte de Venezuela así como el impulso en la OPEP del corte total de suministro de petróleo al mismo y la ruptura de los tratados comerciales del MERCOSUR con Israel.

En este momento dramático, cuando Israel dirige su “plomo fundido” contra civiles desarmados, con argumentos cínicos que sólo tienen referencia en las acciones militares nazis, ha quedado nuevamente demostrado que la única política consecuente con el pueblo palestino es el desconocimiento del Estado de Israel, que propicie su completa expulsión de los territorios palestinos, que para nosotros pasa por su destrucción en cuanto Estado enclave. Por ello exigimos al gobierno nacional de Chávez y a todos los gobiernos que se proclaman como “progresistas”, no sólo la ruptura de relaciones, sino el completo desconocimiento a un Estado genocida, racista e invasor.

Ponemos a disposición nuestras modestas fuerzas para continuar y reforzar las campañas nacionales e internacionales para que, desde la movilización en las calles de los trabajadores y el pueblo, todas las organizaciones revolucionarias, democráticas, populares y de Derechos Humanos, hagamos sentir nuestro más intenso repudio.

¡Viva la resistencia de los palestinos! ¡Frente único de las organizaciones obreras y anti-imperialistas para apoyarla, combatir el sionismo y el imperialismo opresores!

¡ABAJO LA MASACRE SIONISTA CONTRA GAZA!

¡VIVA LA RESISTENCIA DEL PUEBLO PALESTINO!

¡POR LA DERROTA DEL ESTADO RACISTA DE ISRAEL Y SU EXPULSIÓN DE PALESTINA!

¡POR LA DESTRUCIÓN DEL ESTADO GENOCIDA, RACISTA E INVASOR DE ISRAEL!

¡FUERA LOS IMPERIALISMOS YANQUI Y EUROPEO DE PALESTINA!

06-01-09

LTS

Liga de Trabajadores por el Socialismo

www.lts.org.ve / lts@lts.org.ve

LEE LA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA DE LA FRACCIÓN TROTSKISTA-CUARTA INTERNACIONAL aquí.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Información General
Maracay: Todos al Acto Nacional contra el Sicariato y la Impunidad: Jueves 04/12, 10 a.m.
Núcleo de Estudios Karl Marx - Tercera Charla Viernes 12/12 - 5:30 p.m. : Feminismo y marxismo: mujer y lucha de clases. Escuela de Sociología - UCV
Ante la muerte de Celia Hart




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil