Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / Movimiento Obrero

Martes 9 de septiembre de 2008

ELECCIONES SINDICALES EN SIDOR

Por Gonzálo González


En el marco del reciente triunfo
de los trabajadores de SIDOR,
quienes en una lucha larga y
dura consiguieron la firma del
contrato colectivo de trabajo
y la renacionalización de la
empresa, están por celebrarse
las elecciones del Sindicato de
la empresa, SUTISS.

Las lecciones
del conflicto

Si bien es cierto que el decreto
de nacionalización fue ordenado
y firmado por Chávez,
los sidoristas y el pueblo de
Guayana saben la verdad de
esta lucha, la cual sólo en su
desenlace final fue mostrada
por la prensa y la TV nacional:
Una alianza entre los gobiernos
nacional y regional, la patronal
de Techint-Ternium y la burocracia
sindical «bolivariana» de
la FSBT combatieron las justas
demandas de los trabajadores,
utilizando desde el arbitraje
ministerial del tristemente
célebre José Ramón Rivero,
hasta la peinilla y plomo de la
Guardia Nacional. Sólo cuando
estaba clara la fuerza y decisión
de lucha de los sidoristas y
cuando se perfilaba que el con-
flicto iba a rebasar los límites
de Guayana, para convertirse
en un conflicto nacional, el
gobierno «decide» la medida
de nacionalización. Chávez
intenta capitalizar el liderazgo
del conflicto, asistiendo a
asamblea en el mismo Portón
III de SIDOR, donde anuncia la
medida y presenta al nuevo ministro
del Trabajo. A partir de
allí, el gobierno ha comenzado
a administrar su derrota, cabalgando
sobre una medida tomada
forzadamente, pero presentada
como propia y como «otro logro de
la revolución bolivariana».

Inmediatamente después, Chávez
anuncia la medida de incorporación
de 890 tercerizados a la nómina
de Sidor, así como la constitución
de una Comisión de Trabajo
entre SUTISS, la nueva directiva
de SIDOR y el Ministerio del Trabajo,
para discutir el caso de los
tercerizados, con lo cual se intenta
descomprimir la situación de la
demanda de incorporar más de 8
mil trabajadores tercerizados por
SIDOR...La Comisión de trabajo
no ha avanzado, al tiempo que se
ha desatado una ola de despidos
masivos en las contratas tercerizadoras,
con el silencio cómplice de
la inspectoría del trabajo.

El gobierno ha anunciado la compra
del 50% de las acciones de
SIDOR, en manos de Techint-
Ternium hasta ahora, por la cifra de
1,65 mil millones de US$, dejando a
la trasnacional con 10% del paquete
accionario, lo cual le garantiza
presencia en la Junta Directiva, así
como la materia prima necesaria
para la continuidad operacional
de la trasnacional. Aunque recientemente,
las negociaciones se han
vuelto a trabar por nuevos reclamos
de Techint, pero donde Chávez ha
afirmado que pagará.

Estos dos hechos, junto con la presión
que comienzan a desplegar
los nuevos «gerentes bolivarianos»
contra los trabajadores de vanguardia,
demuestran que la «nacionalización
», además del impacto en el
control de la materia prima para la
construcción, funcionó también
como un trámite político para intentar
desacelerar la movilización obrera y ganar mayor control.

A fortalecer la base:
¡Comités de gestión
y control obrero!

Es en este contexto que el 09/09/2008
se realizarán las elecciones para elegir
los representantes del sindicato
de los trabajadores de SIDOR, por
lo cual para los sidoristas, lejos de
ser motivo de jolgorio, es momento
de discutir la urgencia de fortalecer
sus bases y aceitar su organización
para conquistar las demandas del
conflicto –postergadas hasta ahora-
así como las próximas luchas
por venir.

El conflicto de SIDOR mostró cómo
los trabajadores de base, junto a la
energía y voluntad incansable de
lucha de los compañeros tercerizados,
fueron el dinamo de la pelea.
Muchas asambleas se desarrollaron,
resolvieron medidas de fuerza
y organizaron su ejecución, sin la
presencia de los directivos sindicales,
quienes prefirieron esperar las
decisiones de los trabajadores y el
resultado de las batallas, antes de
tomar posición pública. Por ello un
grupo de trabajadores de base, con
quienes impulsamos el Boletín Hoja
Obrera, algunos de ellos delegados
de departamentos y otros activistas
del conflicto, han visto la necesidad
de fortalecer la base sidorista, sacando
las lecciones de las recientes
luchas que les permita avanzar en
la consolidación de un movimiento
clasista, independiente de patronos
y de gobiernos, que practique y
promueva la democracia obrera
como mecanismo de organización
de los trabajadores, decidiendo
concentrarse en la organización
de los comités de delegados y los
comités de gestión y control obrero,
como mecanismo de participación
democrática, clasista y revolucionaria de los trabajadores. Como dicen
los compañeros Cruz Hernández y
Albert Sánchez, del Departamento
de Gestión de Ordenes, «No estamos
dispuestos a embarcarnos, por
el momento, en aventuras electorales
por el solo hecho de obtener unos
puestos en la directiva, sin contribuir
a fortalecer las posiciones obreras
desde la base.»

Pero en estas elecciones también
se vota por los delegados por departamento.
Desde La Hoja Obrera
impulsamos como candidatos a Delegados
Departamentales a compañeros
trabajadores en Planos Fríos
y Calientes y en Barra y Alambrón,
con un programa clasista, revolucionario
e independiente.

Desde la Liga de Trabajadores por
el Socialismo (LTS), participamos
con todo del impulso y apoyo a esta
pelea de los compañeros.


SALIÓ LA HOJA OBRERA Nro. 2


Presentamos
aquí extractos del
contenido de la Hoja
Obrera Nº 2 donde
los compañeros
que impulsan
esta corriente han
presentado a los
sidoristas sus ideas
como candidatos
a Delegados
Departamentales
en las actuales
elecciones, para
contribuir a
construir un
plan de acción
que fortalezca al
movimiento obrero
de SIDOR, más allá
de estas elecciones.

* POR LA DEMOCRACIA OBRERA

Por el rescate de los órganos de
discusión y decisión de la base, estos son
la Asamblea General de trabajadores
y los Comités de Delegados por
departamento y gerencia. Ya basta de
decisiones «por arriba». Los dirigentes
sindicales deben ser voceros de
los trabajadores, no voceros de sus
propios intereses. Para eso hay que
rescatar los organismos de base, para
hacer disciplinar a los dirigentes a los
intereses de la mayoría.

* POR LA UNIDAD DE LA CLASE,
TODOS LOS TERCERIZADOS A
NOMINA SIDOR

Ya basta de soportar que en nuestras
narices se esté súper-explotando y
vejando a más de 8.000 compañeros.
No s o t ro s decimos: s i e s t o s
compañeros son necesarios para que
SIDOR funcione, entonces deben ser incorporados a la empresa con
todos los beneficios. Actualmente,
la tercerización sólo le sirve a
las empresas contratistas (o sea,
capitalistas) e incluso fomenta la
corrupción entre los burócratas,
mientras se abusa y se veja a más de
8 mil padres de familia.

* POR LA INDEPENDENCIA
POLITICA DEL SINDICATO Y DEMÁS
ORGANISMOS OBREROS

Los trabajadores no podemos estar
atados a patronos ni a gobiernos.
Nuestros intereses son contrarios a
los patronales y a los de los gobiernos
que mantienen la sociedad capitalista,
y por tanto necesitamos nuestros
propios sindicatos, movimientos y
organizaciones.

* POR LEVANTAR UN MOVIMIENTO
CLASISTA Y REVOLUCIONARIO

Los Sidoristas hoy somos una
referencia de lucha en todo
el país. Nuestra fuerza fue un
ejemplo, porque le doblamos
el brazo a la trasnacional y al
gobierno. Pero ese logro de la
lucha tenemos que materializarlo
en movimiento organizado,
capaz de sacar las conclusiones
de la lucha para preparar los
próximos combates. Debemos
entender que el problema no es
sólo Sidor ni Guayana y por tanto
asumir la responsabilidad de
formar una tendencia clasista y
revolucionaria que se enlace con
más trabajadores combativos
de otras empresas y sectores,
para ir conformando consejos
obreros que sean embriones de la
vanguardia obrera para la lucha
por un verdadero socialismo
revolucionario.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil