Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Historias obreras

Martes 30 de diciembre de 2014

DESPEDIDOS DE LA WRANGLER

La navidad sin empleo de Osmel


Por Milton D’León


Osmel es un trabajador que hasta febrero de este año trabajó en la empresa transnacional Wrangler durante más de veinte años. Él y muchas trabajadoras y trabajadores más, cuando ya finaliza diciembre, no solo no fueron incorporados sino que ni siquiera se les dio una debida indemnización, que corresponde por ley. Osmel y sus compañeras y compañeros de trabajo dieron la pelea, pero la directiva del Sindicato simplemente les dio la espalda, no pasó de la realización de trámites burocráticos y una que otra asamblea, pero jamás un plan serio de lucha. Llegó la navidad, y a fuerza de “matar tigres” (changas esporádicas) y trabajos temporarios y la fuerza del trabajo de su compañera de vida, consiguió al menos que en su mesa no faltara el típico plato navideño venezolano.

Me contaba Osmel en una entrevista…

Fíjese, la lucha empezó cuando empezamos a discutir el contrato colectivo. Pero cuando ya nos acercábamos para firmar el contrato se da un incendio para el 27 de febrero en la empresa que para nosotros era bastante sospechoso, pues inmediatamente se anuncian los despidos masivos, y la discusión del contrato se suspende. Se incendia misteriosamente la empresa mientras los empleados estábamos de permiso. Ahora la gran mayoría de los trabajadores estamos en la calle.

Es que el incendio se provoca cuando estábamos de vacaciones, pues fueron unos días que dieron por carnavales, y curiosamente, cuando no había trabajadores en la empresa se da el incendio, entonces todo es sospechoso. Pero lo que sorprendió también es que rapidito, los representantes de la empresa, para el día que correspondía la reincorporación de todos nosotros, luego de carnavales, es decir para el miércoles 5 de marzo, los patronos volaron para llevar una notificación al Ministerio del Trabajo para los despidos.

Con respecto al incendio ahora la cosa está más clara pues, aunque tarde, luego de dos meses, los bomberos dieron el informe en donde se afirma que hubo intervención humana en el hecho del incendio, en otras palabras, lo que se está diciendo es que el incendio fue provocado. Entonces está todo clarito, los dueños de la empresa buscan matar dos pájaros de un sólo tiro: el despido masivo y la suspensión de la discusión del contrato cuando ya estábamos cerquita de firmarlo.

Una vez el incendio nos quedamos todos en la calle, en total 130 personas, donde el 70% de quienes se quedaron sin trabajo son mujeres, con una antigüedad de 15 y 25 años, donde hay mujeres embarazadas, trabajadores con discapacidad, o con niños con discapacidad, incluso con enfermedades ocupacionales. Es decir, la empresa violó todas las normas laborales. El Ministerio del Trabajo viola también la legislación al permitir los despidos, de mujeres embarazadas, con discapacidad, con problemas ocupacionales, que supuestamente están amparados por ley y gozan de inamovilidad laboral, y más aún en un incendio donde todo es sospechoso, con circunstancias nada claras sobre cómo ocurrió.

Por eso es que nosotros creemos que en la Inspectoría del Trabajo de aquí de Caracas, pero con el visto bueno del propio Ministerio del Trabajo, se actúa en total complicidad con los patronos de la empresa para avalar los despidos, violando el derecho al trabajo y afectando a muchísimas familias. No hay otra explicación, sino dígame usted, si esto no era para que el Ministerio, si en verdad hace valer los derechos de los trabajadores, no era para intervenir inmediatamente a favor nuestro, pero hace todo lo contrario, favorece al patrono, y a nosotros padres y madres de familias, nos deja en la calle. Y nosotros estamos sin salarios desde hace más de varios meses, mientras el patrón sigue con sus ganancias.

Fíjese usted que el Ministerio del Trabajo no ha hecho nada, mejor dicho, sí ha hecho mucho, pero a favor del patrón, lo que demuestra que hay connivencia con la empresa, pues los despidos a todas luces son ilegales. Y luego nos vienen a decir que defienden a los trabajadores, puras mentiras, defienden al patrón, al empresario. Y en todos estos meses no hemos recibido ningún salario, ni la ayuda por alimentación, ningún beneficio, ni un centavo.

“No tenemos que ser los jodidos de siempre”

Las estadísticas oficiales en Venezuela hablan de baja desocupación. Algo mal andan esos cálculos estadísticos, aunque todos sabemos los criterios que se utilizan y cuán lejos están de la realidad. Más aún, en el país se mide “ocupación” y no empleo, que no son sinónimos. Un vendedor temporal callejero, sea que venda maní o que alquile telefonitos celulares de los que abundan en Caracas, según las estadísticas, está “ocupado”.

Producto de los acuerdos del Gobierno nacional con los empresarios, en el país se dieron muchos despidos. En una reunión sindical en la región industrial de Cagua, realizada por el mes de mayo, los trabajadores llegaron a denunciar que más de 20 mil estaban con calificación de despido. Bastaría hacer las cuentas, y ya para estas alturas de diciembre, tales despidos se habrían consumado o las calificaciones habrían aumentado. El despido masivo en la empresa Wrangler, y que el Ministerio favoreciera al patrón, tiene que ver con estos acuerdos con los empresarios del gobierno a nivel nacional.

El Presidente Maduro en su mensaje navideño este 24 de diciembre habló del “amor del pueblo”. Pero muchos trabajadores pasaron sus fiestas sin empleo, y aún, muchos más están con el temor que al llegar los primeros días de enero no se les renueve su contrato de trabajo. En este 2015 todo indica que será un año de ajustes económicos por la fuerte crisis que atraviesa Venezuela tal como lo hemos explicado en La Izquierda Diario.

Entonces los trabajadores y las trabajadoras del país necesitan unirse, a no quedarse en sus casas, a dar la pelea por sus derechos, por la reincorporación de todos los despidos, a defender el empleo, el salario, que la lucha es de todo. O como me decía Osmel “que nos pongamos de acuerdo, a unirnos, a agruparnos, a que no tenemos que ser nosotros los que terminamos siendo los jodidos de siempre, sobre quienes recaen las penurias, pues entonces hay que organizarse y luchar para defendernos”.


Principal


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil