Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / NACIONAL

Miércoles 3 de julio de 2013

NACIONAL

Maduro ante problemas en el frente económico: Pactos y entendimientos con los sectores empresariales

Por Milton D’ León


Como manera de resolver los fuertes problemas económicos estructurales que se vienen acumulando, como el desabastecimiento, un sobre endeudamiento externo e interno, una inflación acelerada y problemas generados por la propia manera capitalista de gobernar, al actual gobierno de Maduro no se le ha ocurrido mejor opción que recostarse sobre el sector empresarial, realizando toda una serie de acuerdos y pactos que se expresan en beneficios para la clase capitalista y no precisamente para el pueblo más allá de los discursos. Es abierta y notoria la orientación que en el plano económico está tomando el gobierno nacional, de más apertura a los sectores empresariales, realizándose un acelerado proceso de reuniones y discusiones con casi todos los sectores de la economía, desde los vinculados a la industria de la alimentación, del sector automotriz, de la industria manufacturera y hasta con los altos representantes de los medios de comunicación del país como Gustavo Cisneros y Omar Cameroy, accionistas de Globovisión.

Para el actual ministro de Finanzas, Nelson Merentes, cuya designación ha sido bien vista por todos los sectores empresariales, se trata de “la nueva política” que lleva a cabo el gobierno de Maduro, quien ha realizado reuniones con el sector empresarial para facilitarles no solo la liberación de los dólares para la importación y el aumento de los subsidios, sino también mayores acuerdos con el gobierno. De igual manera, en otras diversas reuniones con otros grupos económicos, el Vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, declaraba que se exoneraba a todo el sector Agropecuario del Impuesto Sobre la Renta, y que se liberaban del Impuesto al Valor Agregado a la importación de bienes de capital que realicen. Y para demostrar que se trata de toda una orientación nacional en el plano económico, el propio Presidente Nicolás Maduro acordó con el máximo representante de las Empresas Polar, la corporación más importante del país del sector alimenticio, Lorenzo Mendoza, expresión de lo que Chávez solía llamar de "burguesía apátrida" tras sumarse al paro sobeteo del 2002-2003. “Todo el apoyo que necesites te lo daremos, estamos listos para apoyarte y así le diremos a todo el mundo” le enfatizaba Maduro a Lorenzo Mendoza, que no sería otra cosa que la liberación de precios y las facilidades económicas necesarias para que aumente sus ganancias. Por eso, para demostrar que no se trata de simples declaraciones, Maduro autorizaba el aumento de un 20% de los productos de la leche, la carne y el queso, que en verdad es legalizar lo que ya está aumentado en las calles por estos mismos grupos empresariales. De la misma forma, viene cediendo a las peticiones empresariales prometiéndoles revisar los precios cada tres meses, ante el reclamo de que por problemas de “costos” necesitan “ajustarse".

Para el pueblo, inflación, carestía de la vida y bajos salarios

Mientras el gobierno avanza en concesiones y acuerdos con los sectores empresariales, reduciéndole impuestos, subsidiándolos, facilitándoles los dólares para su “producción” y hasta prometiéndoles “revisar” los precios periódicamente, el gobierno continúa pechando al pueblo pues ni les pasa por la cabeza exonerarlo del pago del 12% de IVA ni "revisar" los salarios y la "estructura del costo" de la vida. La inflación se sigue devorando el salario ya decaído por las recientes devaluaciones de la moneda. El pueblo sigue cargando con la alta carestía de la vida con un aumento entre enero y abril de un 15,7% de la canasta alimentaria, según datos oficiales, y si tomamos la cesta básica en su conjunto estamos frente a índices muy superiores mientras el precio de la vida en la calle se hace sentir más que lo que expresan los indicadores económicos. Mientras, los salarios de la mayoría de la clase trabajadora continúan estancados perdiendo cada día su valor real de compra, y el poco aumento del salario mínimo que recibieron los sectores que se encuentran en este nivel de ingresos, rápidamente fue devorado por el aumento acelerado de los precios.
Si a los empresarios les otorga concesiones y los exonera de impuestos, al pueblo pobre le aprieta la tuerca, exigiendo ahora que los millares de viviendas entregadas a amplios sectores desfavorecidos sean pagadas. Si el gobierno se dice realmente favorable al pueblo, lo que tendría que hacer es pechar a los grandes capitalistas imponiéndoles grandes impuestos progresivos en vez de exonerarlos, y dejar de pagar la deuda externa. Eliminar el IVA al pueblo e imponerle el control a los sectores empresariales para contrarrestar los aumentos de precios. Pero como vemos, hace todo lo contrario. Con solamente imponer los impuestos progresivos a los capitalistas y el no pago de la deuda, bastaría para financiar todos los grandes planes de vivienda que generarían empleos, y decretar un aumento general de salarios. Pero no, lo que se le pasa por la cabeza, es cumplir con los capitalistas y que los de abajo paguen con abultados impuestos como el IVA y con lo poco que ganan.

Denuncias de corrupción de uno y otro bando político salen a la luz pública de tanto en tanto en la vida nacional, y vemos cómo los de arriba se pelean en una guerra que llevan a cabo en las alturas, y mientras esto acontece, un gobierno que tiende a recostarse sobre el sector empresarial para ajustar sus cuentas y “resolver” sus “desajustes” económicos, soluciones que no llevan a otro lugar que hacerlas recaer sobre el pueblo. Por todo esto desde la LTS hemos venido insistiendo que los trabajadores y las trabajadoras, junto al conjunto de los explotados, no podemos quedarnos de brazos cruzados, que hoy más que nunca es necesaria la unidad de toda la clase trabajadora para salir a luchar y pelear por nuestras demandas (Ver artículo en este mismo periódico Un programa para luchar), al mismo tiempo que planteamos una salida obrera independiente peleando por una herramienta política de los trabajadores que luche por la independencia de clase.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Nacional
POR UNA HERRAMIENTA POLÍTICA DE LOS TRABAJADORES
UN PROGRAMA OBRERO contra la inflación y la especulación




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil