Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Jueves 19 de mayo de 2011

TSJ INTERVIENE PARA SUSPENDER LAS ELECCIONES DECANALES

¡Ni en manos de la casta profesoral, ni en manos del gobierno nacional!

Boletin La Hoja Zurda: impulsado por la LTS y estudiantes independientes


¡DEMOCRACIA DIRECTA PARA REGIR LOS DESTINOS DE LA UNIVERSIDAD!

La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió suspender las elecciones de decanos que se realizarían el próximo 20 de mayo. La sentencia emitida es en función de la demanda presentada por corrientes políticas de estudiantes, profesores y trabajadores afines al gobierno nacional, con el argumento de "la exclusión de los miembros de la comunidad universitaria en la condición de profesores instructores, jubilados y contratados, empleados administrativos y obreros”. Todas las corrientes estudiantiles del chavismo avalan la decisión del TSJ. Por su parte la casta profesoral de las autoridades universitarias y las organizaciones estudiantiles de la derecha han salido a poner el grito en el cielo por la decisión aludiendo a la autonomía.

Desde quienes impulsamos La hoja zurda (LTS y estudiantes independientes), denunciamos abiertamente la histórica violación de la autonomía por la casta profesoral y los partidos de la derecha, al permitir y promover la penetración directa en la misma del capital privado y sus intereses, pero nos oponemos categóricamente a la injerencia del Estado y el gobierno en la universidad, que también viola la autonomía. Luchamos por la democracia directa para regir los destinos de la universidad. Sólo los propios estudiantes, obreros, empleados, profesores (incluyendo los instructores y contratados) tenemos el derecho a decidir los rumbos de la universidad, junto a las organizaciones del pueblo trabajador. Y planteamos: ¡Ni en manos de la casta profesoral, ni en manos del gobierno nacional!

Defensa de la autonomía… pero ¿qué “autonomía” defienden las autoridades universitarias?

Desde el poder de la casta profesoral que propugna una Universidad para las élites, restringida y excluyente, hablar de autonomía es toda una farsa. Son los que propugnan una universidad “abierta” pero a los intereses del capital privado, mediante la injerencia directa en la definición de los contenidos de las carreras, de los proyectos de investigación; “abierta” para que estos promuevan sus productos y capten mano de obra; “abierta” para realizar sus grandes negocios con el capital nacional e internacional aprovechándose de toda la estructura universitaria. Esta casta habla de autonomía frente al gobierno pero defienden la apertura total y sin miramientos a las corporaciones empresariales. La defensa de la autonomía universitaria implica salvaguardarla de esta casta profesoral -y sus redes de corrupción-, que se apoya en un academicismo individualista para terminar defendiendo el orden social capitalista.

Los distintos grupos políticos estudiantiles de la derecha que hacen vida en la universidad, se han alineado con la casta profesoral. No es de extrañar, son grupos aupados por Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática, Primero Justicia, Copei, etc., como “100%”, “+ Unidad” o “Justicia Universitaria”, que controlan la FCU y la gran mayoría de los Centros de Estudiantes, que se abrazan con las autoridades universitarias y defienden abiertamente una universidad “autónoma” pero abierta al capital.

El gobierno y el Estado, ¿en defensa de los trabajadores y de la democracia en las universidades?

Nos oponemos a la intervención política del gobierno y del Estado en la universidad, a través del aparato judicial, pues es una clara violación a la ya limitada autonomía universitaria, por más “favorable” que parezca en la coyuntura política. Para luchar por la democratización verdadera y radical de la universidad no podemos echarnos a los brazos del gobierno ni de una instancia de poder del Estado burgués, es decir, una instancia antidemocrática. Más poder del Estado no implica más poder de los de abajo. Mientras más poder concentre el gobierno, menos poder tendrán las organizaciones de trabajadores, campesinos y estudiantes. La transformación que necesita la universidad no vendrá de las imposiciones ni las reformas que quiera imponer el gobierno. El gobierno, por más que hable de “poder popular” y de los males del capitalismo, lo que busca como proyecto estratégico es, como mucho, tratar de poner “límites” a la empresa privada, pero donde sea el propio gobierno y su Estado quien organice las relaciones de la universidad con los “sectores productivos”. Es otra cara de la misma moneda.

Es este mismo Estado que emite esta “resolución” el que sostiene esta sociedad de explotación e injusticias, y por eso permanentemente también emite sentencias contra los trabajadores y el pueblo. El TSJ es la cabeza del gran aparataje de la justicia burguesa, es el mismo sistema judicial que viene criminalizando las luchas obreras, campesinas indígenas y populares, es decir, recortando y negando las libertades democráticas de los sectores explotados. Más de 1.000 procesados por luchar, entre trabajadores, campesinos, indígenas y habitantes de los sectores populares. El sistema judicial no está funcionando como órgano “a favor de la democracia” sino a favor de una pugna política propia del gobierno nacional con la oposición de derecha, pues este TSJ habla de “democracia” en las autónomas pero no interviene en la UBV o la UNEFA, por ejemplo, para suspender la elección a dedo de las autoridades que nombra el Ejecutivo Nacional.

Es lamentable que agrupamientos que se reclaman “críticos” y “autónomos”, como Marea Socialista, Praxis, Bravo Sur, entre otros, hayan apelado al Estado burgués para que intervenga en la universidad y apoyen la intervención del TSJ, en clara violación de la ya limitada autonomía universitaria (ver su declaración conjunta en aporrea.org), pues sienta un lamentable precedente en la lucha por la democratización radical de la Universidad. Bajo el argumento de que es “favorable” tal resolución se cobijan bajo una de las instituciones del régimen burgués más reaccionarias, contradiciendo las mismas banderas que dicen levantar. Si por la vía de la movilización y la lucha se lograra el voto universal (1 persona = 1 voto) y el derecho de un trabajador o estudiante a ser autoridad universitaria, ese mismo TSJ intervendría para anular esa conquista democrática, porque una verdadera democratización afecta a todo el sistema imperante universitario, incluyendo el de la UBV, UNEFA y demás universidades controladas por el gobierno. Esto no es más que la expresión de la subordinación política y estratégica de esta izquierda al gobierno, y dentro del entramado de la polarización política entre dos proyectos que sostienen la explotación y las miserias del sistema, se niegan a librar una lucha independiente tanto de las autoridades como del gobierno nacional. Su conducta es la de una izquierda que en lugar de apostar a la movilización revolucionaria y el desarrollo del poder de los explotados y oprimidos, apuesta al poder del Estado.

Por la más completa y verdadera autonomía con respecto al capital y su Estado. Lucha independiente de la casta profesoral y del gobierno. Luchemos por la democracia directa.

La transformación de la universidad sólo puede ser llevada adelante por la autoorganización política del movimiento estudiantil junto a los obreros, empleados y profesores, totalmente independiente de todas las autoridades universitarias y del gobierno nacional. Las corrientes afines al gobierno en lugar de impulsar un movimiento real y activo, acuden al poder del Estado, incluso aduciendo cínicamente estar en “minoría” frente a “la derecha”. De nuestra parte, apostamos a poner en pie una oposición real y masiva, desde las bases, tal como impulsamos, con nuestras modestas fuerzas, desde Ingeniería, donde la asamblea de obreros de la facultad decidió tomar la lucha en sus manos. Este es el camino para desarrollar un movimiento activo contrapuesto al poder elitesco y antidemocrático de quienes gobiernan la universidad, y contrapuesto también a los que recurren al aparato del Estado.

Por eso quienes peleamos por una verdadera transformación radical de la Universidad, luchamos por la más completa autonomía con relación al capital y al (su) Estado, sea que éste esté representado por los partidos de la oposición en las universidades como por el gobierno nacional. Nos oponemos a todo intento de injerencia estatal frente a la autonomía de la universidad y paralelamente nos oponemos a que estas decisiones sigan en manos de las camarillas burocráticas que gobiernan la universidad.

Sostenemos categóricamente que, en una sociedad dividida en clases y marcada por la explotación de las mayorías trabajadoras, la lucha por una universidad al servicio de los trabajadores y trabajadoras, y el conjunto del pueblo pobre, es la manera más consecuente de guardar una “autonomía” frente a los intereses de las clases dominantes y de su Estado, bien sea en su versión neoliberal o en su versión “nacionalista” . Es decir, la autonomía que una vez sirvió para liberar a la universidad del poder reaccionario de la iglesia y los gobiernos oligárquicos, debe servir ahora para preservarla del poder burgués y ligarla a los intereses de las clases explotadas y empobrecidas por este sistema.

Una vez más queda claro que, sólo optando por una perspectiva desde los intereses de las clases explotadas y conservando la más completa independencia política frente al gobierno, es posible presentar verdaderas alternativas a esta universidad al servicio de la sociedad de clases, luchando por transformarla de raíz.


¡ABAJO LA CASTA PROFESORAL!

¡POR LA ELECCIÓN UNIVERSAL Y EL DERECHO DE TODOS A ELEGIR Y SER ELEGIDOS!

¡FUERA MANOS DEL ESTADO DE LA UNIVERSIDAD!
¡FUERA MANOS DEL CAPITAL PRIVADO DE LA UNIVERSIDAD!

¡LA LUCHA POR UNA VERDADERA AUTONOMÍA SOLO ES POSIBLE EN LA LUCHA POR
UNA UNIVERSIDAD AL SERVICIO DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO POBRE!

¡AUTOORGANIZACIÓN Y MOVILIZACIÓN POR UNA VERDADERA DEMOCRATIZACIÓN!

Miércoles, 18 de mayo de 2011





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Universidad
Ante el conflicto salarial: ¡La universidad pública no puede andar sobre la precariedad salarial de sus trabajadores!
Lea la nueva HOJA ZURDA - Boletin Estudiantil
VIDEOCONFERENCIA DESDE CHILE CON LOS ESTUDIANTES EN LUCHA
Asamblea de obreros de la Facultad de Ingeniería (UCV) se pronuncia contra las antidemocráticas elecciones de decanos, exigen el voto igualitario y el derecho a postularse y ser elegido
ELECCIONES DE DECANOS/AS: ¡ABSTENCIÓN ACTIVA!
Importante marcha de trabajadores universitarios
Triunfo en la Escuela Sociología de la UCV: “¡Ciencias sociales pa’ los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode!”
Plataforma para continuar la pelea por hacer de la Universidad un espacio verdaderamente democrático y al servicio de las luchas e intereses de los trabajadores y el pueblo pobre




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil