Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Martes 11 de septiembre de 2012

ELECCIONES 7/10

Nuestra campaña por el voto crítico en la candidato obrero Orlando Chirino es por un programa de clase contra la explotación capitalista y por un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre

LTS


Consideramos que una candidatura obrera independiente debe levantar un programa de clase contra todas las variantes burguesas, sean las nacionalistas de Chávez o las abiertamente proimperialistas como la de Radonski, levantando un programa antiimperialista y anticapitalista, un programa obrero y socialista, impulsando la movilización independiente de los trabajadores, los campesinos, los pobres urbanos y el conjunto de los sectores explotados y oprimidos. Una candidatura obrera debe ponerse al servicio de las luchas obreras, campesinas y populares que se desarrollan en el país, y debe estar ligada a la estrategia de impulsar la autoorganización de los trabajadores, y el desarrollo de los organismos de democracia directa para la lucha hacia consejos obreros y de los pobres y el conjunto de los explotados del país.

¡Salario mínimo igual a la cesta básica familiar y escala móvil de salarios!El actual salario mínimo es un salario miserable. ¡Que ningún trabajador o trabajadora gane menos de lo que cueste la canasta básica familiar! Para evitar la constante depreciación de los salarios, ¡hay que imponer una cláusula en todos los contratos y convenios de ajuste salarial mensual al aumentar la inflación!

¡Basta de trabajos precarios e inestables! ¡Abajo la tercerización! ¡Pase a nómina fija de contratados y tercerizados! ¡A igual trabajo, igual contrato! ¡Por el pleno derecho a sindicalizarse de todos los trabajadores y trabajadoras!Más allá de toda la propaganda oficial sobre el “bajo desempleo” y el supuesto “fin de la tercerización”, la realidad es que son cientos de miles, quizá millones, los que trabajan en condiciones de precariedad, tanto en las empresas privadas como en la estatales y la administración pública, con salarios por debajo de los contratos colectivos, sin estabilidad, sin puesto fijo, sin derechos sindicales, sin los derechos que establecen los contratos colectivos.

¡Control de precios por los propios trabajadores! ¡Comités de abastecimiento obrero-populares!El gobierno constantemente libera o cede el tibio control de precios que mantiene, o aplica una ley de precios en acuerdo con los empresarios, cediendo en cada momento a la sed de ganancias empresariales, pues, como lo ha confesado, su idea no es “asfixiar” a las empresas. Solo los propios trabajadores y trabajadoras y los sectores populares podemos ir hasta el final en un verdadero control de acuerdo a nuestras necesidades.

¡Reducción de la jornada de trabajo sin reducción de salario! ¡Reparto de las horas de trabajo y escala móvil de horas de trabajo! ¡Prohibición de despidos y suspensiones!El gobierno se ufana de un bajo desempleo, pero mucho del empleo es precario, gran parte es informal, entre la juventud obrera la cifra de desempleo es mucho mayor que el promedio, y además, ese “bajo” desempleo que menciona el gobierno implica que casi un millón de trabajadores están sin empleo, lo cual no tiene ninguna justificación. Para acabar realmente el desempleo debemos luchar por la reducción de la jornada sin reducción salarial, que las horas de trabajo se repartan entre todos los trabajadores y trabajadoras disponibles, y que la duración de la jornada se ajuste cada tanto mediante este reparto de horas. Cuando hay “crisis” en las finanzas capitalistas, siempre la primera opción es suspender o despedir, por eso esto debe estar prohibido, más aún pensando en los futuros impactos de la crisis mundial del capitalismo, que impactará tarde o temprano y como ocurrió entre 2009 y 2010 tanto los empresarios como el gobierno empezarán a despedir.

¡Revolución agraria! ¡Expropiación sin indemnización de todos los latifundios, sean “productivos” o no! ¡Nacionalización y reparto de la tierra! ¡Total libertad para que las organizaciones de campesinos sin tierra reorganicen la tenencia de las tierras! ¡Impulso de la producción agrícola estatal bajo control de sus trabajadores, para satisfacer las necesidades del pueblo!

¡Por una verdadera nacionalización del petróleo y el gas! ¡Expropiación sin indemnización de las transnacionales depredadoras! ¡Por una industria petrolera totalmente pública, gestionada directamente por sus trabajadores, con participación de las organizaciones populares!La “plena soberanía petrolera” es una farsa: las transnacionales imperialistas son socias y dueñas de hasta un 40% de los activos petroleros en las múltiples empresas mixtas, con contratos a más de 30 años; en el sector del gas pueden ser dueñas de más del 50% y se les subsidia al exonerárseles pago de IVA e ISLR. ¡Estamos hablando de los mismos capitales imperialistas que durante casi un siglo han estado succionando las riquezas petroleras del país! ¿No es suficiente saqueo? Por si fuera poco, el gobierno ha comprometido parte de la producción petrolera futura como forma de pago de la deuda externa. ¡Control obrero de la industria, con participación de las comunidades, para gestionar la industria de acuerdo a las necesidades obreras y populares!

¡Por una verdadera reforma urbana! ¡Basta de que millones no tengan siquiera una vivienda digna en un país con enormes riquezas!Los ultra propagandizados planes de vivienda del gobierno son un fracaso, apenas acelerados por la drástica situación dejada por las lluvias de 2010 y 2011 y la venidera coyuntura electoral. Más de un tercio de la población no tiene casa propia o la tiene en condiciones precarias. Los planes de la empresa privada por supuesto tampoco solucionan nada. No hay solución para las familias trabajadores y pobres sin la ¡expropiación de las grandes propiedades y terrenos urbanos!, ¡expropiación sin indemnización y bajo control obrero de las empresas de materiales construcción!, ¡un gran plan de construcción de viviendas controlado por los trabajadores de la construcción y las organizaciones de los sin techo, financiado con base al no pago de la deuda externa y fuertes impuestos a las ganancias empresariales y de la banca!

¡Abajo el IVA y demás impuestos que afecten el salario y el ingreso popular! ¡Fuertes impuestos progresivos a las ganancias capitalistas! En esta sociedad absolutamente desigual, donde unos pocos viven en la opulencia a costillas de la pobreza de la gran mayoría, es de lo más reaccionario pretender que “todos” paguemos impuestos. ¡Ya es suficiente con la explotación patronal, para que además debamos pagar impuestos para financiar al Estado burgués!

¡No pago de la fraudulenta y expoliadora deuda externa! La deuda externa es uno de los mecanismos de la dominación del país por los capitales imperialistas y de succión de nuestros recursos. ¡Dinero para los salarios, educación, salud y viviendas, no para capitales la banca y gobiernos imperialistas!

¡Estatización y unificación de la banca, bajo control de los trabajadores y usuarios de escasos recursos! ¡Expropiación sin indemnización de la banca imperialista y nacional!La banca es el eje neurálgico del capitalismo de nuestros días, y es al mismo tiempo el sector más parásito y vividor del sistema. Ninguna solución a las necesidades obreras, campesinas y populares es realista con las finanzas y la banca en manos privadas. Ninguna solución a los problemas de la economía nacional tiene futuro con los pulpos bancarios imperialistas o nacionales al mando de la banca. ¡El BBVA y demás bancos imperialistas, los principales bancos privados nacionales, deben ser expropiados sin indemnización para que todos esos recursos, frutos de la explotación de la clase trabajadora y de la usura, vuelvan a la sociedad!

¡Expropiación de los principales monopolios e industrias nacionales!Así como la banca, no pueden seguir existiendo monopolios como el de la alimentación y bebidas, y otras grandes industrias, que tienen en sus manos el control de aspectos vitales para la vida de las mayorías trabajadoras y para la economía del país. Estas empresas deben ser socializadas, hacerlas públicas y pasar a gestión directa de sus trabajadores, para acabar con la explotación, la especulación y el chantaje a la población que ejercen este puñado de familias ricas y explotadoras.

¡Monopolio estatal del comercio exterior!Todo comercio exterior debe pasar por las manos del estado. De este modo, el intercambio dejará de encontrarse bajo control de los monopolios privados, que regulan las importaciones y las exportaciones sin importarles los intereses del consumidor. De esta relación entre la producción nacional y el mercado mundial surgirían invalorables beneficios para las grandes masas. Así, sólo el Estado, regido por los trabajadores, controlaría realmente todo el comercio exterior en bien de la colectividad.

¡Control obrero de toda empresa que despida o amenace con cerrar! ¡Apertura de los libros contables! ¡Abolición del secreto comercial! ¡Estatización sin indemnización y bajo gestión obrera de toda empresa que cierre!Los capitalistas se adueñan constantemente del fruto del trabajo social colectivo, y cuando sus márgenes de ganancias o proyecciones de negocios están en riesgo, no tienen problemas en descargar sus intereses privados sobre la clase trabajadora y el conjunto de la sociedad, con despidos o cierres de empresas, generando desempleo y mayores necesidades sociales. Ante cualquier amenaza de este tipo, los trabajadores debemos exigir conocer la verdad de la situación y el control de la producción para garantizar los puestos de trabajo. Los trabajadores (y la sociedad en su conjunto) no tenemos menos derechos que los empresarios a conocer los libros contables, los márgenes de ganancias, los “secretos” de la empresa.

¡Basta de negocios con la salud! ¡La salud no es una mercancía! ¡Basta de mercaderes que juegan con la salud y la vida del pueblo trabajador! ¡Estatización de los laboratorios y clínicas privadas, bajo control de trabajadores y usuarios, para poner todos esos recursos al servicio del pueblo! ¡Por un sistema de salud totalmente público y de calidad, con base al no pago de la deuda externa y fuertes impuestos a los capitalistas!

¡Basta de negocios con la educación! ¡La educación no es una mercancía! ¡Abajo los subsidios estatales a la educación privada y religiosa! ¡Fuera la injerencia de la empresa privada en las instituciones educativas y universitarias! ¡Por un sistema educativo totalmente público, gratuito, masivo y de calidad! ¡Acceso libre e irrestricto a las universidades! ¡Por una educación al servicio del pueblo trabajador, y no del “mercado” ni del “desarrollo nacional” burgués!

¡Basta de criminalización de las luchas obreras y populares! ¡Por el desprocesamiento de todos los trabajadores, trabajadoras, campesinos, campesinas y luchadores indígenas y populares enjuiciados, con régimen de presentación o prohibiciones de la “justicia”! ¡Anulación de las leyes que criminalizan la protesta y restringen las libertades de organización y lucha!

¡Basta de asesinatos impunes a dirigentes obreros, campesinos y luchadores indígenas! ¡Juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los asesinatos de Richard Gallardo, Luis Hernández, Carlos Requena, Argenis Vásquez y demás obreros asesinados por sicariato! ¡Juicio y castigo a los responsables de los asesinatos de más de 300 campesinos y campesinas! ¡Comisiones de investigación independientes conformadas por las organizaciones obreras, campesinas y e indígenas!El sicariato patronal viene actuando con una gran y criminal negligencia o directa complicidad del Estado, sus Fuerzas Armadas y su “justicia”. No podemos dejar las investigaciones en manos del mismo Estado cómplice, luchemos por comisiones de investigación independientes del Estado y los patronos, conformadas por las organizaciones obreras, campesinas e indígenas, y organismos de derechos humanos, con facilidades y acceso libre a irrestricto a toda la información y diligencias necesarias para llegar hasta los culpables de estos crímenes.

¡Tierra y territorio para los pueblos indígenas! ¡Fuera ganaderos, terratenientes y proyectos empresariales desarrollistas de las tierras de los pueblos originarios! ¡Por el derecho a la autodemarcación del territorio! ¡Apoyo a la lucha del pueblo yukpa! ¡Basta de criminalización de Sabino Romero! ¡Basta de impunidad en el asesinato de indígenas yukpa!

¡Por el derecho a la autodefensa de las clases explotadas y oprimidas!Para mantener sus intereses, las clases propietarias se sirven tanto de la represión oficial estatal como de bandas y criminales para estatales. Empresarios, terratenientes y ganadero, vienen haciendo de la eliminación física de dirigentes un modus operandi. Los trabajadores y trabajadoras, organizaciones campesinas e indígenas, debemos proclamar y luchar por hacer realidad nuestro derecho a la autodefensa, tanto ante la represión estatal como la paraestatal. ¡Por la conformación de comités de autodefensa o milicias obreras, campesinas e indígenas allí donde la situación lo requiera!

¡Por la disolución de los cuerpos represivos burgueses! ¡Sustitución por milicias obreras, campesinas y populares!No hay ninguna justificación seria para que las mayorías explotadas depositemos nuestra seguridad e integridad en manos de los “cuerpos de seguridad” del Estado burgués. Son estos los que reprimen las luchas obreras y campesinas, los que en la mayoría de los casos son los organizadores de las redes de tráficos de drogas ilegales y de personas, de crimen organizado, son los mismos que amedrentan y asesinan extrajudicialmente en los barrios más pobres, y un largo etcétera. La Guardia Nacional (ahora llamada “Bolivariana” o “Guardia del Pueblo”), la Policía Nacional y demás policías, deben ser disueltas, desmanteladas y sustituidas por milicias populares y de trabajadores que se den su propio orden y disciplina para resguardar la convivencia.

¡Abajo los salarios astronómicos y privilegios de los altos funcionarios y burócratas de las empresas estatales! ¡Que cualquier integrante del ejecutivo, legislativo y judicial gane lo mismo que gane un trabajador promedio! ¡Revocabilidad de todos los cargos en cualquier momento que lo decidan los propios electores! ¡Abolición de la institución presidencial y sus poderes discrecionales!

Todo el aparato judicial está hecho a la medida de los intereses de las clases dominantes, de sus propiedades y sus privilegios. ¡Elección y revocabilidad de todos los magistrados y jueces! ¡Por jurados populares!

¡Abajo la burocracia sindical y sus métodos patoteros! ¡Por la más amplia democracia en los sindicatos y demás organizaciones de los trabajadores! ¡Basta de dirigentes que no consultan ni obedecen a las bases, que se entienden por arriba con los patronos! ¡Basta de dirigentes sindicales cómplices de los patronos y que amedrentan a los trabajadores! ¡Por sindicatos que funcionen con mandatos de las asambleas de trabajadores! ¡Por la unidad de los trabajadores, basta de división entre fijos y contratados, empleados y obreros, de planta y tercerizados! ¡Por la unidad en la organización y la lucha mediante cuerpos de delegados, comités de fábrica, comités de conflicto, basados en la democracia desde las bases!

¡Por la plena independencia de los sindicatos frente a los patronos, el Estado y el gobierno! ¡Cero intervención estatal y empresarial en la vida de las organizaciones de los trabajadores!

¡Por un genuino control obrero en las empresas básicas de Guayana y demás empresas públicas! ¡Abajo el control sobre los obreros disfrazado de “control obrero!Son las bases obreras, en asambleas, con plena democracia, sin amedrentamientos ni chantajes, sin ninguna injerencia patronal, quienes deben elegir sus delegados para defender los intereses y puntos de vista de los trabajadores contra la gerencia patronal. Elección y revocabilidad por la base de los delegados y delegadas. Control obrero sobre los planes y ritmos de producción, sobre las condiciones y medio ambiente de trabajo, sobre las finanzas de las empresas y los planes de comercialización.

¡Denunciamos la nueva Ley Orgánica del Trabajo que mantiene intacta la explotación patronal y a cambio de unas pocas reformas pretende establecer un mayor control estatal de las organizaciones sindicales y del derecho a huelga!

¡Por los derechos de la mujer trabajadora! ¡A igual trabajo igual salario! ¡Basta de abusos y acosos patronales a las mujeres en los centros de trabajo! ¡Por los derechos sexuales y reproductivos de la mujer! ¡Acceso gratuito y masivo a los métodos anticonceptivos y a la educación sexual y reproductiva científica, libre de prejuicios religiosos que terminan siempre condenando a la mujer! ¡Derecho al aborto legal, seguro y gratuito!

¡Basta de discriminación por orientación sexual! ¡Abajo los reaccionarios prejuicios de sectas religiosas, basados en la ignorancia y la intolerancia! ¡Por plenos derechos civiles, económicos y de seguridad social para la población homosexual, travesti y transexual!

¡Por medios de comunicación en manos del pueblo trabajador! ¡Ni en manos de los empresarios ni del gobierno los medios están al servicio de las luchas e intereses de los trabajadores y el pueblo pobre! ¡Control obrero y popular de los medios de comunicación a través de las organizaciones obreras, campesinas, comunitarias e indígenas!

¡Por la verdadera unidad de los trabajadores y pueblos de América Latina en lucha contra el imperialismo y las respectivas burguesías nacionales! ¡No a la estafa del Mercosur, que no representa más que acuerdos y peleas entre los capitalistas y gobiernos burgueses de cada país, tras los cuales están en muchos casos los intereses de inverisionistas y capitales imperialistas! ¡Por la solidaridad obrera, campesina y popular con las luchas en todo el continente, contra los explotadores y todos sus gobiernos! ¡Solidaridad con las luchas de los trabajadores y el pueblo colombiano! ¡Abajo la colaboración del gobierno de Venezuela con el gobierno proimperialista de Santos! ¡Repudio a la aceptación por Chávez y demás gobiernos latinoamericanos del gobierno de Lobos heredero del golpe en Honduras! ¡Solidaridad con las luchas y resistencia del pueblo hondureño! ¡Por la alianza obrera, campesina y el pueblo pobre! ¡Por gobiernos obreros, campesinos y populares en América Latina!

¡Apoyo a la rebelión de los trabajadores y pueblos en todo el mundo contra los planes de ajuste capitalista y las dictaduras opresoras! ¡No a la intervención imperialista en Siria! ¡Viva la lucha de los trabajadores y el pueblo egipcios! ¡Fuera tropas imperialistas de Irak y Afganistán! ¡Fuera tropas brasileñas, argentinas, uruguayas y bolivianas de Haití! ¡No a la ocupación de Palestina! ¡Fuera el Estado de Israel de Palestina!

¡Por un gobierno obrero y popular conquistado con la movilización y la combatividad de las mayorías trabajadoras y pobres!





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve
 
Elecciones
Elecciones Municipales: Un “triunfo táctico” del gobierno de Maduro bajo la decadencia del chavismo
Declaración política ante las elecciones municipales del 8D
En las elecciones del 14 de abril no hay opción verdaderamente independiente para los trabajadores y el pueblo pobre. Llamamos a votar nulo
En las elecciones regionales del 16D, desde la LTS llamamos a votar nulo
Un primer balance: Un triunfo del gobierno de Chávez con el fortalecimiento de la oposición patronal
Carta pública a la dirección del PSL y Orlando Chirino
La LTS en la campaña por el voto crítico en la candidatura obrera de Orlando Chirino
Se realizó el Segundo Foro-Debate por la candidatura obrera y de la izquierda en las elecciones
2º FORO DEBATE: Elecciones presidenciales, ¿Por qué apoyar un candidato obrero y de la izquierda?
Se realizó el primer Foro-Debate sobre las elecciones y por la candidatura obrera y de la izquierda




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil