Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / Universidad

Jueves 5 de marzo de 2009

Hay que movilizarse para pararles la mano

UCV: LA DECANA DE FACES Y LA DIRECCIÓN DE SOCIOLOGÍA DESCONOCEN VOLUNTAD DE LA ESCUELA

Angel Arias, Representante estudiantil en el Consejo de Escuela


Desde el triunfo del referéndum democrático de octubre del año pasado, que contó con una masiva participación (60%) y aprobó con 70% de los votos que la elección del director o directora sea por voto universal -así como la posibilidad de los docentes instructores/as a postularse (62%) y el carácter vinculante de los Consejos de Escuela Ampliados(63%)- hasta la fecha, las autoridades de la facultad –encabezadas por la decana Sary Levy- y de la escuela, no han hecho más que boicotear la concreción de la voluntad expresada por la comunidad de la escuela, arremetida reaccionaria que se concretó el pasado viernes 20/02, cuando la mayoría conservadora y de derecha del Consejo de Escuela decidió oficialmente que la elección de director/a va sin el voto universal. Por si fuera poco, la decana había montado unos “expedientes” con el claro objetivo de sancionar a algunos compañeros. ¡Movilizar es la única salida!

Una andanada de dilaciones y saboteos a la voluntad democrática de la escuela

Desde el momento mismo en que se activó las movilización contra la anunciada elección anticipada para la dirección en los parámetros antidemocráticos -aristocráticos- que han regido hasta hoy, la derecha y la dirección de la escuela procuraron boicotear cualquier proceso de debate y decisión democrática. Ni las asambleas ni los Consejos Ampliados fueron por obra de su voluntad; las comisiones conformadas por mandato de estas instancias para organizar el referéndum fueron boicoteadas con el ausentismo; la directora saliente renunció pocos días antes del referéndum para generar un “vacío institucional” que impidiera el reconocimiento formal de los resultados del mismo; luego de los resultados del referéndum, la decana, en connivencia con el secretario de la universidad, Amalio Belmonte, impuso como director a uno de los suyos, al prof. Jorge Peña; quien se encargó junto con el resto de que las sesiones del Consejo no discutieran la cuestión del referéndum... sino hasta “el próximo año”.

Todo un conjunto de maniobras para “enfriar” la situación que los había tomado por sorpresa al principio, y llegar a la decisión oficial en un escenario más favorable, como el último Consejo del viernes 20/02, teniendo de por medio la jugada de “negociar” una parte de su posición, reconociendo sí, el derecho de los instrcutores/as a postularse, con lo que buscan también profundizar la división que ya viene observándose entre el grueso de los “profesores democráticos” y los/as estudiantes.

La movilización logró el referéndum... solo con la movilización haremos que se respete

Es claro que las autoridades han podido tomar la contraofensiva por el fuerte bajón en la capacidad de movilización del estudiantado, así como gracias también a que los y las docentes que pudieron haber jugado un rol más activo, respondiendo a las medidas de fuerzas de estos con otra medida de fuerza como pudo haber sido una paralización de actividades, no lo hicieron ni lo discutieron siquiera. La “estrategia de desgaste” de las autoridades ha funcionado hasta ahora, pero es posible revertir la situación, aprovechando que el semestre está en sus inicios y que ya no se trata de simples dilaciones disfrazadas sino de una decisión oficial directa en contra de lo decidido en el referéndum.

La discusión en el “bloque del Si3”

A estas alturas del juego, es mucho más aún impostergable una discusión seria en el seno del llamado bloque del “Sí3” -el voto por el “sí” en las tres preguntas del referéndum-, porque si hemos llegado a esta correlación de fuerzas tan desfavorable, ha sido no solo por la acción de la reacción conservadora de la facultad y la escuela, sino también por “defecciones internas”. Nos referimos nuevamente a lo que alertamos al inicio de la lucha, sobre el riesgo de que los intereses corporativos profesorales hicieran que estos “flaquearan” en el camino, y a lo que insistimos sobre la necesidad de que, en el momento de reflujo de la movilización estudiantil (por las semanas seguidas de movilización, incluidas las elecciones estudiantiles, y la presión académica del fin de semestre, etc.), los y las docentes discutieran la posibilidad de un paro como medida contundente para hacer retroceder al sector antidemocrático de la escuela y la facultad, que además eventualmente pudiese reanimar y facilitar la movilización estudiantil (al rebajar la presión académica).

Los y las docentes jamás sometieron esta propuesta a discusión, y tampoco ninguna de las agrupaciones estudiantiles la acompañaron ni mucho menos lucharon por ella. Lamentablemente, solo los compañeros agrupados en Contracorriente (LTS + independientes) y algunas individualidades la sostuvimos. Hoy, cuando ya los/as instructores/as tienen reconocido su derecho a postularse -¡que fue impulsado y aprobado por todos en el referéndum, al igual que el voto universal!-, parece profundizarse esta situación de “desánimo” entre el “bajo clero” profesoral, que en realidad más que un estado psicológico estaría expresando el apego a la condición social docente que ya tiene ganada “su” reivindicación. De concretarse esto, se estaría mostrando nuevamente que resulta difícil hoy en la universidad que el movimiento estudiantil y los trabajadores/as consigamos en el profesorado algún sector aliado sólido, decididamente militante por la radical transformación democrática de la universidad. ¡Hay que construirlo!

Desde los y las estudiantes debemos redoblar los esfuerzos por lograr la más amplia movilización, al tiempo que soldar la unidad con los pocos y pocas docentes que se mantienen (y se mantengan) consecuentes, y emplazar al resto ante la vanguardia activista de la escuela y el conjunto de la comunidad, pues, no puede hacerse como si “aquí no ha pasado nada” y todos/as siguen escribiendo y dando clases sobre democratización de espacios, luchas contrahegemónicas, etc., o más aún, eventualmente aspirando cargos de dirección, mientas se comporten inconsecuentes con este derecho básico adquirido ya en referéndum.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil