Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Periódico / Movimiento Obrero

Sábado 5 de diciembre de 2009

FUERA LAS MANOS DEL ESTADO DE LOS SINDICATOS

Basta de criminalizar los conflictos obreros: Libertad plena para Rubén González y para todos los trabajadores sometidos a juicios por protestar.

Por Tendencia Clasista Revolucionaria (TCR) - Guayana


La detención del trabajador y Secretario General del sindicato de Ferrominera del Orinoco, Rubén González (con prisión domiciliar), es parte de una escalada del gobierno nacional contra la libertad y autonomía sindical, y orientada a criminalizar las protestas de los trabajadores. Hace unas semanas culminó una huelga en la FMO que paralizó las áreas de extracción de hierro, teniendo los trabajadores que enfrentar no sólo a la empresa, sino a toda la corte de “sindicalistas” gobierneros, incluyendo un ala del sindicato de la FMO, así como los diputados del PSUV y a la gobernación del estado. Luego de haber mostrado el papel de esquiroles que jugaron estos personajes y de haber logrado el reconocimiento de sus demandas por parte de la empresa, los trabajadores de la FMO levantaron la huelga, pero hoy la empresa aún no ha honrado sus compromisos, sino que incluso arremete con una arbitraria detención contra González y órdenes de aprehensión contra cinco trabajadores más, donde han participado la Fiscalía y el CICPC.

Penalizar la protesta obrera es una política del gobierno

Pero hay que recordar que hace apenas dos semanas, el Ministerio del Trabajo en el estado Anzoátegui avaló el despido de 11 directivos sindicales de la planta de Mitsubishi, prácticamente la destrucción del sindicato, luego de que estos trabajadores protagonizaran una ejemplar lucha contra la tercerización laboral y los despidos, que costó dos trabajadores muertos, baleados por la policía del gobernador de Anzoátegui en Enero pasado. Estos despidos fueron una exigencia de la trasnacional japonesa para seguir operando en el país, a la que el Gobierno bolivariano y “obrerista”, rápidamente complació. Volviendo a Guayana, vemos cómo en Sidor, varios trabajadores y ex directivos sindicales están sometidos a juicio por su participación en la paralización de Transportes Camila, una de las contratas más despiadadas y salvajes que opera en SIDOR. Igualmente, varios trabajadores de esta empresa están sometidos a régimen de presentación por haber participado en las manifestaciones contra Techint, tal como es el caso del compañero Cruz Hernández, delegado sindical de Gestión de Órdenes y miembro de la TCR-Hoja Obrera.

Como vemos, no se trata de “equivocaciones de funcionarios de bajo rango”, ni de “medidas aisladas”. Es una política bien pensada, ordenada por el propio Presidente de la República y ejecutada por sus ministros y por la Fiscalía, que busca detener el incremento de las luchas obreras que vienen asomándose en el país como un hecho novedoso desde el año pasado. Es decir, una parte de los trabajadores del país ha comenzado a salir de la lógica engañosa de “chavistas vs escuálidos” a lo cual se quiere reducir toda la política nacional, y ha comenzado a luchar por sus demandas, contra la violación de sus contratos colectivos, contra la tercerización laboral y por la gestión obrera de las empresas del estado. A este despertar del movimiento obrero, luchando por sus propias demandas, con sus propios métodos de clase, como la huelga y el paro, le tienen pavor tanto los burócratas del gobierno, como los burgueses de la oposición. Por eso han diseñado y aprobado todo un conjunto de leyes que buscan penalizar la protesta de los trabajadores y el pueblo, tal como quieren hacen con Rubén González, a quien le imputan los delitos de “agavillamiento, daño patrimonial, lesiones y violación a las zonas de seguridad del Estado”. ¿A quién defiende el Gobierno Nacional con medidas como esta? ¡Por supuesto que a los capitalistas que superexplotan a los trabajadores, tanto en empresas públicas como privadas!

Y esta penalización de la protesta obrera va acompañada de otras medidas que buscan inyectar miedo y desmoralización entre los trabajadores. La utilización de reservistas de la FAN en las líneas de producción de empresas como SIDOR es una de ellas, pues se intenta quitarles fuerza y cohesión a los trabajadores, militarizando áreas o colocando funcionarios que al momento de una protesta obrera estén obligados a romper la huelga por sus obligaciones de “defensa de la nación”. Lo repetimos: No se está defendiendo a la “nación” ni a la “patria”, sino a la explotación y la miseria.

La propia intervención del CNE en las elecciones sindicales de los petroleros, que las suspendía una y otra vez en beneficio de sector burocrático de Will Rangel, es un hecho que cercena la autonomía sindical, pero además, de forma descarada y con recursos del Estado, las autoridades de PDVSA apoyan a una plancha que propone no luchar contra el patrón, pues “estamos en el socialismo”. ¡En PDVSA estamos viendo cuales son las pretensiones del Gobierno! Son eliminar los sindicatos como organizaciones de clase y de lucha, intervenir en las organizaciones sindicales desde el Estado, eliminar la autonomía sindical involucrando a entes del Estado en la organización de las elecciones sindicales y debilitar al máximo la respuesta sindical y política de los trabajadores frente a la crisis económica. Pero la lucha por una verdadera autonomía sindical, para romper con la tutela del Estado y los partidos de los patronos, está ligada a la democracia obrera, para que seamos los trabajadores quienes decidamos en nuestras organizaciones, para recuperarlas de los burócratas sindicales traidores y ponerlas al servicio de la lucha por nuestras reivindicaciones. ¡Fuera las manos del Estado de los sindicatos!





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Movimiento Obrero
Educadores de Sucre en lucha
¡Abajo los intentos de militarización de Sidor y demás empresas de Guayana!




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil