Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Miércoles 1ro de agosto de 2012

ELECCIONES SINDICALES EN FERROMINERA DEL ORINOCO

Ganó la plancha de Rubén González: Un revés para el gobierno

Por Milton D’León


Las elecciones para el sindicato de Ferrominera en Guayana, Sintraferrominera, en la que ganara la plancha de Rubén González con una participación de más del 90% de los casi 6 mil trabajadores de la empresa ha significado un duro revés para el gobierno. Al final del conteo de las 23 mesas electorales de Puerto Ordaz y las ocho habilitadas en Ciudad Piar, Rubén González obtuvo 2.737 votos, mientras Alfredo Spooner, de la plancha del Movimiento 21 logró 2.461 votos. Spooner era el candidato del gobierno, apoyado abiertamente por el gobernador del estado, Francisco Rangel Gómez, por el canciller Nicolás Maduro y por el ex ministro del Trabajo, Rivero, en una reñida elección que esta vez se politizara mucho más que las ya clásicas elecciones sindicales de las industrias básicas de la región. No alcanzaron las promesas de casas y la entrega de terrenos realizadas por el gobernador, quien realizara campaña abierta para Spooner, y demás promesas del resto de los representantes del gobierno. Unas elecciones sindicales que venían siendo retrasadas en la búsqueda permanente de cambiar la correlación a favor del candidato oficialista, de impugnaciones de las comisiones electorales, por fin se realizaron imponiéndose Rubén González tanto en Ciudad Piar como en Puerto Ordaz donde se colocaron las 24 urnas. En un sentido general podríamos decir que cataliza el descontento de los trabajadores, quienes han sido amedrentados empezando por la propia campaña de criminalizar a Rubén González y demás ataques al viejo estilo de los cabilleros de los adecos sobre los trabajadores.

No pudieron doblegar a los trabajadores y trabajadoras

Recordemos que Rubén González estuvo preso durante más de año y medio, pocos meses después de haber liderado una huelga en la Ferrominera que decidieron en asamblea los propios trabajadores y trabajadoras de la empresa en la mina San Isidro, en julio de 2009, para exigir el cumplimiento de su contrato colectivo de trabajo. Los obreros y obreras que paralizaron las áreas de extracción de hierro, tuvieron que enfrentar no sólo a la gerencia de la empresa, sino a toda la corte de “sindicalistas” gobierneros, incluyendo un ala del sindicato de la FMO, así como los diputados del PSUV y a la gobernación del estado. Luego vino la infame sentencia de 7 años, 6 meses, 22 días y 12 horas de cárcel para Rubén González, decretado por la jueza Magda del Tribual Sexto de Juicio, en Puerto Ordaz en un juicio completamente amañado, que lo declaró “culpable” de los “delitos” de “instigación a delinquir” y “violación de zona de seguridad” por su participación en la huelga. Era una jueza de las estructuras del gobierno que cumplía cabalmente la palabra de su jefe: Hugo Chávez. Allí mismo, en Guayana, meses antes, en marzo del 2009, Chávez había lanzado una verdadera amenaza y declaración de guerra a la clase trabajadora de la zona: si hacían huelgas o paros por sus derechos, se las verían directamente con él. Pero gracias al repudio generalizado de la mayoría de las fracciones del espectro sindical y a la reacción obrera de protesta que comenzaba mostrarse en Guayana, a los dos días fue anulada la sentencia, pero aunque (para no repetir el "pero") dándole continuidad al juicio en la ciudad de Caracas donde se tiene que presentar a cada tanto tiempo. Es decir, Rubén González aún no es sobreseído en la causa abierta por la propia gerencia y el Estado.

Aprovechándose del período de reclusión de Rubén González, el que obraba como secretario de organización, Spooner -el único sindicalista en el país que se atrevió a avalar públicamente la sentencia de cárcel a González (los de la FBT dijeron vergonzosamente que no se habían enterado del hecho), se adueñó prácticamente del sindicato, un sector totalmente arrastrado ante el gobierno. Pero luego vimos cómo una vez que saliera de la cárcel Rubén González, este sector de la burocracia venía arremetiendo con métodos gansteriles para amedrentar a los trabajadores frente al proceso electoral sindical que se abriría, pues sentían que podrían ser relegados por los propios trabajadores. Temían que Rubén González pudiera ganar las elecciones y así desde la gerencia de la empresa y el gobierno tendrían nuevamente frente al sindicato un sector no obediente a sus mandatos. Recordemos como parte de este amedrentamiento el saldo trágico que ocurrió el jueves 9/6 del año pasado por la mañana antes del inicio de una asamblea de trabajadores en las puertas de la Ferrominera, justo cuando los trabajadores se aprestaban a elegir la comisión electoral para la renovación de las autoridades de Sintraferrominera. Un trabajador muerto y dos gravemente heridos ha sido el triste desenlace por la actuación de una patota armada liderada por el sector del sindicato aupado por el gobernador del estado, el gobierno nacional, y la propia gerencia de la empresa, como fue de conocimiento público. Luego del desenlace trágico, de inmediato la gerencia de la Ferrominera optó por proscribir la libertad de organización y acción de los trabajadores en la empresa, y sobre todo de los que se le oponen, al anunciar la "suspensión de toda actividad sindical", incluyendo el intento de impedir la circulación por las instalaciones de Rubén González. También dejó impune y en libertad al principal sospechoso del hecho, alguien de la patota de Spooner, y haciendo preso a otro trabajado, tomado como chivo expiatorio. Pero nada de todo esto sirvió para ganar las elecciones sindicales, resultado ganador, como ya sabemos, Rubén González.

Es hora de revertir el curso hacia una política más de clase que potencie la lucha de los trabajadores en Guayana

Desde la LTS fuimos parte activa en la campaña contra la criminalización de la protesta de los trabajadores de la Ferrominera y Rubén González, y estuvimos en la primera línea en la campaña por su liberación y sacarlo de la cárcel. Arrancar de la cárcel a Rubén González fue una importante victoria para el movimiento obrero y para los explotados y oprimidos en general. Detrás del encarcelamiento y condena a Rubén González estaba la intención de aplastar las luchas contra la explotación. Es por eso que consideramos este resultado electoral como un triunfo de los trabajadores que no se vieron amedrentados a pesar de toda las políticas antiobreras y antisindicales por parte del sector burocrático de Spooner, el gobernador y el Estado, con este resultado electoral de la plancha liderada por Rubén González.

Aunque es un triunfo contradictorio. Desgraciadamente una vez salido de la cárcel, diversos movimientos sindicales que se sumaron a la campaña por sacarlo de la cárcel, algunos de última hora, fueron un impedimento para aprovechar este importante triunfo democrático y obrero para la creación de un polo de lucha independiente tanto del gobierno nacional como de los partidos de la derecha aglutinados en la MUD. La política más desastrosa al respecto fue la impulsada por Fadess, de la que participa Orlando Chirino y el PSL junto a Pablo Castro de Un Nuevo Tiempo, Froilán Barrios del Movimiento 2-D, Carlos Navarro de Copei, Henry Arias de Voluntad Popular de Leopoldo López, para solo mencionar algunas de sus figuras más representativas, sindicalistas de la derecha claramente reconocidos por sus posiciones políticas públicamente, que fueron empujando a Rubén González a ligarse a figuras del espectro político de la derecha tal como lo vimos en la marcha de Guayana el pasado 26 de marzo del 2011 reflejado en una triste foto con Corina Machado.

Pero este triunfo de los trabajadores y de las trabajadoras de la Ferrominera demuestra que es posible, cuando los trabajadores lo deciden desde las bases, poder avanzar a constituir un polo de lucha. De nada servirá si no se avanza en no solo enfrentar a la burocracia sindical ligada al gobierno sino también en enfrentar a la podrida burocracia sindical ligada a los partidos patronales de la derecha. Se hace más urgente ahora que en Guayana se asoma una oleada de luchas por los convenios colectivos sentar las bases para avanzar a constituir un verdadero polo de lucha. Los trabajadores de la Ferrominera junto a miles de trabajadores que pelean en Guayana, pero que no se alinean ni con la burocracia del chavismo ni de la oposición patronal, están llamados a encabezar esta pelea.
En Guayana se encuentra concentrado un grueso de la clase obrera del país, y la clase trabajadora es la más grande clase social del país, y es potencialmente la más poderosa, no sólo por su número sino sobre todo por su enorme peso y posicionamiento objetivo en la producción y reproducción de la vida social. Afirmamos que sólo desde una perspectiva de clase y de independencia política se podrá alcanzar las verdaderas reivindicaciones laborales y derechos fundamentales de los explotados y explotadas, así como avanzar en el camino de constituir la fuerza social capaz de acabar con este sistema de injusticias. Por eso decimos que hay que levantar bien en alto una perspectiva obrera independiente del gobierno nacional de Chávez y de la oposición de derecha empresarial y sus partidos políticos como la MUD.





Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Movimiento Obrero
Trabajadores de Venmolca toman la fábrica
En Venmolca, un año discutiendo el contrato colectivo
Trabajadores de Empresas Polar en paro por un contrato colectivo justo
Golpe a la autonomía sindical en Sidor
Liberan a los tres obreros de SIDOR presos por luchar
Tras paro de 24 horas Maduro anuncia apretado aumento para docentes
Se realizó el Encuentro Sindical en Valencia
DECLARACIÓN FINAL DEL ENCUENTRO SINDICAL REALIZADO EL 7 DE MARZO DE 2015 EN VALENCIA
Crónica de una jornada de lucha con los trabajadores de la empresa Mini Bruno
Por salario y contrato colectivo se organiza la lucha en la empresa Mini Bruno en Santa Cruz (Aragua)




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil