Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Viernes 21 de noviembre de 2014

NACIONAL

Las leyes Habilitantes de Maduro en medio de la incertidumbre económica

Por Milton D’León


En medio de la incertidumbre económica que atraviesa el país el gobierno de Maduro lanzó entre el martes y miércoles de esta semana un conjunto de 31 leyes Habilitantes (decretos), justo antes de que venciera el plazo de un año otorgado por la Asamblea Nacional para emitir este tipo de decretos que no requieren de aprobación legislativa.

Con este paquete de medidas, que incluye nuevas normativas y reforma de otras ya existentes, el gobierno de Maduro completó durante el año que tuvo esta facultad especial, un total de 56 leyes Habilitantes.

Al momento de escribir este artículo aún las nuevas leyes no han sido publicadas en la Gaceta Oficial del Estado por lo que no se conoce a fondo su contenido y alcance a no ser aquellos enunciados realizados por el propio Presidente de la República en el momento de su aprobación en cadena nacional.

Un grueso de leyes de orden económico y reformas policiales y militares

Desde el Gobierno se declara que estas leyes deben ser consideradas como parte del llamado “sacudón” que había anunciado Maduro a principios de septiembre que comenzó con cambios a nivel ministerial. Son leyes que tratan de diversos temas, desde la reforma a la Ley de Inversiones Extranjeras, de Regionalización Integral, de Reforma a la Ley de Impuesto sobre la Renta, de Reforma al Impuesto del Valor Agregado, de Reforma del Código Orgánico Tributario, Ley de Impuestos sobre Cigarrillos y Manufactura del Tabaco, Reforma de la Ley de Impuestos sobre el Alcohol y las Especies Alcohólicas, Ley del Crédito y Financiaciones del Sector Turismo, Ley Antimonopolio, hasta Ley reforma contra la Corrupción, Reforma a la Ley orgánica de Seguridad de la Nación, Reforma de la Ley de la Fuerza Armada, Ley de reestructuración del sistema policial, Ley contra el terrorismo, entre muchas nuevas leyes y reformas de otras.

En una primera lectura parcial se puede apreciar que un grueso del conjunto de las nuevas leyes están relacionadas con temas económicos y otras de orden policial y militar. El primer gran bloque de leyes que fueron anunciadas el martes, son en su amplia mayoría de carácter económico como reformas fiscales que tienen el fin de ingresar más dinero a las arcas de la República y buscan responder a problemas que afronta el gobierno en un marco de caída de los ingresos nacionales que se producen al mismo tiempo que se observa una fuerte baja de los precios del petróleo. Al cierre de la semana pasada el precio llegó a pisar los 70 dólares por barril de crudo, retrocediendo un 25% en los últimos cinco meses, lo que ha hecho sonar las alarmas en el Gobierno. Así, por ejemplo, el contenido de las leyes en materia tributaria, buscar aumentar la recaudación de impuestos mediante aumentos de impuestos al alcohol y al tabaco, multas a los contribuyentes especiales (es decir, grandes empresas) que no cumplan con la ley, eliminar algunas exoneraciones puntuales (como la del ajuste por inflación), aumento del impuesto al valor agregado al consumo suntuoso, etc.

Se trata de la búsqueda de recursos para tratar de afrontar el año entrante tras un 2014 donde afloraron muchas de las contradicciones del gobierno en términos económicos. A la fuerte caída de las reservas, se le sumó la caída en el ingreso de las divisas, los fuertes pagos en concepto de deuda a los acreedores de Wall Street, en medio de la que ya públicamente conocida alta inflación y la escases de bienes básicos.

Es que el gobierno en este año lo que ha hecho es empujar con la barriga los fuertes problemas económicos hacia fin de año, pero sin dar respuesta de fondo a los problemas que atraviesa. Por su parte el sector empresarial sigue presionando por la liberación de la moneda que implica devaluaciones, liberación de precios y un mayor acceso a las divisas por los ingresos petroleros.

El año 2015 estará cruzado por las elecciones parlamentarias programadas para final del año, pero que ya se especula que puedan ser anticipadas, y durante el mismo pueden aflorar aún más las dificultades en todos los órdenes incluyendo el cambio de correlación de fuerzas en la propia Asamblea Nacional, poniendo al gobierno en la disyuntiva de aplicar medidas de carácter antipopular lo que podría significar perder base electoral.

Pero de continuar el desplome de los precios del petróleo, será difícil para Maduro no tener que pasar de las actuales medidas regresivas dosificadas a un ajuste directamente más antipopular.

En la búsqueda del financiamiento internacional

Mientras se anuncian las nuevas leyes Habilitantes, Nicolás Maduro daba a conocer medidas colaterales también de carácter económico, como fue la mención de que el Vicepresidente de Economía Rodolfo Marco Torres, quien también funge como ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, realizará una gira en las próximas semanas para pactar préstamos internacionales. “Tenemos muy adelantado los trabajos de financiamiento y no de endeudamiento”, añadió Maduro el martes 18 por cadena nacional, quien aseguró que la asistencia financiera internacional a Venezuela “no genera peso de deuda, pero sí desarrollo social”, lo que no sería más que un eufemismo pues resulta difícil de creer que el financiamiento extranjero no signifique endeudamiento, y no es casualidad que el Presidente sale anticipadamente a aclararlo, como siempre sin dar más detalles. La nueva reforma a la Ley de Inversiones extranjeras no está separada de la Ley de Regionalización Integral pues se trata de la creación de zonas especiales donde los inversionistas tendrán todas las “facilidades” de orden especial para “invertir”.

El nuevo viaje del Marco Torres es para complementar al reciente viaje del Canciller Rafael Ramírez con países Opep (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y no Opep con vistas de la próxima reunión del cartel petrolero el 27 de noviembre en Viena. La necesidad de mayor financiamiento busca apuntalar también las alicaídas reservas internacionales, y es por eso que recientemente acaban de ingresar 4.000 millones de dólares a estas reservas, pero no precisamente por el ingreso de divisas vía las exportaciones petroleras o producción nacional, sino oriundas del nuevo tramo de financiamiento del Fondo Chino, que se nutre de préstamos de China en su origen para ser invertidos en infraestructura, y que serán pagados por Venezuela con petróleo a futuro, es decir, comprometiendo anticipadamente la producción nacional.

Las nuevas Leyes y la cooptación de los Sindicatos

En este marco de anuncio de las nuevas Leyes, no es casualidad los que realizara hace pocos días el Presidente Maduro durante el llamado “Primer Congreso de la Clase Trabajadora” organizado por la oficialista Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST). En el acto de clausura en el que participó Maduro éste dio luz verde para aumentar el precio de la gasolina, manifestando en dicho evento que queda "Aprobada la sinceración del precio de la gasolina y dirigir el precio del ajuste para aprobado bajo los criterios del cómo lo vamos a hacer y cuándo".

No faltó entre otros anuncios de Maduro, durante este evento, el ordenar expandir el número de “milicias obreras” como parte de la Milicia Bolivariana en las empresas manifestando que serán parte fundamental en la CSBT, y arguyendo "todo esto con el fin de evitar saboteos, garantizar el funcionamiento, control de las instalaciones productivas en todo momento". Es importante recordar que esta “Milicia Bolivariana” es parte integrante del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, es decir, es integrante de la estructura militar del Estado y con orden y voz de mando del alto generalato. A buen entendedor pocas palabras bastan para comprender cuáles sería en los hechos la utilización de estas “milicias” en las fábricas y empresas del país, sobre todo cuando los trabajadores lleven a cabo huelgas o paros en reclamos de sus derechos laborales como ya lo estamos viendo en empresas como Sidor.

El gobierno de Maduro necesita cooptar a los sindicatos y se vale de las burocracias sindicales para tener una clase obrera disciplinada, por eso asiste a este Congreso donde las resoluciones del mismo apuntaron al apoyo incondicional de las políticas de ajuste del Gobierno nacional. En esto se enmarcan justamente en los llamados a “aumentar la productividad” en las empresas en base a un mayor disciplinamiento de los trabajadores aceptando las condiciones que se impone desde el gobierno como en el caso de Sidor donde se llegó al extremo, justamente con el apoyo de esta burocracia sindical, de imposición del contrato colectivo a imagen y semejanza del Gobierno nacional, y no fue casualidad la amenaza del envío de fuerzas de estas llamadas “milicias obreras” cuando justamente los obreros sidoristas estaban en huelga. Hacer aprobar en un “congreso de la clase trabajadora” oficialista el aumento de la gasolina, no es más que un hecho emblemático del apoyo a los ajustes que están por venir.

Dificilmente los trabajadores puedan encontrar efectos benéficos en estas nuevas medidas que en su conjunto más bien parecen encaminarse a descargar los efectos de la crisis en curso sobre la espalda del pueblo venezolano, más allá de que algunas reformas en cuestiones puntuales apunten a aumentar impuestos a sectores pudientes. De allí la necesidad de los trabajadores en avanzar para organizarse de manera independiente.


Principal


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil