Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Martes 22 de septiembre de 2015

ENCUENTRO EN QUITO

Maduro y Santos: larga reunión y escuetas declaraciones

Por Miltón D’Leon


Luego de casi cinco horas de reunión sostenida por los presidentes de Colombia y Venezuela este lunes en Quito, los mandatarios Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos, participaron en una conferencia de prensa en el Palacio de Carondelet, sede del gobierno ecuatoriano. Además de una concisa “declaración conjunta” de 7 puntos, se dieron escuetas declaraciones de ambos presidentes, en el que se medía cada palabra que decían cada mandatario.

Los caminos hacia una reunión prefigurada como tensa

La reunión se daba después de un mes de tensiones entre Venezuela y Colombia, Santos y Maduro se reunían cara a cara para hablar de la crisis desatada en la frontera colombo- venezolana. Es de hacer notar que la reunión reservada se dio en la casa privada de Rafael Correa y no en la sede gubernamental ecuatoriana, en la que también asistían el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez. Justamente, fue el presidente uruguayo a su arribo al Palacio Carondelet en horas de la tarde, quien había manifestado que “la filigrana para tejer este encuentro no fue sencilla y que contó con la participación de la Unasur y la Celac”.

Es que, como escribíamos hace apenas tres días en este mismo diario, para este encuentro “se buscó una llave de consenso para los mediadores, apareciendo Ecuador que junto a Uruguay armarían las articulaciones, dupla que fue aceptada por ambos gobiernos, pues también el gobierno de Maduro no venía viendo con buenos ojos al gobierno uruguayo, sobre todo por su política que tuvo en la OEA proclivemente a Colombia”. Todo esto en el marco de que los primeros movimientos de acercamientos propiciados por Brasil y Argentina no eran visto con buenos ojos por Santos, buscando apoyarse en el gobierno de Tabaré Vázquez que había venido alineándose más hacia Colombia.

Pocas horas antes de la reunión, Maduro había declarado que buscaba "iniciar un nuevo tiempo de relaciones con Colombia… de cooperación, de beneficio mutuo, de convivencia, de coexistencia de modelos, de ideas, de proyectos". Agregando que "Venimos con propuestas concretas para atender el éxodo masivo de colombianos sobre Venezuela, propuestas humanitarias de integración, de hermandad (...), vengo con propuestas concretas para construir un plan de transformación fronterizo de paz Colombia-Venezuela".

Por su parte, Santos había manifestado que "Seguiremos insistiendo en el camino del diálogo y privilegiando la diplomacia en el que siempre he creído, pero el diálogo debe ser serio, debe ser constructivo, debe ser sereno, y debe ser respetuoso. Así que vamos con ese espíritu a Quito y esperamos que así sea para bien de los colombianos y venezolanos”. Aunque recalcaba que “viajamos mañana a Ecuador con las mejores intenciones, pero sin grandes expectativas”. Hay que recordar que las cancilleres María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, de Colombia y Venezuela respectivamente, ya han tenido dos encuentros y no han podido ponerse de acuerdo.

De hecho, el encuentro por la tarde de ayer en Quito que se extendió hasta la noche, no era visto desde el punto de vista diplomático como una reunión bilateral. Como escribía un analista del diario El Tiempo de Colombia en horas de la tarde de este lunes: “En últimas, es la invitación de dos amigos, los presidentes Rafael Correa (Ecuador) y Tabaré Vázquez (Uruguay), a otros dos que tienen diferencias para que se sienten a dialogar y traten de zanjar esos inconvenientes”.

Cortas declaraciones que expresan tensiones

Muy corta fue la conferencia de prensa, así como de pocos minutos las declaraciones Maduro y Santos, sobre todo si se parte de las acostumbradas declaraciones largas del presidente venezolano como del colombiano. Incluso, Maduro no dio declaraciones al terminar la conferencia de prensa ni al propio medio estatal de televisión de Venezuela, VTV, también algo inusual en las acostumbradas entrevistas que siempre ha emitido luego de eventos importantes. Si uno de los primeros acuerdos era no dar declaraciones, o no decir nada más allá de la declaración conjunta, lo habían logrado. No querían salirse del libreto, expresando capaz que lo acordado se había amarrado con dificultades.

Primero habló Tabaré Vázquez para sostener “nos vamos reconfortados del trabajo y de la reunión que mantuvimos de la reunión de hoy”, para que luego tomara la palabra Correa que luego de hacer alusión con frases formales, fue quien se encargó de leer la declaración conjunta de siete (7) puntos, en la que se destacaban en primer lugar, “el retorno inmediato de los respectivos embajadores”, “realizar una investigación de la situación de la frontera”, así como “reunir a los equipos de ministros inmediatamente para empezar a tratar los temas sensibles de la frontera, reunión que continuará el miércoles 23 en la ciudad de Caracas”. Se acordaba también “la progresiva normalización de la frontera, la coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país”, como también “hacer un llamado al espíritu de hermandad y la unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia” y “continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay”.

Luego declaraciones de Maduro y Santos, nada cualitativas. Maduro declaraba que la reunión había sido “compleja y difícil” por los temas “delicados” que habían tratado. Sin embargo, señalaba que “esto no había detenido la discusión, que había terminado por desenvolverse bien”, y lo que “triunfó la sensatez, el diálogo”, sin especificar absolutamente nada más de la reunión misma, solamente para indicar que “que los problemas que quedaban se irían solventando a partir del cronograma de acción” que habían establecido con la reunión. Por su parte Santos confirmaba que se acordaba “restablecer las instancias para trabajar conjuntamente y así normalizar la frontera”, agregando que entiende “la preocupación de Venezuela frente a las bandas criminales, contrabando y el narcotráfico, así como le preocupa al propio Gobierno”.

Cuál será el tránsito de la hoja de ruta acordada en la reunión llevada a cabo entre Maduro y Santos este lunes y cuál es el verdadero contenido de los puntos señalados en la declaración conjunta aún está por verse. Creemos que es dificil que de allí salgan favorecidos los trabajadores y el pueblo pobre de cada país, y más aún para los pueblos que viven de ambos lados de la frontera que han venido siendo de angustias y desesperanza de ambos lados de la frontera colombo venezolana. Esto sobre todo si observamos que ambos gobiernos han buscado utilizar esta tensión abierta en función de sus respectivas políticas internas. Veremos entonces los verdaderos rumbos que tomará la situación luego de un mes de tensiones con declaraciones altisonantes desde ambos lados, en el marco de la búsqueda de distensión entre ambos países.


Principal


Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Nacional
Contra el “estado de excepción” y contra la derecha opositora
¡Basta de hacernos pagar la crisis! ¡Abajo el ajuste del gobierno y los planes destituyentes de la derecha!
Un “Congreso de la Patria” que excluye de las decisiones fundamentales al pueblo trabajador
Lecciones de las jornadas del 13 de abril de 2002
El conflicto de poderes agita las aguas en el país
Injerencismo imperialista y el antiimperialismo “declaratorio” del gobierno
Amnistía, ¿para quién(es) y para qué?
La derecha lanzó su plan destituyente
Gold Reserve: mayor dependencia y destrucción ambiental en Venezuela
El riesgo de default a la vista en Venezuela




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil