Inicio      |         En Clave Obrera      |         Temas      |         Publicaciones      |         Internacional      |         Videos      |         Contacto
 
 
Otros Artículos / Comunicados, volantes y declaraciones

Miércoles 2 de octubre de 2013

La lucha de los obreros de Sidor expresa el alto grado de la conflictividad social en el país

Sidor: los trabajadores vuelven a la huelga ante el incumplimiento gubernamental

Por Milton D’León


Cuando en altas horas de la noche del sábado 28/9 se creía que se había llegado a un acuerdo entre la gerencia de la empresa de Sidor y los más de 14 mil trabajadores que en ella laboran luego de 14 días de una huelga que había arrancado desde las bases e impuesta a las direcciones sindicales, el lunes 30/9 en horas de la noche volvía a paralizarse toda la acería. El conflicto que había surgido por las irregularidades en la hoja de cálculo salarial, el tabulador, vacaciones y prima diurna, así como el cálculo de las vacaciones, se creía zanjado y los trabajadores habían aprobado la vuelta al trabajo. Pero con el incumplimiento del presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) a la que pertenece Sidor, el General Carlos Osorio, y el presidente de Sidor, el General Javier Sarmiento, se abrió una nuevamente la paralización.

Tal cual como hace dos semanas esta vez nuevamente los trabajadores que empezaron a paralizar espontáneamente la empresa, al enterarse que desde la gerencia se desconocía lo supuestamente acordado, fueron los de las áreas neurálgicas de la empresa, como son las acerías de Planchones y Palanquillas, el área de Barra y Alambrón y el área de Laminación en Caliente. Y de igual manera, a la dirección del Sindicato no le quedó más remedio que volver a declarar una paralización de brazos caídos para una empresa que ya estaba prácticamente toda paralizada.

Nuevos vientos de lucha de los trabajadores donde los obreros de Sidor son expresión de una conflictividad mayor

Es que nuevos vientos se sienten en el país, pero esta vez no por la eterna polarización política entre el gobierno y la oposición patronal de la derecha, sino por el emerger de la lucha del movimiento obrero y de una amplia mayoría de los sectores asalariados. Los obreros de la empresa siderúrgica Sidor es solo una parte de un conjunto de procesos de lucha por recomposición salarial, deudas laborables y por contrato colectivo que se vienen expresando en distintas partes del país, donde además de los sectores industriales como los del hierro y del aluminio, también están los trabajadores de la educación del magisterio, y de obreros del sector privado, entre otros. Es que una alta inflación, la devaluación de la moneda, el desabastecimiento y la alta carestía de la vida golpea el salario del conjunto de la clase trabajadora y ha decidido salir a luchar por lo que le pertenece y sus demandas.

En este marco la lucha de los trabajadores sidoristas se vuelve a arreciar tras el incumplimiento del gobierno, e imponen una lucha desde las bases, demostrando así cómo con nuestros propios métodos de lucha es que se puede defender el salario y las condiciones de vida ante la inflación galopante, la especulación de empresarios y comerciantes y la negativa de los patrones privados y públicos a dar aumentos que cubran el costo de la vida y a discutir y cumplir las contrataciones colectivas de trabajo. En Sidor se encuentra uno de los batallones más concentrados y fuertes de nuestra clase. Entre esos más de 14 mil trabajadores, gran parte son los mismos que, movilizados, lograron echar a la transnacional Terniun/Techint e imponerle al entonces gobierno del fallecido Chávez la nacionalización.

Al igual que la mayoría de la clase obrera y el conjunto del pueblo trabajador de nuestro país, los sidoristas vienen padeciendo el deterioro veloz del salario, el alza del costo de la vida, deudas salariales y la negativa patronal a discutir un contrato de trabajo vencido hace más de tres años. Cansados de una burocracia sindical servil a la gerencia y al gobierno, desde la base estalló el descontento acumulado, y tal como en 2007-2008, volvieron a la lucha directa. Esta vez arrancando su lucha desde las bases e imponiéndole la lucha a la burocracia sindical que en sus inicios tuvo intentos de oponerse al mismo, pero, para no perder el control total de la situación y verse totalmente sobrepasada tuvo que ceder y “ponerse al frente”, planteando lo que las bases movilizadas y en asambleas han venido exigiendo.

Es que como declarara el delegado departamental Cruz Hernández de la Tendencia Clasista [1], “hay un estallido en Sidor, que no es solamente por la parte socioeconómica, es también con lo que tiene que ver con la administración de la empresa, donde se organizan grupos de choque para amedrentar a los trabajadores, que los organizan los militares a quienes el gobierno ha dado su administración, quienes permanentemente están intimidando a los trabajadores, pero nosotros hemos rechazado sin miedo las amenazas de los militares”.

Una lucha que intenta ser desprestigiada desde el gobierno de Maduro

Desde el gobierno de Nicolás Maduro y todo su encumbrado tren ministerial no se les ha ocurrido otra idea que salir a desprestigiar la lucha de los obreros de Sidor con las acusaciones más burdas. Primero, el Presidente buscó descalificar la huelga, argumentando que era obra de “un grupo de sindicalistas”, o de manera más despectiva, de un puñado de dirigentes que practicaban el “sindicalerismo”. Pero la crítica malintencionada no tenía ningún asidero, porque precisamente la dirigencia sindical del Sindicato de Sidor, es abiertamente progubernamental y al contrario de impulsar la lucha, primero buscó oponerse, y luego tuvo que ir a rastras de la movilización desde abajo. Por ejemplo, José Luis Hernández, presidente del SUITSS, es pieza del PSUV y fielmente pro-gobierno; José Meléndez, secretario de organización, de la plancha Alianza Sindical, también es del PSUV y de Marea Socialista, tiene ya historial comportándose más como representante de la empresa ante los trabajadores que como dirigente obrero. Como perla basta mencionar el ejemplo cuando el propio presidente del SUITSS llamó el sábado 28/9 a felicitar al General Carlos Osorio y que había que levantarlo en alza por “el acuerdo alcanzado”.

Luego Maduro salió a contraponer la lucha de los trabajadores sidoristas con el interés del país: “Sidor no les pertenece, le pertenece al pueblo de Venezuela”, decía, como si los obreros estuviesen pidiendo cooperativizar la empresa para ellos o que dejara de ser pública, ¡cómo si por lo que estuvieran luchando no fuera algo tan elemental como es el derecho a exigir a una empresa donde hay explotación como en cualquier otra empresa del país!

Pero el golpe más bajo y canallesco llegó el martes 1/10 cuando tuvo la desfachatez de sostener que tras la huelga de los obreros de Sidor estaba la embajada norteamericana mientras anunciaba la expulsión del país de tres representantes diplomáticos de Estados Unidos, sosteniendo que dichos diplomáticos tienen “mucha actividad en Guayana. Mucho oído en Sidor (...) no vamos a permitir que un grupo traiga dinero y paren las industrias”. Una desfachatez total que es repudiada completamente por los trabajadores, como declarara Cruz Hernández de la Tendencia Clasista, “(es) una huelga genuina, en ningún momento se le puede adjudicar factores de afuera, los trabajadores ven como ridículo y cínico lo que hace Maduro de ligar a la CIA y a la Embajada norteamericana con la pelea de los obreros, en verdad lo que busca el gobierno es querer tapar las luchas que se vienen dando en Sidor y en otras empresas como en Ferrominera, en Orinoco Iron, en Venprecar, es un descaro total del gobierno tales afirmaciones. Los trabajadores rechazamos esas amenazas del gobierno”.

Un triunfo de los obreros de Sidor marcará una nueva dinámica de las luchas obreras

El gobierno se niega a darles el triunfo a los trabajadores. Son conscientes de que si los obreros de Sidor ganan esta pelea con seguridad marcará una nueva dinámica de la lucha de clases en el país. Es que entramos en tiempos en los que los explotados pueden comenzar a luchar con más decisión y fuerza en los distintos lugares de trabajo, fábricas y empresas, y frente a esto se hace necesario desarrollar cada vez más la pelea con nuestros propios métodos de lucha, en luchas que seguramente serán duras como demuestra Sidor. Por eso, aceptar la mentira y el chantaje gubernamental de que estas luchas “convienen” a la oposición, sería aceptar que los únicos facultados para intervenir con fuerza en la vida nacional son el gobierno y la oposición, y negar el derecho de la clase trabajadora a hacerse sentir en la escena nacional con sus propias demandas y sus propios intereses.

En la actual situación, es clave que los trabajadores consigamos dotarnos de nuestras propias herramientas políticas, con independencia de clase frente al gobierno y a la oposición, que ubique a la clase trabajadora en un nivel superior y le permita mostrar una salida distinta a la crisis, una programa obrero y popular con el cual disputar tanto a la oposición como al gobierno;¡lo que más conviene a los explotados es llegar con sus fuerzas bien ejercitadas, con sus músculos fuertes por cada lucha librada, fortalecidos en su capacidad de pararle la mano a los abusos y planes patronales! ¡La lucha de los obreros de Sidor apunta en ese sentido!

[1Corriente sindical de izquierda al interior de Sidor (impulsada por trabajadores de base y cuyo principal referente es Cruz Hernández, delegado departamental), que la LTS ha apoyando desde su surgimiento desde dentro y fuera de la empresa






Escribe tu mensaje aquí:

Nombre
Correo
Comentarios


Email : lts@lts.org.ve

 
 
Movimiento Obrero
Trabajadores de Venmolca toman la fábrica
En Venmolca, un año discutiendo el contrato colectivo
Trabajadores de Empresas Polar en paro por un contrato colectivo justo
Golpe a la autonomía sindical en Sidor
Liberan a los tres obreros de SIDOR presos por luchar
Tras paro de 24 horas Maduro anuncia apretado aumento para docentes
Se realizó el Encuentro Sindical en Valencia
DECLARACIÓN FINAL DEL ENCUENTRO SINDICAL REALIZADO EL 7 DE MARZO DE 2015 EN VALENCIA
Crónica de una jornada de lucha con los trabajadores de la empresa Mini Bruno
Por salario y contrato colectivo se organiza la lucha en la empresa Mini Bruno en Santa Cruz (Aragua)




Escríbanos a lts@lts.org.ve

La Liga de Trabajadores por el Socialismo de Venezuela integra la FT-CI (Fracción Trotskista - Cuarta Internacional), junto al PTS ( Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, Clase contra Clase del Estado Español, Clase contra Clase de Chile y la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil